Cataluña

Por qué el independentismo necesita activar el artículo 155

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont en el parlamento catalán | Reuters

Los partidos independentistas de Catalunya necesitan con urgencia que el Estado active el Art. 155 de la constitución española. Es la única posibilidad que tienen para salir airosos de esta aventura propia de Sancho Panza que inició Artur Más al erigirse cual Mesías bíblico, al iniciar el camino hacia la nada independentista y convocó, a los dos años de ser President.

Nuevas elecciones en las que perdió más de veinte diputados. Ellos creían que tensionar al Estado de un modo permanente les produciría algún rédito, pero tuvieron la desgracia de encontrarse como interlocutor a un Mariano Rajoy, discípulo aventajado de Don Tancredo, que los despreció olímpicamente.

Tamaña irresponsabilidad política, la de Mariano Rajoy, solamente incrementó las alas de los que pretendían, ingenua pero alentadora, la independencia de Catalunya. Los catalanes creyeron que sus aspiraciones, sostenidas solamente por la mitad de los ciudadanos, no solamente serían escuchadas, si no que el Gobierno Central, no tendría más remedio que escucharlas.

Vana ilusión. Su actitud pétrea, pasional y minoritaria, solamente ha conseguido desilusionar a muchos catalanes, activar en su contra a los tribunales que condenan la ilegalidad de sus actitudes y dividir a los políticos de Catalunya, incluidos los defensores de la independencia. El resultado de todos estos años de locura irracional, solamente comprendida desde un "sálvese quien pueda" de los antiguos convergentes, conduce a Catalunya a una nueva derrota en cuanto a sus aspiraciones.

La carencia de una estrategia sólida y coherente por parte de Artur Más y los suyos, ha invalidado por muchos años, para no decir para siempre, la posibilidad de que Catalunya sea independiente. Su camino hacia el abismo solamente lo puede salvar el Art. 155 de la Constitución y es lo que ahora mismo intentar conseguir la CUP y Junts pel Si. La invocación de este articulo y su aplicación, es la única posibilidad de perpetuación de la lucha, ya que su argumento será siempre que han sido vencidos por la fuerza castellana, siempre irrespetuosa con los derechos de Catalunya.

*Juan Carlos Giménez-Salinas es abogado, consejero y columnista de elEconomista Catalunya

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
xavier.sedo@eleconomista.es
A Favor
En Contra

Da que pensar.....

Puntuación 2
#1