Comunidades Autónomas

Marifrán Carazo (Junta de Andalucía): "El Gobierno debe facilitar ahora que hagamos obras público-privadas"

  • Es consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta
Marifrán Carazo, consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía. Foto: Fernando Ruso

Tras un año y medio en la Consejería -pandemia incluida- ha puesto en orden las cuentas pendientes, ha reactivado numerosos proyectos y ha presentado una nueva Ley del Suelo con la que pretende simplificar y agilizar inversiones, pero reconoce que la incertidumbre presupuestaria actual le impide comprometerse a dar plazos.

El presidente de la Junta aseguró que Andalucía va a redoblar sus esfuerzos en inversión. ¿Cómo se va a hacer esto?

Se trata de ser eficaces y ejecutar el presupuesto. Hace un año y tres meses, cuando llegamos al poder, dijimos que nos comprometíamos a ejecutar el presupuesto del que dispusiéramos. Hasta ahora, se pintaban presupuestos muy importantes, pero no se ejecutaban, no se alcanzaba ni el 70%, y millones de euros se quedaban sin ejecutar"

"Hemos sacado en tromba contratos que suponen una inversión de 268 millones de euros"

"El presupuesto de 2020 está aprobado. No nos ha parado ni la Covid-19, y en estos meses hemos trabajado lo suficiente para que todo se cumpla. En el momento en el que se levantó la suspensión de la capacidad para contratar y licitar de la Administración, nos pusimos manos a la obra. En cuanto pudimos sacamos en tromba contratos de todo tipo, lo que supone una inversión de 268 millones de euros. Y 400 millones de euros son los que se han reactivado.

Entonces, ¿se va a mantener la inversión?

Hoy por hoy, primero hay que hacer frente a las facturas sanitarias. Aún no sabemos cómo va a ser el presupuesto de 2021 por la situación de incertidumbre económica en la que han caído los ingresos propios de la Junta; y también porque no sabemos qué va a hacer el Estado con Andalucía. Tampoco sabemos qué va a venir de los Fondos Europeos, ni en cuantía ni en proyectos, aunque parece que una gran partida vendrá destinada a la movilidad urbana, que ojalá llegue rápido para licitar las obras de esos proyectos. Por lo tanto, hay que esperar porque en estos momentos ahora hay nubarrones sobre la economía.

"Es momento de hacer proyectos medianos y no grandes infraestructuras viarias"

¿Se refiere a la paralización de nuevos proyectos o incluso a los ya en marcha?

Esta consejería, que es inversora, no contaba con un "banco de proyectos" para poder licitarlos de forma inmediata. Nosotros hemos tenido que actualizar algunos proyectos. Hoy mismo hemos anunciado el segundo contrato para actualizar el tramo Sur del Metro de Sevilla, un proyecto de 2011 que el Gobierno anterior dejó caducar. Lo que estamos haciendo ahora es un trabajo para tener proyectos de una forma continuada. Es momento de realizar proyectos medianos y no de grandes estructuras viarias, todo ello sin renunciar a la colaboración público-privada, a pesar de la norma estatal, que es un freno a la rentabilidad de las empresas y que hay que modificarla. El Gobierno debe facilitar que hagamos obras público-privadas.

¿Qué impide esas obras público-privadas?

El principal problema de la Ley de Desindexación es que no deja superar a las empresas o inversores el 2% de la rentabilidad que obtienen por esa colaboración. El propio Estado debería ser interesado en contar con carteras y fondos para invertir en infraestructuras. La colaboración público-privada es un mecanismo absolutamente legal que, con todos sus controles, nos ayudaría a sacar todos los proyectos adelante, sobre todo en estos momentos en los que las Administraciones no tenemos ingresos y los gastos en materia sanitaria y social se han disparado. Es la oportunidad para la reactivación económica no solo de Andalucía sino también del conjunto del país. Son muchos los inversores externos los que están mirando a España y a Andalucía, y son estos, a través de su colaboración, los que pueden generar nuevas oportunidades económicas y de creación de empleo.

"La nueva Ley va a facilitar inversiones que dormían en los cajones por la maraña burocrática"

Ha presentado hace un mes una nueva Ley del Suelo de Andalucía. ¿Qué supone?

Es una reforma absoluta, una revolución en cuanto a la gestión y ordenación del suelo y del urbanismo. Hemos iniciado la elaboración de la Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía (LISTA). Esta ley, que suplirá a la Ley de Ordenación Urbanística (LOUA), del año 2004, y la Ley de Ordenación del Territorio, de 1994, comparte la misma filosofía de reducción de la maraña administrativa del Decreto Ley de Mejora y Simplificación de la Regulación para el Fomento de la Actividad Productiva. En esta línea, derogará tres leyes y tres decretos, además de parte del articulado y disposiciones de 16 leyes y otros tres decretos. Estamos hablando que viene a organizar toda esa regulación que era dispersa, confusa y difícil de aplicar para particulares, inversores y ayuntamientos. El segundo objetivo es facilitar la aprobación del planeamiento urbanístico en nuestra comunidad. Es un absoluto fracaso decir que dos de cada tres municipios andaluces no cuentan con sus planes generales. El tercer motivo es dar seguridad jurídica y certidumbre a los ayuntamientos en la aprobación de su planeamiento, pero también a los particulares y a los inversores. La nueva ley va a facilitar inversiones que dormían en los cajones.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Incrédulo
A Favor
En Contra

Las obras público privadas , son el paradigma del capitalismo corrupto. Es decir, ese falso capitalismo que no es más que los negocios que se producen entre el Estado y algunas compañí­as afines. El empresario prebendario. Utiliza al Estado para beneficiarse del dinero público con obras muy por encima de su coste real. Y por supuesto el pago de comisiones en paraí­sos fiscales a los funcionarios y polí­ticos de turno.

La inversión tiene que ser privada. Es mucho más barata, solo invierten en lo que es rentable, no hay comisiones, dinamiza de verdad a la economí­a, y no dopada como la obra pública.

En todos los lugares con inversión público privada ha demostrado ser un fracaso por corrupción.Y por supuesto por ir de la mano de subidas de impuestos para pagar todo tipo de obras con un sobrecoste brutal.

En fin, es España y sus parásitos polí­ticos.

No hay más que ver a Abengoa...

Puntuación 1
#1