Cataluña

La Generalitat accederá a un crédito de 740 millones del BEI para terminar la L9 del Metro de Barcelona

  • Las estaciones del tramo central entraran en servicio a partir de 2022
Imagen de la L9 del Metro de Barcelona. Luis Moreno
Barcelona

La Generalitat de Cataluña accederá a un préstamo de 740 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para poder terminar el tramo central de la línea 9 del Metro de Barcelona. El crédito permitirá a la administración catalana poner en marcha progresivamente varias estaciones de este tramo a partir de 2022 y terminar totalmente esta infraestructura en 2025, según ha anunciado este lunes el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, en una comparecencia en el Parlament.

El crédito del BEI -que la Generalitat deberá retornar en un periodo de 30 años- cubrirá una parte importante del coste de terminar el tramo central de la L9 del Metro, que Calvet ha cifrado en un total de 1.127 millones de euros. Las obras de construcción de esta infraestructura se iniciaron en 2003 y la Generalitat estimó en aquel momento que el proyecto quedaría completado en 2007. No obstante, el trazado norte de la línea 9 no se inauguró hasta 2009, mientras que el tramo sur (que conecta con el Aeropuerto del Prat) entró en servicio en 2016.

Traspaso de Cercanías

El consejero ha aprovechado su comparecencia ante la Comisión de Territorio del Parlament para repasar las líneas maestras de su Departamento durante esta legislatura. Otro de los anuncios que ha hecho Calvet ha sido que el Govern aprovechará la reactivación de la comisión bilateral Estado-Generalitat para reclamar el traspaso completo de la competencia sobre las Cercanías, que la administración autonómica gestiona parcialmente en la actualidad.

Por otro lado, el conseller ha señalado que la prioridad de su Departamento será la gestión de la vivienda. En este sentido, ha afirmado que se propondrá a los ayuntamientos catalanes que ofrezcan inventivos fiscales -como rebajas en el IBI- para aquellos propietarios que ajusten el precio de sus inmuebles al Índice de Precios de Alquiler de la Generalitat. El Govern también dedicará la recaudación del impuesto sobre pisos vacíos (que recaudó 18 millones en 2017 y que ya ha generado 12 millones más este año) a la compra de pisos embargados por los bancos. Igualmente, propondrá al Gobierno español que se prolongue el plazo mínimo de duración de los contratos de alquiler de los 3 a los 5 años.

Sobre infraestructuras viarias, Calvet ha afirmado que su Ejecutivo tiene como objetivo completar la carretera entre Olot (Girona) y la autopista AP-7, la prolongación de la C-32 al norte de Blanes (Girona), la mejora del Eje Diagonal (C-15), y el desdoblamiento de la C-16 al norte de Bagà (Barcelona). En este campo, el consejero ha vuelto a apostar por la llamada viñeta (una tarifa plana que debería sustituir a los peajes) para financiar las vías de alta capacidad en Cataluña.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin