Castilla y León

Vitartis celebrará el I Congreso de la Industria Alimentaria de Castilla y León el 28 de febrero en Ávila

Reunión de la Junta Directiva de Vitartis
Valladolid

La Junta Directiva de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León, Vitartis, ha acordado celebrar el I Congreso de la Industria Alimentaria de Castilla y León los días 28 de febrero y 1 de marzo de 2019, en Ávila.

La Junta Directiva de Vitartis, que se ha reunido hoy en las instalaciones de Lesaffre Ibérica, en Valladolid, se ha felicitado por la evolución que ha experimentado la asociación durante sus primeros diez años de actividad, en los que ha alcanzado con éxito buena parte de sus principales objetivos. Entre ellos, su contribución a la dinamización de la innovación y la tecnología de las industrias asociadas, la extensión de la cultura de la colaboración entre las compañías, el impulso a la formación, especialmente de los equipos directivos; y la interlocución permanente con las administraciones públicas como entidad representante del sector agroalimentario de Castilla y León.

La presidenta de Vitartis, Beatriz Escudero, destacó "el dinamismo que ha caracterizado a la asociación durante estos diez años" y aseguró que "este es un buen momento de pararse a reflexionar y analizar cómo podemos seguir colaborando con las industrias en su compromiso de mejorar constantemente en términos de competitividad".

Escudero reconoció que el sector opera en un mercado "cada vez más exigente, tanto en España como en el exterior, por lo que es preciso analizar las tendencias a medio y largo plazo, con el fin de tratar de diferenciarse y de adelantarse a la demanda".

Incertidumbre política

En este sentido, la presidenta de Vitartis expresó la preocupación de las industrias alimentarias por la "incertidumbre que genera la complejidad de la situación política nacional, que arroja dudas sobre aspectos clave para la estabilidad económica y financiera del país". Entre ellos, Escudero citó a título de ejemplo el debate sobre los Presupuestos Generales del Estado, el previsible incremento de la fiscalidad y el más que probable aumento de las cargas sociales.

"Cuando los expertos ya auguran el fin del ciclo expansivo de la economía internacional, lo menos conveniente es alimentar aún más la incertidumbre. Necesitamos estabilidad, porque es imprescindible que sigamos invirtiendo en nuestras empresas para mantener la competitividad y poder afrontar con ciertas garantías un nuevo tiempo de vacas flacas".

Escudero aseguró al respecto que la industria alimentaria de Castilla y León "necesita el apoyo de las administraciones públicas", aunque precisó que "no se trata de reclamar subvenciones, sino estabilidad, seguridad jurídica, simplificación burocrática, incentivos a la inversión y apoyo a la modernización y a la internalización de las empresas".

Precisamente, dijo, uno de los objetivos del Congreso de febrero "es profundizar en las nuevas líneas de modernización de nuestra industria, que tienen mucho que ver con la sostenibilidad de la empresa, tanto desde el punto de vista económico como medioambiental".

Sobre Vitartis

Vitartis cuenta con más de cien socios, que concentran el 40% de la facturación y del empleo de la industria agroalimentaria de Castilla y León, cuya actividad se desarrolla en los sectores lácteo, harinas y derivados, frutos secos, azucarero, café (productos solubles), vinos, legumbres y hortalizas, galletería, dietética, alimentos preparados y congelados, conservas (vegetales), cárnico, aditivos, hostelería y restauración, alimentación animal, así como en el sector agroganadero y biotecnología alimentaria. También forman parte de Vitartis las universidades y centros tecnológicos de la Comunidad, lo que convierte a la Asociación en un instrumento de impulso a la conexión entre el mundo de la ciencia y la empresa.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.