Castilla y León

Agricultura 4.0 en Grupo Siro o el "sueño" de fabricar galletas encima de un tractor

La digitalización de Grupo Siro comienza en el campo y se extiende a través de todas la cadena
Valladolid

Grupo Siro apuesta por la Agricultura 4.0 para que los productores mejoren su rentabilidad y se impliquen con la industria en dar respuesta a lo que los consumidores demandan.

"En Grupo Siro tenemos un sueño, que el agricultor cuando está encima de un tractor no piense que está arando solamente, sino fabricando un paquete de galletas". La frase es de Juan Manuel González Serna, presidente de la compañía agroalimentaria, y fue pronunciada durante el II Congreso Industria Conectada 4.0 celebrado hace unos días en Madrid, convertido en el gran espacio de debate sobre la transformación digital de la industria de nuestro país.

Ante compañías como Telefónica, Accenture, Aenor, Indra o Siemens, González Serna hacía la puesta de largo de un proyecto de digitalización con el que quiere liderar la revolución 4.0 de la industria agroalimentaria. Una apuesta que aplica a todos los eslabones de su cadena de valor -agricultores, industria y clientes-, con tres objetivos fundamentales: garantizar la total trazabilidad de todas sus materias primas desde el campo hasta la mesa, promover fábricas inteligentes para obtener los máximos niveles de calidad y eficiencia, y aplicar la inteligencia cognitiva para anticiparse a las demandas de los consumidores. "Para conseguir los productos más ricos, más sanos y más baratos lo más importante es la materia prima", aseguraba González Serna ante las más de 2.000 personas que asistieron a un evento inaugurado por Su Majestad el Rey Felipe VI.

Compartiendo tecnología

El que es el mayor consumidor de trigo de nuestro país necesita la producción de 350.000 hectáreas de terrenos para fabricar la tercera parte de lo que se come en España de galletas, cereales, bollería o pan de molde. De la mano de John Deere, Grupo Siro, interproveedor de Mercadona, ha puesto en marcha un ambicioso proceso de digitalización para que los agricultores sean los mejores técnicos agrícolas del mundo. "Hoy, 290 de ellos están linkados con nosotros compartiendo tecnologías colgadas en la Nube, lo que nos permite mejorar su productividad y a la vez que produzcan trigo que se adapte a nuestros procesos industriales en vez de adaptar los procesos industriales a lo que venga", afirmó González Serna.

Esto permite a los agricultores tener más ingresos y menos gastos utilizando tecnologías que "reconocen cada metro cuadrado de terreno" y que les ayudan a sembrar más donde la tierra es más rica o menos donde lo es menos. "Y a nosotros nos ayuda a tener la materia prima alrededor nuestro, cultivar trigo en Medina del Campo o Venta de Baños en vez de tener que traerlo de países como Estados Unidos o Canadá".

El proceso de digitalización fue desgranado después en una mesa redonda en la que participaron Esperanza Ibáñez, directora de Operaciones de la compañía agroalimentaria; Juan Manuel García Dujo, responsable de Seguridad de la Información del Grupo Siro; Javier Velasco, responsable de Siro Agro; Eduardo Martínez de Ubago, responsable de Ventas de John Deere Ibérica, y Óscar Pleguezuelos, de SAP Ibérica, otro de los socios tecnológicos de la empresa radicada en la localidad palentina de Venta de Baños.

Evitar enfermedades

"El consumidor es cada vez más exigente en cuanto a la calidad de los productos y los procesos de sensorización de la industria nos va a dar información sobre qué cualidades organolépticas necesita para ser más eficiente. A partir de ahí nosotros empezamos a buscarlas a través de distintas variedades y diferentes protocolos de cultivo en nuestros campos de ensayo", explicó Javier Velasco.

Junto al fabricante de maquinaria agrícola John Deere, Grupo Siro ha desarrollado un programa en el que a través del móvil el agricultor proporciona toda la información de las parcelas contratadas con la compañía: dosis de semillas, cantidad y fecha de abonado, etcétera. A ese programa le llega también información de las estaciones meteorológicas que, combinadas con imágenes satelitales sobre el vigor de la parcela, permite introducir alertas sobre los grados de humedad para evitar, por ejemplo, la aparición de enfermedades.

"Revolución absoluta"

Eduardo Martínez Ubago, de John Deere, se refirió a la "revolución absoluta" que supone la Agricultura 4.0, que ha permitido que Siro haya conseguido que en esta campaña "el 70 por ciento del cereal sea de calidad excelente" o ahorros en el uso de productos fitosanitarios de alrededor de un 25 por ciento. La sensorización permite además que los abonos nitrogenados sean los mínimos o decidir no aplicar un determinado volumen de semillas porque se sabe que el rendimiento nunca va a llegar a donde queremos. "Es una forma de ganar en eficiencia en el producto final, en los costes del agricultor". La implicación de John Deere en este proyecto es total. "No me preocupa que se estropee una cosechadora, sino si el trigo va a llegar a la fábrica con excesiva humedad. Participamos del éxito o del fracaso de cada uno", señaló Martínez de Ubago.

Inteligencia cognitiva

La digitalización de Grupo Siro es total. Junto a la agricultura, la compañía se ha lanzado a la sensorización de las líneas de producción, lo que les permitirá el análisis y explotación de todas las variables de los procesos productivos en tiempo real. Además, junto a su partner en innovación, i+dea, está trabajando en una herramienta de inteligencia cognitiva que les permitirá anticiparse a las tendencias de consumo y necesidades del consumidor. Todo ello, a través de la aplicación de algoritmos propios, una vez obtenida, procesada y analizada toda la información que circula en la red.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin