Construcción Inmobiliario

Arcano se suma al auge inmobiliario con un primer fondo de 200 millones

  • Entre el 50 y el 70% de la inversión se dirigirá al mercado residencial
Eduardo Fernández-Cuesta, socio de Arcano.

Arcano, uno de los más activos referentes de la gestión de activos (fondos de fondos de capital riesgo y fondos de crédito para empresas con 3.000 millones gestionados o asesorados) ha decidido entrar en una tercera rama de actividad: la inversión en todo tipo de activos inmobiliarios.

El primer fondo, según explica a elEconomista José Luis del Río, consejero delegado de Arcano Real Estate, estará dotado con 200 millones. "Nuestra idea es que, cuando hayamos terminado el periodo de captación dentro de un año, haya más presencia de inversores extranjeros que nacionales. En el primer cierre parcial a julio, tenemos compromisos por 50 millones de los que tres cuartas partes proceden de partícipes españoles, ya que hemos querido arrancar captando a inversores cercanos con los que llevamos años trabajando".

Arcano ha creado un equipo integrado, hasta ahora, por siete profesionales de la gestión inmobiliaria para estudiar inversiones. Buscan aprovechar oportunidades en un sector que vive una sólida recuperación después de ocho años de caídas de precios.

Diferenciación

"Queremos diferenciarnos de las operaciones que realizan grandes fondos internacionales, interesados en entrar al menor precio posible, o de las socimis, que están pagando caro en algunos casos y lo que quieren es garantizarse unas rentas con las que retribuir al accionista. Nosotros queremos añadir valor y, sobre él, edificar la rentabilidad del fondo. No actuaremos de forma oportunista".

Entre el 50 y el 70% de la inversión se dirigirá al mercado residencial. Desde la pura promoción sobre suelos en buenas ubicaciones de ciudades o costa, para lo cual quieren contar con promotores inmobiliarios como socios, hasta la rehabilitación de edificios. "Los promotores locales serán nuestros socios, no nuestra competencia", explica Del Río, que lleva 25 años en el sector como responsable del sector inmobiliarios en AB Asesores, luego en Morgan Stanley (que adquirió AB) y, posteriormente, en N+1, donde fue primer directivo de Real Estate hasta 2011.

¿Cómo se diferenciarán de otras propuestas? Pues entrando en operaciones que exijan inversión y gestión especializada, como la transformación de edificios para cambiar sus usos, por ejemplo de hotelero a oficinas. "Siempre que esos cambios de uso estén ya aprobados, no vamos a asumir riesgo urbanístico", detalla el directivo.

En cuanto zonas, para residencial miran sobre todo Madrid y, en un segundo nivel, la costa, Bilbao o Sevilla. En oficinas, sólo miran en Madrid y, quizá, Barcelona; y en hoteles o zonas comerciales, cualquier lugar del país. En activos logísticos, por último, analizan las dos grandes capitales junto a Zaragoza o Valencia. "Seremos un fondo muy inmobiliario y muy micro. Y que funcione de manera ágil, las primeras operaciones serán antes de final de año y posiblemente en Madrid", avanza. El importe medio (ticket) será de entre 5 y 25 millones.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin