Deporte y Negocio

Así es el último proyecto empresarial de Silvio Berlusconi en su regreso al fútbol de la mano del Monza 1912

  • Ha adquirido el 100% de las acciones del club por cerca de tres millones de euros
  • Como en el Milán, el responsable de la gestión deportiva es Adriano Galliani
  • Paolo Berlusconi y el CEO de Fininvest están en el Consejo de Administración
Foto: Getty.
Madrid

El fútbol italiano no se entendería en el último trienio sin la figura de Silvio Berlusconi. El exprimer ministro del país transalpino fue dueño, durante 31 años, del AC Milán hasta que en abril de 2017 decidió dar un paso a un lado vendiendo sus acciones al grupo empresarial Rossoneri Sport Investment Lux. Año y medio después, el ex 'Cavaliere' ha vuelto al deporte rey al comprar el 100% del Monza 1912, un club de tercera división italiana al que pretende relanzar hasta la élite del fútbol.

La noticia que involucraba al club del norte de Italia y a Berlusconi venía siendo un rumor durante los últimos días, pero el pasado viernes el propio grupo al que pertenece el empresario y está dirigido por su hija Marina, Fininvest, lo hizo oficial a través de un comunicado. El holding de la comunicación adquiría la totalidad de las acciones de la Società Sportiva Monza 1912 por una cantidad cercana a los tres millones de euros, según varios medios italianos.

Junto al exprimer ministro, en el equipo también ha desembarcado su estrecha mano derecha en el plano deportivo, Adriano Galliani. El directivo es el nuevo consejero delegado, mismo puesto que ocupó en el Milán, y el encargado de toda la gestión deportiva que trate de relanzar al club. Un conjunto que le es conocido, pues el directivo nació en Monza y desde 1984 a 1986 fue vicepresidente del equipo, hasta que Berlusconi decidió llevarle a la capital lombarda.

Pero Galliani no llega solo al conjunto, pues el Consejo de Administración está compuesto por personas muy cercanas al nuevo dueño como su hermano menor, Paolo Berlusconi, y Danilo Pellegrino, CEO de Fininvest. Como presidente del Monza está Nicola Colombo, empresario, máximo dirigente del club desde 2015 e hijo de Felice Colombo -dueño del Milán hasta la llegada del ex 'Cavaliere'-, y por último, Roberto Mazzo es otro directivo destacado tras la compra, un empresario italiano que ya tuvo el 5% del Monza en años anteriores.

En el plano deportivo, según la web Calciomercato, el que podría llegar no es otro que Kaká. El brasileño ya fue pieza clave en una de las etapas gloriosas de los 'rossoneri' con Berlusconi y podría ser el primer fichaje, para a sus 36 años dejar de lado su retiro y calzarse las botas en Monza.

Todo un proyecto empresarial que llega a una ciudad más famosa por su pasión por el automovilismo y no por el fútbol, ya que en el deporte rey siempre ha vivido a la sombra de sus vecinos de Milán. En la actualidad, el Monza 1912 milita en la Serie C (tercera división de Italia) y parte tercero del grupo B con el objetivo de ascender a la categoría de plata del país. Un paso que Berlusconi deberá dar primero antes de llegar a la élite para demostrar que su figura en el fútbol transalpino sigue siendo tan importante como en los últimos 30 años.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0