Construcción Inmobiliario

Colombia riega a las firmas españolas con 1.600 millones en autopistas

  • Sacyr, Cintra y Ortiz construirán un total de cinco carreteras
Manuel Manrique, presidente de Sacyr. Imagen de Nacho Martín

Las constructoras españolas han sido sin duda las grandes triunfadoras de la segunda ola del plan de Cuarta Generación (4G) de autopistas en Colombia. Cinco de las ocho carreteras que ha adjudicado la Autoridad Nacional de Infraestructuras (ANI) colombiana en los últimos dos meses han recaído en consorcios con participación principal de firmas españolas. Sacyr, Cintra, filial de Ferrovial, y Grupo Ortiz son las tres compañías que han tenido éxito.

Las cinco infraestructuras tienen una inversión conjunta de casi 3.200 millones de euros, mientras que las restantes tres carreteras entregadas a grupos sin presencia española suman cerca de 1.500 millones. En total, por tanto, Colombia ha adjudicado desde mayo autopistas 4G por 4.700 millones. De este importe, Sacyr, Cintra y Ortiz suman participaciones en los consorcios ganadores por valor de alrededor de 1.600 millones, un tercio del total.

La segunda fase del plan de Cuarta Generación de Colombia contempla un total de nueve autopistas. El próximo 20 de agosto se adjudicará la última del lote -estaba prevista para el 15 de julio-, la denominada Autopista Mar 2 que unirá Cañasgordas y El Tigre y que contará con una inversión superior a los 500 millones. Para este contrato están precalificados, entre otros, OHL e Isolux Corsán.

Sacyr, la gran vencedora

Sacyr se ha revelado como la gran vencedora de la segunda ola del plan 4G, al imponerse en tres autopistas. El viernes logró el último contrato para construir y explotar la autopista que unirá Pasto y Rumichaca, con una inversión total de 967 millones de euros. La constructora lidera el consorcio con una participación del 60% (580,2 millones). La colombiana Herdoiza Crespo tiene el 40%.

Con anterioridad, Sacyr ya había ganado en solitario las obras de rehabilitación, mejora y operación de la autopista Puerta de Hierro-Cruz del Viso, por unos 249 millones, y la construcción y explotación de la Autopista Mar 1, entre Medellín y Cañasgordas, por 900 millones. En esta última, la firma española lidera el consorcio con el 37,5% (337,5 millones). La austriaca Strabag suma otro 37,5% y la colombiana Concay el 25%. En total, por tanto, Sacyr acumula entre sus tres autopistas inversiones por casi 1.167 millones.

Cintra encabeza, con el 40%, el consorcio que construirá la autopista entre Barrancabermeja y Bucaramanga por 880 millones. A la filial de Ferrovial le corresponden unos 352 millones. RM Holding y MC Victorias Tempranas se reparten el 60% restante.

El Grupo Ortiz, por su parte, participa con el 40% en el consorcio que se llevó la autopista entre Sisga y El Secreto, valorada en 178 millones, y que lidera la colombiana KMA Construcciones (con el 40%).

Constructoras locales

Las constructoras locales Episol y Conecol ganaron la autopista entre Villavicencio y Yopal, Conoisa -filial de la mexicana ICA-, Cass, Estyma, Latinco y Alca hicieron lo propio con la que unirá Santa Ana y Neiva, y Cass e Hidalgo con la de Santander de Quilichao-Popayán.

Además de Sacyr, Cintra, Ortiz, OHL e Isolux, ACS, a través de Iridum, Acciona, la andaluza Azvi y la catalana Rubau también presentaron propuestas para la segunda fase del plan de autopistas colombiano. En la primera ola, OHL, Iridum y Ortiz fueron las firmas españolas que ganaron contratos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin