Especial defensa

Nuestros héroes

Margarita Robles, Ministra de Defensa.
Ministra de Defensa

Para vencer esta pandemia del Covid-19 todos debemos permanecer unidos. Es una lucha de todos, algo que desde el principio entendió nuestra ciudadanía, demostrando su gran civismo quedándose en casa. Vivimos momentos duros donde, por desgracia, demasiadas personas sufren el dolor de haber perdido a un ser querido.

Es en estos momentos donde surgen los "grandes héroes", los de verdad, esos que buscan hacernos la vida más fácil, personas que con su valentía, solidaridad, generosidad y entrega luchan cada día a día para vencer a esta pandemia. Algo que lograremos con el esfuerzo de todos.

Es imposible enumerar a todos esos héroes que cada día aportan su trabajo y su esfuerzo en esta situación excepcional, sin descanso, para cuidar y velar por el bienestar de todos nosotros. Me refiero al personal sanitario, que se expone al virus para vencer lo antes posible esta pandemia; a los servicios de limpieza, a los farmacéuticos, los transportistas o el personal de pequeñas tiendas de barrio o grandes supermercados, entre otros muchos sectores esenciales, quienes con su trabajo diario hacen posible que podamos obtener los productos de primera necesidad y los medicamentos que precisamos para seguir respetando las reglas del confinamiento y prevenir el contagio.

También es preciso destacar en esta lucha el trabajo que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado velando porque el aislamiento se cumpla, contribuyendo de forma decisiva a frenar el coronavirus.

Pero especialmente, como ministra de Defensa, quiero dar las gracias a todos los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas que, en el marco de la Operación Balmis, se pusieron con generosidad, desde el inicio de esta crisis sanitaria, en primera línea, para luchar contra el Covid-19 por toda España, allí donde era demandada su presencia, especialmente en residencias, hospitales, infraestructuras críticas y transporte de suministros sanitarios. Y también apoyando siempre a los sectores y personas más vulnerables, como en el reparto de alimentos o en abastecimiento de agua potable.

Nuestros militares han trabajado en tareas de desinfección por todo el territorio español, han montado hospitales de campaña para posibilitar una respuesta rápida a las necesidades de ampliación de capacidades sanitarias frente al Covid-19; han apoyado en labores de traslado interhospitalario de pacientes moderados a centros medicalizados como el Ifema u hoteles habilitados para este fin.

A todas estas labores se sumó el pasado 23 de marzo la dura misión de ayudar al traslado de fallecidos a instalaciones como el Palacio de Hielo, la Ciudad de la Justicia y Majadahonda. Una misión donde se ha tratado a cada uno de los fallecidos como si fuera un compañero, conscientes de que sus familiares no podían acompañarlos en su último adiós. Los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas han acompañado los féretros, han guardado respeto e incluso rezado una oración cuando sabían que era una persona creyente.

Nadie debe estar solo en esta lucha. Todos debemos sumar, debemos seguir el ejemplo dado por la ciudadanía durante todo el confinamiento, siguiendo las instrucciones de los expertos sanitarios. Y solo así, juntos, ¡lo superaremos!

Y mientras, nuestro orgullo y agradecimiento infinito a los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas. Ellos ayudan cada día a construir una España mejor.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin