Especial Cumbre del Clima

Un activista indígena afea a Almeida que "el Amazonas es más importante que una iglesia"

  • El alcalde de Madrid sostuvo que priorizaría reconstruir Notre Dame
Almeida y el activista indígena, este martes en la Cumbre del Clima. Foto: EFE

Un activista indígena ha afeado esta mañana al alcalde de Madrid, José Luis Rodríguez Almeida, que hubiera dicho en un programa de televisión que prefería donar dinero a la catedral de Notre Dame en París que al Amazonas, y el alcalde le ha respondido con un "viva la discrepancia". Especial Medio Ambiente.

Todo ha ocurrido justo antes de comenzar una ponencia sobre 'El camino hacia una ciudad sostenible y resiliente al cambio climático' en la que participaba Almeida en la Cumbre Mundial del Clima. Mario Agreda, representante del Movimiento Indio de América, ha gritado: "Los niños y los jóvenes del futuro tienen que respirar. El Amazonas es más importante que una iglesia. Te lo digo de corazón, es una crítica constructiva".

Se refería con ello a las declaraciones del regidor en septiembre en el programa La vuelta al Cole de Telemadrid, en el que a la pregunta formulada por escolares sobre si donaría dinero para la catedral de Notre Dame o al Amazonas, optó por la primera opción.

Luego, ambos han mantenido una pequeña conversación y Agreda le ha entregado al alcalde un escrito en defensa de la Amazonía, un problema que el alcalde ha aseverado que conoce "perfectamente". Activista también aludió al problema ecológico del Mar Menor. La mesa redonda comenzó sin más sobresaltos.

Al finalizar la misma, y preguntado por los periodistas sobre este incidente, Martínez Almeida ha indicado que conoce a Agreda del Rastro de Madrid y que, de hecho, en esa breve conversación, también hablaron de algunos problemas del Rastro.

Ágreda es impulsor de la Asociación Intercultural del Rastro, colectivo que impulsó una recogida de firmas para solicitar que el tradicional mercadillo fuera declarado Bien de Interés Cultural. También es miembro del Grupo de Trabajo de los Pueblos Indios en la ONU (GTPI).

"Esta persona discrepaba, no me increpaba. Yo tengo que respetar las opiniones diferente. Como yo pido que se respete mi opinión, tengo que respetar las diferentes. Las conversaciones vienen bien porque son enriquecedoras. No he podido hablar mucho con él, pero la discrepancia es sana. Viva la discrepancia, la opinión libre es sana, no podemos coincidir todos en todo. El pensamiento único es lo peor que nos puede pasar en la sociedad, y por tanto, mientras las opiniones estén bien fundadas y no partan de la descalificación, ¡viva la discrepancia'", ha esgrimido el alcalde.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.