Castilla y León

La supresión de Sucesiones y Donaciones ahorra en un año 153 millones a 19.856 contribuyentes de Castilla y León

  • La medida ha permitido además incrementar la recaudación de la Junta en otros impuestos
Carlos Fernández Carriedo, portavoz y consejero de Economía y Hacienda
Valladolid

Un total de 19.856 contribuyentes de Castilla y León se ha beneficiado de la práctica supresión del Impuesto de Donaciones que se aplica desde hace un año en la Comunidad con un ahorro de 153,40 millones de euros. La medida se ha traducido en un beneficio también para la administración regional, que ha visto incrementar la recaudación tributaria por otros hechos imponibles derivados de la actividad generada por esta medida.+-

Así lo ha asegurado el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, en la presentación del balance de la bonificación del 99 por ciento de la cuota del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones por herencias y donaciones entre cónyuges, descendientes y/o ascendientes que entró en vigor el 9 de mayo de 2021 y que se ha traducido en un beneficio medio de 7.725 euros.

Según ha detallado, más del 70 por ciento de las autoliquidaciones correspondieron a donaciones inferiores a 50.000 euros y, del 30 por ciento restante, el 20 por ciento osciló entre los 50.000 y los 100.000 euros y 10 por ciento restante superó esos 100.000 euros, si bien el consejero no ha precisado ni cuántas donaciones estarían en ese caso ni hasta que valor máximo, si bien ha insistido en que la bonificación ha beneficiado en su mayoría a familias con rentas medias y bajas y que un tercio de las donaciones, 7.078 en total por 32,30 millones, se ha realizado a personas que viven en núcleos rurales.

Por provincias, la mayor parte de las autoliquidaciones se ha realizado en Valladolid, con 4.103 por 39,08 millones, seguida de León, con 3.546 por 35,25 millones; Burgos, con 3.097 por 22,12 millones; Salamanca, con 2.585 por 18,63 millones; Zamora, con 1.538 8,16 millones; Segovia, con 1.476 por 11,01 millones; Ávila, con 1.348 por 6,18 millones; Palencia, con 1.336 por 7,50 millones, y Soria, con 827 por 5,43 millones, informa Ep.

A modo de ejemplo de aplicación de las bonificaciones en casos reales, ha puesto el caso de un padre que donó a su hijo un local comercial situado en Salamanca valorado en 186.000 euros para iniciar un nuevo negocio por lo que ingresó 286,66 euros, frente a los 28.665,85 euros sin la bonificación, o el de una madre que donó 175.000 euros para su hijo residente en Segovia para comprar su vivienda habitual por lo que pagó 263,28 euros frente a los 26.328,35 euros que hubiese tenido que ingresar sin supresión.

Preguntado por el futuro de esta bonificación, el titular de la cartera de Economía y Hacienda ha descartado ampliarla a más beneficiarios. "De momento, el compromiso era este", ha respondido en concreto a lo que ha añadido que la Junta no va a recuperar un impuesto que ha mejorado la competitividad fiscal de la Comunidad, que ha subido siete puntos en un ejercicio hasta situarse como la cuarta en el ranking del Índice Autonómico de Competitividad Fiscal.

Según ha reivindicado Fernández Carriedo al respecto, las comunidades autónomas con el mejor índice tienen más probabilidades de atraer la actividad empresarial lo que genera a su vez más crecimiento económico y empleo.

También ha defendido que la práctica supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones ayuda al relevo intergeneracional de empresas y negocios y al emprendimiento y estimula la demanda interna "al generar una mayor disponibilidad de rentas a los castellanos y leoneses".

A esto ha añadido que Castilla y León ha conseguido incrementar la recaudación tributaria por los impuestos que gestiona la Comunidad con 817,54 millones de euros a lo largo de 2021, lo que supone un 32,6 por ciento más que en 2020 y un 24,3 por ciento más que el importe presupuestado.

"Es la mayor cifra registrada en Castilla y León en los últimos 14 años, ya que en 2007 se alcanzó el récord con 1.047 millones de euros de recaudación", ha significado el consejero que se ha reafirmado en que la aprobación de la bonificación del 99 por ciento en este impuesto, especialmente en lo que respecta a las donaciones, ha matizado, ha tenido un "efecto directo en el alza en la recaudación del Impuesto sobre transmisiones patrimoniales onerosas y actos jurídicos documentados".

Según ha detallado, en Transmisiones patrimoniales onerosas se produjo un incremento en la recaudación del 36,68 por ciento respecto al año anterior, mientras que en Actos jurídicos documentados el aumento ha sido de un 35,02 por ciento respecto a 2020.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.