Coca Cola

Coca-Cola devuelve cada gota de agua de sus bebidas

Desde hace años, Coca-Cola colabora para hacer frente a los grandes problemas medioambientales y trabaja para administrar de forma responsable los recursos del planeta y reducir al mínimo su huella ambiental. Su visión ha sido siempre convertirse en un agente de cambio como empresa responsable y como actor relevante en sostenibilidad, lo que demuestra que su compromiso con el medioambiente forma parte del ADN de la compañía.

En España, Coca-Cola cuenta con una estrategia ambiental que incluye más de 80 actuaciones en cuatro pilares: agua, clima, envases y agricultura sostenible. De este modo, desarrolla numerosas acciones y proyectos con el objetivo de reducir su huella ambiental, impulsar el consumo ambientalmente responsable, así como la consecución de proyectos locales para la protección del entorno, contribuyendo a afrontar los grandes retos ambientales a través de su capacidad de transformación.

Desde la gestión del negocio se trabaja para minimizar el impacto ambiental, optimizando los procesos y el consumo de recursos naturales en toda la cadena de valor. Estas iniciativas abarcan desde la compra de materias primas y la fabricación y embotellado de productos, hasta la distribución en el mercado y su reutilización y reciclado, así como el fomento de la economía circular, entre otras cosas. Una actuación que ha permitido incluir a su embotellador europeo Coca-Cola European Partners (CCEP), del que forman parte las fábricas españolas, en el Índice de Sostenibilidad Dow Jones (Dow Jones Sustainability Index o DJSI) en 2016.

Agua: principal eje ambiental

Como uno de los ejes clave de su estrategia ambiental, Coca-Cola asumió hace años una serie de compromisos en materia de agua para 2020, impactando así en eficiencias en toda su cadena de valor con el fin de reducir el impacto sobre el agua y compensarlo, contribuyendo a la conservación de ecosistemas vulnerables.

Gracias a ello, Coca-Cola ha anunciado en agosto que ha cumplido su objetivo de devolver a la naturaleza y a las comunidades una cantidad de agua equivalente a la que utilizan en su volumen global de ventas, convirtiéndose en la primera compañía de la lista Fortune 500 que anuncia la consecución de un objetivo de reabastecimiento de agua tan relevante.

En concreto, la compañía, junto con sus socios embotelladores, ha devuelto en 2015 a nivel mundial a la naturaleza y a las comunidades una cantidad estimada de 337,7 millones de litros, superando la meta del cien por cien. Se trata de un objetivo que comenzó como una aspiración en 2007 y que, a día de hoy, es una realidad gracias a los esfuerzos realizados durante todos estos años.

Coca-Cola ha conseguido este objetivo gracias a 248 proyectos hídricos en comunidades de 71 países, enfocados en el acceso a agua potable, protección de cuencas hídricas y utilización de agua para uso productivo.

En muchos casos, los proyectos también ofrecen acceso a saneamiento y educación, ayuda para enriquecer los medios de vida locales, mejora de la diversidad, participación en políticas locales, así como labores de sensibilización sobre cuestiones relativas al agua. En total, estos proyectos han conseguido reponer 191.900 millones de litros de agua a la naturaleza y han supuesto una inversión de más de 300 millones de euros.

Además, en cada una de sus 863 plantas de todo el mundo, Coca-Cola pone en marcha operaciones para determinar la sostenibilidad del suministro del agua en cuanto a calidad, cantidad y otros aspectos, así como la infraestructura necesaria para tratar y distribuir el agua. De hecho, el embotellador CCEP acaba de ser incluido en la CDP Water A-List, que le reconoce como un líder mundial en la gestión sostenible del agua. CDP ha analizado a más de 600 compañías en todo el mundo de las que 24 han sido incluidas en la lista A.

Este compromiso apoya el objetivo hídrico general de Coca-Cola de devolver, de forma segura, a las comunidades y a la naturaleza, una cantidad de agua igual a la utilizada en sus bebidas y en su producción. En cuanto a la producción, la compañía ha logrado en 2015 devolver 145.800 millones de litros de agua utilizada en sus procesos de fabricación a cuencas hídricas locales cercanas a sus plantas embotelladoras mediante el tratamiento de aguas residuales.

Coca-Cola también ha realizado progresos en su objetivo de eficiencia hídrica. Por ejemplo, ha logrado mejorar su eficiencia en la utilización de agua en un 2,5% de 2014 a 2015, lo que se suma a una mejora acumulada del 27% desde 2004.

Compromiso en España

En nuestro país, Coca-Cola ha devuelto a la naturaleza 1.500 millones de litros de agua el pasado año y ha mejorado la eficiencia en su uso en un 12% en el último quinquenio, un avance que ha permitido a la compañía ahorrar más de 3.000 millones de litros de agua en los últimos cinco años.

Para contribuir a este compromiso, Coca-Cola desarrolla en España distintos programas de recuperación de espacios naturales, en colaboración con ONG, Administraciones Públicas y Universidades. Actualmente, hay en marcha siete proyectos en Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Cataluña y Andalucía.

Todos estos programas protegen entornos de gran valor ecológico como el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, de la mano de WWF; el manantial de Fuenmayor, en colaboración con Fundación Ecodes; la desembocadura del Río Guadalhorce donde trabaja con la Universidad de Málaga o el entorno de La Albufera de Valencia, entre otros.

Una "misión posible"

En 2008, Coca-Cola puso en marcha el proyecto Misión Posible-Conservar el Agua de La Mancha de la mano de WWF con el objetivo de mejorar la cuenca hidrográfica del río Guadiana.

En una primera etapa, se trabajó en la cuenca baja ?Extremadura y Portugal? restaurando el bosque de ribera y creando un corredor ecológico. En 2011, se amplió el proyecto a la cuenca alta del río, en el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, con el objetivo de mejorar el acuífero 23 debilitado por la extracción intensiva de sus aguas para regadío.

Las acciones que se llevan a cabo en el parque y en su entorno se centran en mejorar las condiciones del suelo, restaurar la vegetación nativa asociada a los diferentes ecosistemas del Parque Nacional e involucrar a la población local y a los agricultores para promover un uso eficiente del agua. Para ello, Coca-Cola y WWF han puesto a disposición de los regantes, gratuitamente, tres innovadoras herramientas de software.

Una de ellas, Acuas, proporciona un plan de cultivos personalizado, ajustando las superficies de riego al Plan Anual de Extracciones de los acuíferos sobreexplotados. Por su parte, el sistema Sitar ?diseñado para los principales cultivos herbáceos de La Mancha: melón, sandía, pimiento, cebolla, patata y maíz? envía recomendaciones de riego por SMS al regante, adaptadas a las condiciones concretas del clima y los equipos de riego de cada explotación. La herramienta Optiwine el agricultor conoce las necesidades hídricas de la uva gracias a sensores que miden la humedad del suelo y el estado de la planta.

Gracias al trabajo conjunto de Coca-Cola y WWF, durante estos ochos años se han logrado recuperar más de 1.600 millones de litros de agua, aumentando su calidad y mejorando el paisaje, lo que ha contribuido al desarrollo del turismo sostenible en esta región.

Recuperación forestal

Desde 2013, Coca-Cola y la Fundación Ecodes desarrollan un proyecto de recuperación hidroforestal en las Cuencas Mineras de Teruel, en el área devastada por el incendio de 2009, que afectó, entre otras zonas, al área de influencia del manantial de Aquabona en Fuenmayor.

Entre los principales objetivos del proyecto figuran la recuperación del hábitat de flora y fauna salvaje y cinegética con especies autóctonas de bajo consumo de agua, la dinamización socioeconómica de la zona a través de la generación de empleo local y la mejora de la calidad del agua y del entorno del manantial.

Hasta el momento, se han plantado más de 31.000 árboles, se han restaurado 29 hectáreas y se han recuperado 157 millones de litros de agua. Este proyecto es posible gracias al trabajo conjunto de diferentes actores como la Administración, asociaciones locales, científicos y ONG.

Negocio 100% sostenible

Junto con las acciones desarrolladas en el ámbito del agua, Coca-Cola trabaja en la minimización del impacto de sus actividades en el cambio climático a través de medidas destinadas a reducir las emisiones y consumo de energía y a fomentar el uso y generación de energías renovables en plantas e instalaciones.

En esta línea, el cien por cien de la electricidad consumida por las plantas españolas de la compañía procede de fuentes renovables. Por otra parte, entre 2004 y 2015 Coca-Cola ha reducido su intensidad de consumo energético ?energía consumida por litro de producto? en un 18%. Además, desde 2010 a 2015, ha reducido su huella de carbono en las plantas en un 70% gracias a los proyectos de eficiencia energética, ecodiseño y contratación de energía verde.

Dentro de su compromiso por desarrollar un modelo de negocio sostenible, destaca el hecho de que el cien por cien de los envases que Coca-Cola pone en el mercado son reciclables. Además, fomenta el uso del envase de vidrio rellenable en los clientes del canal Horeca, así como el uso de PET reciclado.

Asimismo, Coca-Cola también apuesta por la sostenibilidad desde el origen de cada uno de los ingredientes de sus productos, así como de todos los procesos de elaboración de los mismos. En este sentido, la empresa extiende su compromiso ambiental a los proveedores de sus ingredientes agrícolas comprobando que llevan a cabo modelos de producción compatibles con criterios de agricultura sostenible. El cien por cien de los procesos de selección de los proveedores tiene en cuenta criterios medioambientales y son objeto de auditorías para garantizar el cumplimiento de los compromisos adquiridos, comprendidos dentro de los Principios de Guía de Proveedores.

Coca-Cola afronta su compromiso ambiental desde el desarrollo de un modelo de negocio respetuoso con el entorno mediante actuaciones innovadoras y transversales que reduzcan su impacto ambiental. Estas iniciativas se completan con el apoyo a proyectos ambientales de protección del entorno y a sensibilización social de la importancia de cuidar nuestro planeta.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin