Cataluña

Grupo Moure prevé crecer un 20% en 2021 potenciando Elefante Azul

  • Abrirá cuatro gasolineras con lavado de coches en Baleares, Galicia y Cataluña
  • Buscará agregar centros de lavado existentes como franquicias de Elefante Azul
Manel Montero y Marcos Moure, de Grupo Moure. Foto: EE

Grupo Moure prevé crecer un 20% este año, hasta una facturación de 60 millones de euros, a través del crecimiento en gasolineras y centros de lavado de vehículos. El holding que engloba las empresas Elefante Azul, Autonetoil, Petronet y Washnet Factory prevé abrir cuatro complejos propios de gasolinera con lavado de coches en Baleares (dos), Galicia y Cataluña, e incorporar centros de lavado existentes como franquiciados de la enseña Elefante Azul, que controla en España desde que se la compró al grupo fundador francés en 2015.

Actualmente, Grupo Moure cuenta con 14 gasolineras low cost digitalizadas con asistencia de personal Autonetoil -11 propias y tres franquicias- y 56 centros Elefante Azul -21 propios y 35 franquicias-.

En 2020 invirtió 2,2 millones para ampliar una estación de servicio con centro de lavado en Mallorca y convertirla en una de las más grandes de España, y en 2021 prevé destinar 2,5 millones a las cuatro aperturas previstas.

Además, prevé ampliar su centro de fabricación e instalación de centros de lavado Washnet Factory con una nueva nave, con una inversión de entre 1 y 1,5 millones, así como potenciar su distribuidora de recambios para lavado de vehículos Petronet –líder en España-, ha explicado en rueda de prensa Marcos Moure, propietario y fundador del grupo.

Esta estrategia de crecimiento contempla un aumento del 10% de la plantilla actual, compuesta por un total de 76 trabajadores directos y un centenar de empleados indirectos.

Impacto de la pandemia

El director general de Grupo Moure, Manel Montero, ha reconocido que la pandemia les afectó porque estaban obligados a abrir como sector esencial, pero la actividad era casi nula por la caída drástica de la movilidad. Con todo, sortearon la crisis por su modelo de negocio muy automatizado y por el aumento de márgenes del combustible que permitió el desplome del precio del petróleo.

Montero también ha apuntado que las empresas que tenían planes de inversión en centros de lavado de vehículos los están ejecutando: "Muchos de nuestros clientes pudieron mantener la línea de negocio con los préstamos ICO".

Para adaptarse al futuro, Marcos Moure prevé un cambio gradual desde los combustibles fósiles a nuevas tecnologías, de forma que irán actualizando las estaciones de servicio. Moure ve lento el avance del vehículo eléctrico, y abre el abanico a otras opciones de repostaje como el diésel ecológico y el hidrógeno.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin