Castilla y León

Alumnos del Instituto Torres Villarroel de Salamanca conocen el proceso de fabricación de las sillas de montar de la mano de Zaldi

Los alumnos participantes en la visita a Zaldi
Valladolid

La empresa salmantina Zaldi Sillas de Montar ha recibido la visita de los alumnos del IES Torres Villarroel de Salamanca, organizada dentro del Programa "Empresa Familiar en las aulas".

Este programa está impulsado por la asociación Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) y la Consejería de Educación, con el fin de dar a conocer a los estudiantes el papel y relevancia de la empresa familiar en la economía y sociedad, sus valores, y promover vocaciones empresariales entre los más jóvenes.

Participaron en la visita alrededor de 40 alumnos de 4º curso de la ESO de este instituto, quienes conocieron primero con una charla la historia de esta empresa salmantina dedicada a la fabricación y distribución mayorista de artículos y productos para el mundo del caballo y la equitación, y que fue fundada en 1970 por Valentín Castellanos, hijo y nieto de guarnicioneros.

Los estudiantes pudieron descubrir cómo el esfuerzo, trabajo y espíritu emprendedor de este empresario le llevó a iniciar sus primeros contactos en Europa en los inicios de su andadura, a pesar de contar con tres empleados y una pequeña producción.

Asimismo, su vocación innovadora le permitió abrir su producción a la fabricación de sillas de montar para todas las disciplinas hípicas, destacando sobremanera en la doma, donde se hizo un hueco de mercado importante.

Expansión internacional

En 1975, contando ya con 15 empleados y una producción suficiente, Valentín Castellanos realizó las gestiones de expansión con el fin de consolidarse en países europeos como Portugal, Alemania y Francia, abriendo en años posteriores los mercados de Estados Unidos, Canadá, Australia o Japón.

Siguiendo una trayectoria de crecimiento, a finales de los 70 dejó su antiguo taller y construyó con los últimos adelantos técnicos de la época una nave industrial de 4.000 metros cuadrados en el Polígono Industrial El Montalvo, que es la que han podido visitar los estudiantes para conocer de primera mano el proceso de fabricación de sus prestigiosas sillas de montar.

A partir de ese momento empezó una nueva etapa para la empresa, que actualmente exporta sus productos a todo el mundo, alcanzando un volumen de ventas al exterior que llega al 40 por ciento del total.

Además, desde 1980 ha ido incorporando a su catálogo numerosos productos y artículos relacionados con el jinete y el caballo, vendiendo actualmente más de 20.000 referencias.

Junto a Zaldi y el IES Torres Villarroel, también participan en Salamanca en el Programa "Empresa Familiar en las aulas" el IES Fray Luis de León y el Colegio Salesiano María Auxiliadora de Salamanca con la empresa Plásticos Durex, que los estudiantes de estos dos centros visitarán en los próximos días.

Igualmente, ha tomado parte en esta iniciativa la empresa Aljomar, que el pasado miércoles recibió la visita de los escolares del CEIP Filiberto Villalobos de Guijuelo.

En total, "Empresa Familiar en las aulas" cuenta con la participación de directivos de 19 empresas familiares asociadas a EFCL, 22 centros escolares de toda la región y más de 700 estudiantes y profesores.

Este programa se enmarca en la iniciativa "El Fruto de los Valores" puesta en marcha por EFCL para difundir la contribución de la empresa familiar en su entorno y los valores característicos que definen a este tipo de compañías y a sus promotores y que están directamente relacionados con la educación, como son esfuerzo, constancia, compromiso, emprendimiento, liderazgo o responsabilidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.