Construcción Inmobiliario

El túnel Silvertown, con un valor de mil millones, será para ACS o Ferrovial

  • La infraestructura tendrá acento español tras la retirada de Skanska
Plano de la ruta propuesta para el túnel de Silvertown.

ACS o Ferrovial serán las encargadas de ejecutar uno de los mayores proyectos de infraestructuras en Reino Unido, el túnel Silvertown, en Londres. Los consorcios que lideran los dos grupos españoles se han quedado como únicos oferentes para construir este proyecto, valorado en unos 1.000 millones de euros al cambio actual), después de que el tercer finalista, la alianza que conformaban la sueca Skanska y la austriaca Strabag, haya desistido de participar en la última puja.

ACS lucha por este contrato a través de su filial alemana Hochtief, mientras que Ferrovial lo hace a través de la su concesionaria Cintra y de su constructora Ferrovial Agroman. El grupo que dirigen Rafael del Pino e Íñigo Meirás suma fuerzas por esta licitación con la británica Kier -uno de sus socios en el Crossrail británico- y con la coreana SK.

El nuevo túnel, de dos carriles, enlazará la rotonda de Tidal Basin integrada en la A1020, en la zona de los Royal Docks, con el túnel Blackwall, en la A102, al sur de la Península de Greenwich, muy cerca de The 02. La nueva infraestructura, que discurrirá por debajo del río Támesis, aproximará su trazado al del teleférico Emirates Air Line.

La retirada del consorcio de Skanska y Strabag garantiza que la construcción del túnel Silvertown tendrá acento español. Una noticia positiva que llega después de la decepción del verano pasado que supuso para las constructoras nacionales quedarse fuera de los principales contratos de la segunda línea de alta velocidad de Reino Unido, el HS2. La conexión entre Londres y Birmingham se trataba del mayor proyecto de infraestructuras de Europa que se adjudicó en 2017, con un presupuesto conjunto de alrededor de 7.500 millones. ACS y Ferrovial, así como Acciona y FCC llegaron a la fase final de varios los contratos licitados, pero finalmente grupos británicos y franceses, fundamentalmente, se llevaron el gato al agua.

Con el Silvertown, ACS o Ferrovial redimirán, al menos en parte, aquel fracaso. El camino para hacerse con este contrato no está siendo fácil y la adjudicación se ha ido demorando paulatinamente. No en vano, se esperaba que culminara el año pasado, pero ahora el calendario estimado es que la adjudicación no tendrá lugar hasta la parte final del año, de forma que el cierre financiero se produciría en los primeros meses de 2019. Los dos grupos españoles han superado en este trayecto además de la alianza Skanska-Strabag, a otras multinacionales de la construcción como las francesas Bouygues y Vinci y la británica Costain. También FCC lanzó una muestra de interés en un inicio que finalmente no fraguó.

En HS2, tanto ACS como Ferrovial aún tendrán una nueva oportunidad. Ambas figuran entre las clasificadas para disputarse la construcción de las estaciones de la futura línea ferroviaria, cuyos contratos suman un valor próximo a los 3.400 millones de euros. Ferrovial, que hace dos años ya ganó el contrato para los trabajos previos de la infraestructuras, se ha vuelto a aliar para esta licitación con BAM Nutall, mientras que ACS ha hecho lo propio con Mace.

Entre las obras destacadas que ejecuta ACS en Reino Unido se halla la mina York Potash o el puerto de Aberdeen, mientras que Ferrovial, que ejecutó la nueva terminal de Heathrow, también se encarga del alcantarillado de Londres.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0