Cataluña

Foment pide acelerar la vacunación para no "arruinar" la temporada turística de verano

  • Advierte de un efecto en cadena de quiebras y desempleo
  • Insta a que el personal hotelero se considere prioritario en la inmunización
Turistas en Barcelona. Foto: Luis Moreno

La patronal Foment del Treball ha apelado este viernes al Gobierno español y la Generalitat sobre la urgencia de acelerar la vacunación para no "arruinar" la temporada turística de verano.

En un comunicado, el presidente de la comisión de Turismo de Foment del Treball, Guillermo Vallet, ha advertido de que "un fracaso del sector del turismo en la Semana Santa y también en verano puede provocar la quiebra y el cierre de muchas empresas que repercutirá también en el sector servicios y puede causar un incremento notable del paro".

Foment del Treball considera que el sector turístico y de la restauración tendría que ser considerado estratégico en estos momentos de crisis económica y social debido a su peso de más del 12% del PIB y del 13% del empleo, y por ello habría que priorizar la vacuna a las personas vinculadas al sector hotelero.

Según Vallet, si los Gobiernos de España y de la Generalitat no incrementan de una manera notable el ritmo de la vacunación ante las amenazas de contagio que representan cepas nuevas como la británica, el turismo internacional no tendrá confianza en la seguridad sanitaria del país, y si no viene "sería un golpe muy duro a la economía que todavía agraviaría más la crisis actual económica y social".

Ofrecimiento

Para conseguir la inmunidad colectiva cuanto antes, Foment se ha puesto a disposición del departamento de Salud de la Generalitat para que con la colaboración de grandes compañías de sectores como el agroalimentario, el metalúrgico, el químico y el de la gran distribución, se pueda vacunar en una semana a 400.000 trabajadores y sus familias.

La patronal hizo este ofrecimiento hace dos semanas, pero para ser posible es necesario que se normalice el suministro de vacunas, así como que avance el proceso de administración al grueso de la población, ya que la fase actual se centra todavía en los colectivos prioritarios.

El presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre, ha remarcado que "la colaboración público-privada entre Salud y las grandes compañías representaría un impulso extraordinario en la vacunación para combatir la crisis sanitaria actual y los posibles rebrotes que puedan derivarse de las nuevas variantes del Covid-19. Si no lo cortamos rápidamente, sus consecuencias económicas pueden ser muy graves y perjudicar seriamente la supervivencia de muchas empresas y el mantenimiento de muchos puestos de trabajo".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin