Construcción Inmobiliario

Mark Farmer: "Se necesita un apoyo claro del Gobierno para industrializar la vivienda"

  • Mark Farmer, consejero delegado de Cast Consultancy
  • En Reino Unido se espera que se pierda el 20% del empleo de la construcción
  • Los jóvenes tienen más interés en la tecnología que en la construcción

Mark Farmer, consejero delegado de Cast Consultancy, ha explicado en la jornada empresarial "Viviendas industrializadas: la nueva ventaja competitiva", patrocinada por AEDAS Homes, que el momento para lanzar este tipo de viviendas es ahora pero alertó de los retos que tiene todavía por delante el sector de la construcción.

"La construcción está afrontando una serie de grandes tendencias a las que no nos hemos enfrentado nunca antes o al menos al mismo tiempo que incluye la demografía con una población que está más envejecida en las economías desarrolladas. Este es uno de los asuntos que hemos analizado los últimos años. En Reino Unido, está proyectado que se pierda un 20 por ciento del trabajo en la construcción en la próxima década. Si miras Japón, que tiene también la demografía como reto, ha perdido también un 35 por ciento del empleo en la construcción en los últimos 12 años, como nunca hemos visto antes".

Farmer añadió que "los jóvenes no están interesados en la construcción. Piensan en carreras ligadas a la tecnología. No se puede generalizar, pero están más interesados en la tecnología y en otro grupo de cosas que son menos físicas pero más atractivas. Así que tenemos que resolver el futuro mercado laboral, que no podrá recuperarse".

Entre los retos, el consejero delegado de Cast Consultancy también citó la geopolítica. "Reino Unido tiene ante sí el Brexit que tendrá implicaciones importantes para la construcción y un punto sobre la movilidad del mercado laboral" y concluyó con otro de los asuntos que será clave en el futuro: el cambio climático. "Tenemos ahora un apoyo político para la reducción de las emisiones de CO2 y la construcción es una industria importante que está en la primera línea porque hay ineficiencias del 40-50 por ciento".

Todas estas situación además han impactado en los modelos de negocio, en Reino Unido se produjo hace 18 meses la insolvencia de la segunda mayor constructora, lo que aumenta también el riesgo reputacional para este sector. "Nuestra industria es muy conservadora y tiene un escenario difícil", concluyó.

Pablo Caño, consejero delegado de elEconomista, inquirió a Farmer sobre el talento para atraer a los jóvenes trabajadores. El consejero delegado de Cast Consultancy explicó que "En Reino Unido, la gente joven quiere estar en tecnología digital. En la construcción, además del diseño, hay que dar pasos para avanzar en la industrialización y el ensamblaje. La gente joven podrá trabajar en fábricas, en la cadena logística y la tecnología se convertirá en imprescindible. Este cambio aportará mucha más diversidad, también de género, en este sector. Si piensas lo que hacemos no hay mucha industria que pueda impactar tanto. Hay una importante distinción entre la industrialización analógica y la digital. Hay una generación diferente de trabajadores", sentenció.

El consejero delegado de elEconomista preguntó también por la preparación de los clientes para acceder a la vivienda industrializada y la creencia de que son construcciones de baja calidad. Farmer, por su parte, sostuvo que "Hay una percepción de que las casas prefabricadas de los 50 o los 60 eran de poca calidad pero nuestros activos ahora, particularmente en Reino Unido, la industrialización ha sido técnicamente un reto".

Problemas en la legislación

Caño planteó también los problemas con la legislación para implementar este tipo de construcción pero Farmer recordó que en Reino Unido, Goldman Sachs invirtió en la industrialización de la construcción porque había poca oferta de vivienda. La entidad, recordó el CEO de Cast, está bien conectada y hay un movimiento político con el Gobierno que está tratando de impulsarlo pero hace falta también Innovación en la inversión. Tiene que hacer trabajo de soporte y de investigación y desarrollo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.