Castilla y León

Herrera disipa dudas y pide el apoyo "incondicional" para Mañueco como presidente del PP de Castilla y León

El todavía presidente del PP de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha pedido y mostrado su apoyo "incondicional" a quien será su sustituto, Alfonso Fernández Mañueco, en el XIII Congreso Regional que se celebrará este sábado.

Aunque Herrera comprometió su "neutralidad" en el proceso de primarias que dio por vencedor al alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, frente al alcalde de León, para sucederle al frente del PP de Castilla y León, el apoyo de destacados miembros de su gobierno por este último había generado dudas sobre la posición del lider de la formación política.

Herrera ha reiterado que este congreso regional "es el momento más apropiado y natural" para que se produzca un relevo "que debía producirse" al tiempo que ha manifestado su "obsesión" porque sea un congreso "de integración y unidad" en el que el PPCyL "salga reforzado y rejuvenecido".

Por ello, Herrera se ha puesto "a las órdenes" de su presidente, Alfonso Fernández Mañueco, de quien ha dicho que será un "magnífico presidente" de los "populares" de Castilla y León que ha obtenido el respaldo de los afiliados, "los verdaderos dueños del partido", que han optado por una persona "al que conocen muy bien" porque lleva 15 años como secretario regional de esta formación.

"Es mucho más hombre de partido de lo que yo he sido nunca", ha aseverado Juan Vicente Herrera en referencia a quien será su sustituto al frente del PPCyL, una formación que "ha demostrado que quiere" a Alfonso Fernández Mañueco, una persona a la que "respeta" y conoce "bien" porque han compartido tareas tanto en el Gobierno regional como dentro del Partido Popular.

Herrera ha defendido el posicionamiento de algunos de los consejeros del Gobierno a favor de Silván como "la sana expresión de la libertad" de opinión de estas personas como militantes y señaló que como tal "tienen derecho a hacerlo", al tiempo que ha recordado que también mostraron en público el sentido de su voto algunos presidentes provinciales del partido.

El todavía presidente de los "populares" castellanoleoneses ha definido al PPCyL como una "organización ejemplar" en dos cuestiones, la unidad y la fortaleza, lo que, según sus propias palabras, explica que este partido haya ganado todos los procesos electorales de los últimos años, es decir, tres elecciones europeas, cinco generales y cuatro municipales y autonómicas.

Por ello, ha querido agradecer el respaldo "incondicional" que ha recibido en sus 15 años al frente del PP en Castilla y León, un respaldo que ha pedido para su sucesor.

Sobre la situación de bicefalia que se dará a partir del Congreso regional, Juan Vicente Herrera ha explicado que en 2015 decidió echar la "pata pa'lante" y tras perder la mayoría absoluta en las elecciones autonómicas buscó un acuerdo de investidura y gobernabilidad, por lo que "en principio" tiene que cumplir con los ciudadanos su contrato de cuatro años y mantenerse al frente del Gobierno de la Junta.

No obstante, Herrera considera que va "a ser fácil" gestionar esta bicefalia porque tanto él como Fernández Mañueco forman parte del Grupo Parlamentario y estará en el Comité Ejecutivo, además de que, según sus propias palabras, el contrato con los ciudadanos es el programa electoral con el que el PP concurrió a las elecciones, "algo que no se puede tocar".

A su sucesor, Juan Vicente Herrera le ha pedido que cuide al Grupo Parlamentario Popular ya que tiene una opinión "muy positivo" de la dirección de este grupo, además de que sea "coherente" con el contrato que los 'populares' suscribieron con los castellanoloneses.

Asimismo, Herrera ha defendido la "libertad y autonomía" de Fernández Mañueco para poder formar su equipo pero ha asegurado que el próximo presidente regional está trabajando "en clave de unidad y fortaleza, para que no haya ganadores y perdedores" al tiempo que ha mostrado su confianza en que en el Congreso haya un voto "mayoritario" de respaldo, el respaldo que él dará a su sucesor.

Ha negado también posibles fricciones entre el futuro presidente del PP y miembros de su ejecutivo

Sobre su renuncia a seguir dirigiendo el partido, Juan Vicente Herrera ha asegurado que hasta el último momento no hizo pública su decisión porque era una decisión "personal" pero los efectos no sólo repercutían en él, aunque en noviembre ya le dijo a Mariano Rajoy cuáles eran sus intenciones al tiempo que le pidió que mantuviera a Fernández Mañueco como presidente del Comité de Garantías y que incluyese a Antonio Silván en la Ejecutiva, ya que son dos personas que le podrían sustituir.

Mariano Rajoy seguía "empeñado" y como en ocasiones anteriores "había logrado que cambiara de opinión" mantuvo sus argumentos hasta el final, según ha relatado Herrera, que ya había tomado la decisión de dar el relevo en el Congreso regional.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin