Construcción Inmobiliario

El grupo Wanda proyecta un puerto de lujo en Marbella por 400 millones

  • Wang Jianlin no es el único interesado, hay otras dos firmas negociando
Ilustración del proyecto que quiere llevar a cabo el jeque Al-Thani en La Bajadilla. EE.

España se ha convertido en todo un reto para el chino más rico del mundo. Wang Jianlin acumula varios proyectos frustrado en el país, y a pesar de ello no desiste en su interés por invertir dentro de nuestras fronteras. El presidente del Grupo Wanda ha puesto de nuevo sus ojos en Marbella, donde ya intentó comprar sin éxito el complejo Marbella Club.

Su nuevo objetivo es ahora el puerto deportivo La Bajadilla, que espera desde hace años una inversión de 400 millones de euros para convertirse en la marina más importante del Mediterráneo.

El Ayuntamiento de la ciudad adjudicó en 2011 el proyecto de ampliación de este puerto a la sociedad Nas Marbella, empresa participada mayoritariamente por el jeque Al-Thani (propietario del Málaga CF). Sin embargo, el adjudicatario no ha ejecutado todavía las obras, por lo que ahora el consistorio marbellí quiere quitarle la concesión para realizar un nuevo concurso.

En vistas de esta oportunidad, Wanda ha tomado ya los primeros contactos con el Ayuntamiento, según explicaron distintas fuentes del sector. El acercamiento se produjo a finales del mes de septiembre y el grupo chino está buscando un despacho de abogados para iniciar los trámites oficiales.

Según las mismas fuentes, el gigante asiático quiere darle un nuevo enfoque al proyecto, para que este tenga un perfil más lúdico. Su intención es instalar un casino en el puerto o salas de juegos. Para ello se necesitaría una modificación del proyecto que fue aprobado en su momento, tal y como está aprobado, y nuevas licencias especiales, que no dependen sólo del consistorio marbellí, también necesitarían el visto bueno de la Junta de Andalucía.

Este puede ser uno de los principales problemas con los que Wanda puede toparse en su camino por hacerse con La Bajadilla, ya que también tendrá que enfrentarse al jeque, que no está por la labor de salir de esta operación con las manos vacías. Así, fuentes cercanas a la operación aseguran que, bien sea Wanda o cualquiera de los demás inversores que están mostrando interés por este proyecto, tendrán que hacer frente a una indemnización que tendría que pactarse con Al-Thani para que éste no eternice el conflicto ante los tribunales.

Proceso en los tribunales

Por su parte, la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA) ya ha iniciado el proceso para retirar el contrato de adjudicación de las obras. De hecho, llevan tiempo solicitando a la sociedad Nas Marbella la celebración de una junta de accionistas para conocer cuál es el estado real de sus cuentas.

Ahora esperan que el juez también se lo solicite para poder ofrecer mayor información a los inversores que están interesados en el proyecto.

Aunque el proyecto fue adjudicado en 2011, no fue hasta dos años más tarde cuando el jeque constituyó esta sociedad, presionado entonces porque la Junta le abrió el primer expediente de resolución del contrato de la concesión.

Según recoge La Opinión de Málaga, Nas Marbella debe más de un millón de euros en concepto de canon y aún no ha presentado el proyecto de ejecución de obras.

Mientras se resuelve el proceso, el Ayuntamiento avanza en las negociaciones con los inversores que quieren entrar en la ampliación de La Bajadilla. Antes de que apareciera la figura de Wang Jialin en este polémico proyecto, ya se habían acercado a Marbella inversores de Reino Unido y de Oriente Medio.

Tras el fracaso del primer concesionario, el Ayuntamiento se mueve ahora con pies de plomo, por eso se harán las cosas de manera distinta, para asegurarse de que el inversor que gane el proyecto se implique y tenga liquidez para ello.

Para eso van a solicitar que las ofertas estén avaladas, de forma que si no se ejecutan las obras, el propio Ayuntamiento las llevará a cabo haciendo uso del aval. El consistorio quiere que el proyecto se relance, pues supondrá un importante impulso para el municipio desde el punto de vista económico y también laboral, ya que supondrá la creación de 3.000 empleos.

Según aparece en la web del Estudio de arquitectura Seguí, que fue quien diseño el proyecto para Al-Thani, y que recientemente ha ganado el pleito al jeque ante los impagos, la ampliación contempla 79.877 metros cuadrados de superficies construidas para uso. Éstos se repartirán entre un centro comercial de 23.800 metros cuadrados y 20.800 metros cuadrados para uso comercial en los muelles. Además el proyecto contempla un hotel de cinco estrellas especial de 19.800 metros cuadrados con unas 190 habitaciones.

El proyecto actual incluye entre otras cosas un importante muelle especial para el atraque de buques de cruceros turísticos.

Baleares y la Costa del Sol, en el punto de mira

"En la Costa del Sol, actualmente hay un déficit importante de amarres, y la situación se agravará si en menos de 3 años no se dota esta zona con al menos otros 650 puntos de atraque", explica Patricio Palomar, director de Alternative Investmente de CBRE.

El experto asegura que el incremento del turismo, origina el desequilibrio entre oferta y demanda y se generará un importante incremento en los precios de alquiler y de compra. Además, "los puertos deportivos necesitan adaptarse las nuevas necesidades. Muy pocas marinas del Mediterráneo están preparadas para recibir embarcaciones de gran calado y de esloras superiores a los 60 metros, dimensiones que cada vez son más comunes".

Asimismo, asegura que "varios inversores especializados tanto en infraestructuras como en inmobiliario llevan tiempo buscando proyectos para desarrollar en España, y actualmente tanto las Baleares como la Costa del Sol lideran el interés por el desarrollo de proyectos inmobiliarios ligados a las embarcaciones de recreo".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud