Contencioso administrativo

La Justicia valenciana tumba el nuevo cálculo para valorar inmuebles

  • El Tribunal Superior exige que los peritos deben comprobar "in situ" las construcciones
Foto: Archivo

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana ha anulado el método de comprobación de valores que establece la Orden 23/2013 de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, de 20 de diciem- bre. La sentencia, de 28 de octubre de 2015, rechaza que el cálculo, necesario para la liquidación de los impuestos, pueda asimilarse al dictamen de peritos.

Según el Tribunal, los técnicos no pueden basar sus informes solo en la ficha catastral, sin constatar "in situ" la situación de los inmuebles. "La descripción no tiene por qué coincidir necesariamente con la realidad, pudiendo ser legítimamente desmentida al presentar la declaración autoliquidación del impuesto", subraya el fallo.

José María Salcedo, abogado de Ático Jurídico, destaca que "la Consejería lleva dos años realizando comprobaciones de valores de forma masiva a infinidad de contribuyentes aplicando el nuevo método que ahora ha sido anulado". El letrado explica que, gracias a la nueva sentencia, "será posible anular las liquidaciones dictadas en base al método de valoración impugnado".

Gestión individualizada

Por otra parte, el magistrado Olarte Madero, ponente del fallo, apunta que la Administración Tributaria valenciana, a través de este sistema, no aplica la gestión individualizada que establece la ley que regula estos impuestos. "Utiliza su propia descripción y una valoración generalizada y precia de todos los inmuebles del territorio", indica.

El Tribunal valenciano recuerda que la Administración debe realizar los actos de comprobación necesarios en aquellos casos en que no estime ciertas las declaraciones de los contribuyentes. "Le corresponde acreditar los extremos de hecho que doten de legitimidad su liquidación tributaria y que puedan considerarse suficientes para contradecir la declaración del obligado", señala.

El TSJ invoca otro fallo del mismo tribunal, de 1 de octubre de 2013. Entonces, los magistrados ya anulaban las liquidaciones que se venían dictando hasta esa fecha. Por ello, el Gobierno valenciano ideó este nuevo método de comprobación de valores.

Sin embargo, ahora la nueva sentencia recalca que la nueva normativa contiene, de nuevo, los mismos errores, ya que "desnaturaliza" la gestión individualizada. "Persisten en los mismos errores y vicios señalados por la reiterada doctrina jurisprudencial de esta sala", apostilla el ponente.

El asunto parte de la denuncia de un contribuyente al que se le aplicó este sistema. El Tribunal Económico Administrativo Regional (Tear) no contestó. El TSJ resuelve, en este caso, que se anule y se deje sin efecto la liquidación impugnada, que tiene un importe de 5.249,89 euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Usuario validado en elEconomista.es
pesaba54
A Favor
En Contra

El afan recaudatorio no tiene límites, aunque sea injusto.

Cuando se compra un bien se paga un precio establecido mayoritariamente por la situación del mercado en ese momento.

Y si el mercado inmobiliario se desincha, ajustando el precio del inmueble a la realidad del momento ninguna administración injusta, tiene derecho a marcar unas pautas con el solo fin de llenar unas arcas que ellos mismos han vaciado con sus chapuzas y chanchullos.

El comprador paga lo que exige el vendedor, y en este acuerdo de las partes, no debe haber un intervencionismo interesado.

No somos los ciudadanos de a pie los que tenemos cuentas ni en Suiza, ni en Andorra, etc..,.Basta yá de exprimir al personal.

Puntuación 19
#1