Castilla y León

La biomasa supondrá inversiones de 500 millones en Castilla y León en los próximos cinco o seis años

Un momento de la inauguración
Valladolid

La biomasa generará inversiones por importe de 500 millones de euros en Castilla y León en los próximos cinco o seis años en diferentes proyectos en el marco del liderazgo que tiene la Comunidad en este sector.

Así lo ha señalado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en el marco de la inauguración de la XIII edición de Expobiomasa en Valladolid en la que ha participado junto al consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo; al presidente del certamen, Javier Díez; al alcalde de Valladolid, Óscar Puente; el director de Energías Renovables del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (Idea), Víctor Marcos, entre otros, informa Ep.

En este marco, el consejero ha incidido en que Castilla y León es pionera en la biomasa, de la que cuenta con 225 millones de toneladas, de las que 6,5 millones se regeneran anualmente y se pueden aprovechar para generar calor o energía eléctrica, de las que se utilizan un millón, lo que pone de manifiesto la "capacidad de expansión" en la Comunidad.

Suárez-Quiñones ha apuntado que se promueve desde hace muchos años el sector privado y hace más de 20 años que se empezó con la biomasa, que en sus inicios impulsó la empresa pública Somacyl con una planta de generación de pellets y la creación crear redes de biomasa.

En este sentido, ha señalado que se han invertido 40 millones de euros en redes de calor públicas de biomasa como la de Valladolid, con 28 edificios universitarios y el Hospital Clínico, así como en la mayor red de calor industrial en Villalonquéjar (Burgos).

Nuevas inversiones

Pero además se invertirán en los próximos cuatro años otros 40 millones de euros en generar instalaciones de biomasa y más redes de calor, a lo que se suman proyectos privados por importe de 150 millones de euros y otra iniciativas como la subasta que hará el Gobierno central, en el que Suárez-Quiñones ha asegurado que saben que la Comunidad será elegida para poner alguna planta.

En definitiva, ha agregado el consejero, en los próximos cinco o seis años se producirán en la Comunidad 500 millones de euros de inversiones ligadas a la biomasa.

Castilla y León, ha incidido, apuesta por la biomasa porque es un recurso autóctono, regenerable, no deslocalizable, que produce empleo en el medio rural y que se tiene en el territorio, motivo por el que en el acuerdo de lucha contra el cambio climático de la Junta se ha dado "un paso más" y se quiere "correr" hacia ese proceso de descarbonización al que considera que hay que contribuir.

El consejero ha recordado que se está generando energía eléctrica con biomasa en Cubillos del Sil (León) y en Soria, en ambas casos en plantas participadas por la Junta de Castilla y León, pero también se trabaja para que la industria se descarbonice y ha adelantado que hay un proyecto "interesante" que se anunciará cuando esté "culminado".

También se ha referido al biogás, al que la Feria tiene un espacio dedicado y que supone una alternativa a los combustibles fósiles "muy importante". En este ámbito, la Junta ya tiene alguna planta y se trabaja en un proyecto "importante" para que lodos de depuración obtenidos en las depuradoras que gestiona la Junta se conviertan en un biogás que se inyecte a la red de gas natural.

Interesa a todo el mundo

Por su parte, Carlos Fernández Carriedo ha destacado el liderazgo de la Comunidad en biomasa, una materia extraordinariamente diversa, que va desde una central de producción de energía eléctrica con una inversión de más de 100 millones de euros hasta la compra de una caldera doméstica de 100 euros, lo que motiva que interese a todo el mundo, desde las familias hasta grandes empresas o pymes.

El consejero de Economía y Hacienda ha señalado que Castilla y León produce en biomasa el equivalente en energía eléctrica para satisfacer las necesidades de 250.000 personas, una producción equivalente de 100 megavatios y se cuenta con instalaciones de diferentes tipos para 65.000 hogares y en términos de instalaciones de calefacción centralizada 65 instalaciones, que son el 33 por ciento del total nacional, lo que da idea del liderazgo de la Comunidad.

En este sentido, ha incidido en Castilla y León, a pesar de la desaparición del carbón, sigue siendo líder en producción de energía eléctrica y se hace a través de fuentes renovables, con la biomasa como una de las que más posibilidades tiene y más empleo genera. Carriedo ha añadido que la Comunidad es líder en producción, tiene la central más importante de biomasa en España y en términos de redes tiene una presencia muy relevante con el 33 por ciento de las instalaciones existentes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.