Deporte y Negocio

La industria española de la bicicleta generará este año un negocio de 2.000 millones

  • Casi de 8 millones de españoles practican el deporte del pedal cada mes
  • Movistar Team, mejor equipo ciclista del mundo por cuarto año consecutivo
Un aficionada al ciclismo de carretera durante un entrenamiento.

"En España hay más bicicletas que balones de fútbol". La frase de José Luis López Cerrón, presidente de la Federación Española de Ciclismo, pone de relieve la dimensión de una industria que estos meses disfruta de los mejores momentos de su centenaria historia. Si el año pasado ya fue excelente, a pesar del parón por la pandemia, este 2021 promete batir todos los récords de negocio. El negocio de la bicicleta superará este año los 2.000 millones de euros, frente a las ventas minoristas de 1.871 millones de 2019. Los observadores consultados por este periódico se asombran ante lo que ocurrió la pasada primavera, justo al término del confinamiento.

Como si fuera el inicio de una carrera tras el pistoletazo de salida, miles de españoles se lanzaron a toda velocidad hacia las tiendas de ciclismo para comprar una bicicleta o para reparar la que tenían olvidada en el trastero. "El covid-19 ha catapultado una industria que ofrece lo que la sociedad necesitaba: alternativas de movilidad ágiles, al aire libre y ajenas a las aglomeraciones", indican fuentes de Telefónica, compañía que lleva unida su marca con el deporte de la dos ruedas desde hace más de 11 años, heredero de Reynolds y Banesto, con 42 temporadas ininterrumpidas de pedaladas en la élite.

El dueño de un comercio especializado reconoce a este periódico que "en sus 30 años en el negocio nunca había visto una demanda parecida, con listas de espera sin poder abastecer debido al colapso de las importaciones de bicicletas y componentes procedentes de China". Los sitios de Internet de venta de segunda mano también disfrutaron su particular agosto, con una agitación extraordinaria por las dos ruedas. La actividad económica del canal de distribución online entre particulares no deja su huella en las estadísticas sectoriales, con más 22.500 empleos directos en España, según los datos del informe "El ciclismo, ante su mayor puerto", elaborado por 2PlayBook. El mismo trabajo desvela que cada español destina casi 150 euros de media para la compra de bicicletas, según datos de 2019, con gastos de casi 85 euros por persona para participar en las diferentes pruebas ciclistas populares. "En España se comercializan un total de 1.184 marcas, ochenta más que hace un año. De estas, 225 son nacionales y sólo 319 firmas, un 27% del total, venden bicicletas completas. Las importaciones de bicicletas se han incrementado el 37% en los diez últimos años, hasta los 237 millones de euros, mientras que la producción nacional se ha reducido a la mitad en el mismo periodo de referencia, hasta las 219.400 unidades.

Se trata del sexto deporte con mayor seguimiento en el país (solo superado por la natación, running, yoga-pilates, senderismo y tenis) y las retransmisiones en directo y diferido alimentan la programación de canales temáticos líderes, como es el caso de Eurosport (quien tiene el monopolio de los derechos de las grandes pruebas por etapas del pelotón internacional) y Teledeporte (RTVE). La audiencia del ciclismo en España se sitúa en los 60,7 millones de espectadores, con más de 1.567 horas de emisión, con un impacto económico que alcanza los 197 millones de euros si se consideran todos los mercados estratégicos. Sólo el Tour de Francia concitó ante el televisor a una media de 995.000 personas frente al televisor, con un share medio del 8,3%. Las etapas de alta montaña captaron el interés de 1,74 millones de espectadores, cifra se elevó hasta los 2,4 millones en la etapa de la Vuelta a España del Anglieru.

El ciclismo es el sector deporte más consumido en televisión, por detrás del fútbol, automovilismo, tenis, motociclismo y baloncesto. Por si fuera poco, en los últimos años han sumado para la causa el ciclismo indoor, a través de rodillos electrónicos, que en muchas ocasiones convierten el entrenamiento en casa en un trepidante videojuego en red. Las bicicletas estáticas y rodillos se agotaron en Decathlon a los pocos días del confinamiento, con una demanda que no ha dejado de crecer desde entonces. La aplicación Strava, que registra los entrenos de decenas de miles de ciclistas, ha constatado un incremento interanual de los desplazamientos en bici del 13,5% entre los hombres, con promedios en sus rutas de 38,6 kilómetros por sesión, y del 24,8% entre las mujeres, con recorridos de 30 kilómetros por jornada, entre los pasados meses de enero a septiembre de 2020. La bicicleta eléctrica también se ha sumado a la fiesta. Los últimos datos conocidos, de 2019, ya reflejaban incrementos de ventas de eBikes de dos dígitos, hasta las 142.766 unidades, que serán de tres dígitos cuando se haga balance de 2020. En toda Europa, las ventas se sitúan en 3,7 millones de bicicletas eléctricas, con la previsión de alcanzar los 30 millones en 2030.

Mercado femenino

También se ha confirmado el boom del ciclismo deportivo entre el público femenino, con un extraordinario potencial para las marcas y fabricantes. En la actualidad, España cuenta con cerca de 5.000 ciclistas federadas (de un total de 75.000 fichas), lo que anima a la industria a incentivar el deporte entre esa mitad de la población especialmente receptiva a convertir la bicicleta no sólo en su medio de transporte, sino también en uno de sus deportes favoritos. El punto de partida invita al optimismo ya que el 42,8% de las mujeres españolas utiliza la bicicleta, alrededor de 10 millones de mujeres. Y lo mismo ocurre como medio de inclusión, ya que se trata del segundo deporte adaptado más practicado en España. Según el mismo estudio 2PlayBook, entrenan en bici hasta un 37,5% de los españoles con algún tipo de limitación y casi un 30% de los gravemente limitados. Andalucía (640), Cataluña (613), Galicia (383) y Comunidad Valenciana (374) son las comunidades con mayor número de clubs ciclistas federados.

Según datos del Consejo Superior de Deportes (CSD), más de 20 millones de ciudadanos utilizan la bicicleta como medio de transporte y casi ocho millones de españoles que se suben a una bicicleta, al menos una vez al mes, por el simple hecho de practicar algo de deporte. No hay excusas, ya que el 92% de la población española sabe montar en bicicleta, según un reciente informe de la DGT.

El vehículo de las dos ruedas disfruta de su particular edad de oro, con un futuro de los más prometedor gracias a las cualidades como el medio de transporte más saludable y divertido. Ante el evidente riesgo del ciclismo, al practicarse por vías públicas y carreteras, la UE ha anunciado un plan dotado con 20.000 millones para que los estados miembros habiliten las infraestructuras necesarias para circular en bicicleta de forma segura en el continente. En la actualidad, Barcelona es la ciudad española con más vías dedicadas a ciclistas, con 200 kilómetros habilitados para estos deportistas, frente los 160 kilómetros de Valencia y Zaragoza o los 130 kilómetros de Madrid (apenas 8,3 kilómetros por cada 100.000 habitantes). Por su parte, Vitoria es la ciudad con más extensión de carril bici por cada 100.000 habitantes, con 49,6 kilómetros.

Fuentes de Telefónica, compañía que atesora en sus filas al Movistar Team, el mejor equipo del ciclismo mundial durante los últimos cuatro años, enumeran una serie de factores para entender el actual fenómeno de las dos ruedas entre la población española: la bicicleta es un medio de transporte sostenible e idóneo para la práctica deportiva; el cicloturismo es una nueva forma de turismo, una actividad que generó ingresos de 2.258 millones en 2019, según estimaciones del INE; está aumentando extraordinariamente el número de participantes en las pruebas ciclistas sin distinción de sexos ni edades; y, junto a todo lo anterior, el patrocinio se ha consolidado como el elemento primordial para la prosperidad del ciclismo profesional, ya que al contrario de otros grandes deportes mediáticos, el 90% de los ingresos de los equipos provienen de sus patrocinadores. Según datos del informe 2PlayBook, el Ineos-Grenadier (heredero de Sky Team) ingresó 50 millones de euros en 2019, de los que el 80% de ellos procedentes del sponsor principal, un importe que duplica con creces los 20 millones que logra Movistar Team entre sus patrocinadores y que, a su vez, multiplica por diez los presupuestos de los equipos ProTeams, con gastos medios de 3,5 millones de euros por temporada. Los diez principales equipos de la UCI suman 11,98 millones de seguidores en las redes sociales de Facebook, Twitter e Instagram, en un listado en el que Movistar Team ocupa la segunda plaza global con 1,96 millones de followers (casi 700.000 de ellos solo en Twitter).

Nuevos formatos

Movistar también empuja el fenómeno del ciclismo virtual con la creación de un equipo mixto de 10 ciclistas que disputa competiciones internacionales a través de la plataforma Zwift, modalidad que ya comienza a convertirse en atracción para los canales temáticos deportivos. El equipo ciclista también ha presentado recientemente su plan de sostenibilidad, con el que aspira a ser el primer equipo ciclista del máximo nivel 100% sostenible. Asimismo, ha producido el documental El día menos pensado que muestra las entretelas de un equipo ciclista profesional. El documental (Netflix), estrenará su segunda temporada en los primeros meses de 2021, con traducción a 22 idiomas.

Movistar Team, rey del podio

Rafael Fernández de Alarcón, director de Marca, Patrocinios y Medios de Telefónica, justifica la entusiasta apuesta de su compañía por el ciclismo debido a la confluencia de cuatro perfiles de audiencia, a cada cual más valioso. "Es un deporte que ayuda a todas las marcas Telefónica a acceder al público que disfruta con el deporte en general y con el ciclismo en particular, con millones de seguidores de los espacios en televisión y las informaciones en radios, periódicos, redes sociales. Luego están los amateurs que practican el ciclismo de forma recurrente y participan en pruebas, competiciones que Movistar también patrocina". En este sentido, el directivo de Telefónica considera muy interesante el apoyo que su compañía presta a la federación en proyectos como 'Women in bike', donde mujeres ciclistas ejercen de líderes de 'grupeta' para acompañar a otras ciclistas en sus rutas por carretera. "El tercer bloque se corresponde con los aficionados que practican el ciclismo como estilo de vida saludable, con millones de personas que tienen una bicicleta y que pasean con ella los fines de semana, hábito que se asocia con ciertos valores". Además, añade Fernández de Alarcón, "percibimos una cuarta audiencia tecnológica, de personas que trabajan con el big data, la sensorización del Internet de las cosas y el cloud, y que nos permite llegar a una audiencia B2B a través de Telefónica Tech. En ese entorno, el equipo ciclista viene a ser como un campo de prácticas con multitud de aplicaciones". Todo lo anterior fortalece la relación de Telefónica con los aficionados al ciclismo, cuya máxima expresión es el Movistar Team, con Alejandro Valverde, Enric Mas, Marc Soler, Miguel Ángel López e Iván García Cortina, entre otros destacados ídolos en sus filas.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Xarnego retornado
A Favor
En Contra

Bicicletas chinas todas.

La empresa sevillana BKL, las fábrica en España. Hay todavía alguna esperanza o fabricamos aquí o morimos de hambre

Puntuación 6
#1
Jimena
A Favor
En Contra

BKL FABRICA EN SEVILLA BICICLETAS MUY CHULAS

Puntuación 5
#2