Cataluña

El Premio Planeta 2021 ganará un millón de euros

  • El galardón celebra su 70 aniversario
  • El sector del libro en España prevé un 2021 de ventas récord
  • Grupo Planeta redujo un 15,8% la facturación en 2020 por la pandemia
El presidente de Grupo Planeta, José Creuheras. Foto: EE

El Premio Planeta de 2021 ganará un millón de euros, frente a los 601.000 vigentes hasta ahora y que ya lo convertían en el premio literario mejor dotado tras el Nobel, al que superará. El finalista pasará de recibir 150.250 euros a 200.000 euros.

Lo ha anunciado este jueves el presidente de Grupo Planeta, José Creuheras, en la presentación de las novelas finalistas para la edición 2021.

El Premio Planeta celebra este año su 70 aniversario, y para su edición 2021 ha recibido su récord de novelas aspirantes al galardón, con 654 textos. El ganador se conocerá este viernes en una cena en Barcelona presidida por los Reyes.

Creuheras ha explicado que con el aumento de dotación del premio -que nació con 40.000 pesetas y realizó la última subida por el 50 aniversario, en 2001- no prevén aumentar las ventas, sino tener "mayor proyección", y que la decisión se ha tomado por el nuevo aniversario y por "el buen momento del sector del libro".

El director del Área de Libros del Grupo Planeta, Jesús Badenes, ha augurado para este año "la facturación más alta de la historia" del sector del libro en España, superando el punto álgido que fue 2013.

Ha anticipado una subida de más de un 15% respecto a 2019 y del 30% con relación al año pasado: el sector del libro ha tenido un "comportamiento ejemplar e imprevisto".

Badenes ha subrayado que la evolución del sector en España en 2020 y 2021 ha sido "muy positiva", ya que en 2020, contando los formatos digitales, la facturación tuvo un balance positivo respecto al año anterior, pese a pasar semanas con las librerías cerradas.

Beneficios en año de pandemia

En el caso del Grupo Planeta, Creuheras ha apuntado al cierre de 2020 con un ebitda de 270 millones frente a los 315 de 2019, mientras que la facturación decreció de 1.782 millones a unos 1.500, un 15,8% menos.

El grupo también redujo la deuda de 727 a 500 millones (1,8 veces el ebitda), con refinanciación a final de año, y no prevé desinversiones para seguir recortándola.

Sí que abandona la alianza con DeAgostini en Italia para la distribución de libros en italiano, que seguirá el socio italiano en solitario, sin efectos en las cuentas porque no supuso inversiones ni crear estructuras, según Creuheras.

El foco actual de crecimiento del grupo es la rama de negocio de formación, que ya supone un 20% del total, frente al 25-27% del segmento editorial y el 50% del audiovisual. 

En el segmento editorial, no descarta la compra de algún nuevo sello si es complementario a su extenso portafolio actual, y seguirá expandiendo La Casa del Libro, con cinco o seis librerías nuevas en 2022 que se sumarán a otras cuatro abiertas este 2021.

Creuheras ha declinado concretar previsiones económicas del grupo para 2021 porque todavía falta el último trimestre, que suele representar una porción importante del negocio, pero ha celebrado que hasta ahora está yendo "muy bien".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.