Deporte y Negocio

El 'Rey Midas' tailandés que llevó a los 'zorros' a conseguir lo imposible

Vichai Srivaddhanaprabha ha encontrado la muerte a los 60 años en un trágico accidente de helicóptero. El suceso ha dejado conmocionado al Reino Unido y al mundo del deporte, al que siempre estuvo ligado. Su nombre, casi impronunciable para un occidental, es su mejor carta de presentación: podría traducirse como 'luz de gloria progresiva', y fue durante mucho tiempo sinónimo de éxito tanto en los negocios como en el fútbol.

Nacido en Bangkok (Tailandia) el 4 de abril de 1958, durante su juventud acumuló prestigio como jugador de polo hasta que su ojo clínico para las inversiones le llevó a fundar la compañía King Power Duty Free, cadena de comercios aeroportuarios que le hizo dueño de una inmensa fortuna.

Los méritos adquiridos por la marca la hicieron acreedora de la Orden Real del país asiático, concedida en diciembre de 2009 en una solemne ceremonia a la que fue invitado. En la cúspide de su carrera empresarial y reconocido como el séptimo hombre más rico de Tailandia, gastó 30 millones de euros en 2010 para comprar el club de fútbol Leicester FC como quien compra un mechero.

El equipó replicó su 'luz gloriosa' en el campo

En aquel momento el magnate asiático era poco menos que ignoto para la sociedad británica, pero tardó poco en meterse a la pasional afición del equipo en el bolsillo. Apenas un lustro después de su desembarco en el estadio de los foxes (zorros), contrató al entrenador italiano Claudio Ranieri. La decisión fue un acierto de tal calibre que dejó boquiabierto al fútbol europeo y demolió la jerarquía de la Premier League.

Con la batuta de Ranieri, el Leicester, cuyo bagaje se reducía a un par de copas inglesas en los años 60 y 90, se proclamó campeón de liga, en una temporada de ensueño en la que la hinchada vibró con las actuaciones de jugadores como Mahrez y Vardy. Futbolistas que, como Srivaddhanaprabha, pasaron de perfectos desconocidos a celebridades.

Uno de ellos, el portero danés Kasper Schmeichel (hijo de Peter, leyenda de la portería del Manchester United) fue testigo presencial del siniestro que le costó la vida al potentado tailandés. Cuentan los que estuvieron allí que el alto e imponente guardameta rompió en un desesperado llanto al ver cómo el helicóptero estallaba en llamas.

Deja viuda (Aimon) y tres hijos: Apichet, Aroonroong y Aiyawatt. Su hija Voramas, que iba con él en el helicóptero, también ha resultado fallecida.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin