Castilla y León

Castilla y León prorroga 14 días la limitación de aforos y horarios para evitar brotes en fiestas patronales

Francisco Igea, vicepresidente y portavoz del Ejecutivo regional
Valladolid

La Junta de Castilla y León ha prorrogado la limitación de aforos y horarios vigentes para hacer frente a la COVID-19 durante 14 días más, hasta el 13 de septiembre incluido, por lo que se da continuidad al régimen preventivo especial, cuya actual prórroga decae el próximo lunes, 30 de agosto, para la prevención pandémica en ámbitos y actividades sociales de mayor interacción.

Así lo ha indicado este jueves el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, quien ha resaltado que "a pesar de favorable evolución" de la pandemia de Covid-19, los niveles de incidencia continúan siendo "altos", mientras que la ocupación tampoco está aún "normalizada", recoge Europa Press.

"Todo ello aconseja prorrogar las medidas restrictivas hasta el próximo 13 de septiembre, dos semanas más de los previsto, porque creemos que es la mejor manera de prevenir nuevos rebrotes", ha aseverado el vicepresidente, quien ha detallado que esta prórroga contempla las misas medidas que estaban en curso hasta ahora.

Por otro lado, aunque la vacunación, centrada ahora ya en la horquilla poblacional entre doce y 30 años, avanza "satisfactoriamente" en Castilla y León, hasta que no se complete la pauta en ese grupo etario y dado el actual contexto estival y de concentración de fiestas patronales en numerosas poblaciones castellanoleonesas a principios de septiembre, la situación epidemiológica y de presión asistencial aconseja el mantenimiento de las medidas preventivas de salud pública adoptadas a través del Acuerdo 76/2021 y sus sucesivas prórrogas, para la contención pandémica.

Por ello y tras su pertinente publicación en Boletín Oficial de la Comunidad, la Junta mantendrá ese actual régimen desde las 00 horas del próximo martes, 31 de agosto y durante 14 días, con el fin de reforzar las acciones de prevención y contención pandémicas en los sectores hostelero y de restauración, del ocio nocturno, peñas, celebraciones, espectáculos públicos y en otros ámbitos de alta interacción social.

En este sentido, Igea ha hecho un especial llamamiento a los regidores municipales para "extremar la prudencia" en los periodos festivos y "evitar acciones donde no se puedan evitar las aglomeraciones o no se garantice el cumplimiento de las medidas en vigor" ya que, según ha recordado, "algunos rebrotes se han dado con ocasión de las fiestas y 'no fiestas' patronales".

"Hemos visto que las fiestas populares acaban coincidiendo con picos de incidencia y no es sensato mandar un mensaje de 'aquí no pasa nada', por lo que, en nuestra opinión, mantener las restricciones es lo más sensato".

No obstante, el vicepresidente ha asegurado que se puede mantener una actividad razonable pero "siendo capaces de evitar escenas que incrementen el riesgo de transmisión", pues prefiere que los ayuntamientos "no pidan fiestas primero y cribados después", sino que eviten que se produzcan brotes y sean responsables.

Por ello, Igea, partidario de una programación compatible con la normativa, considera que "esto de la cogobernanza también vale para los municipios" ha insistido en que "si uno no es capaz de organizar actividades que cumplan con las restricciones es mejor no hacerlas".

Además, en el caso concreto de las fiestas de Valladolid y tras haber mantenido una conversación en tono "correcto y cordial" con su alcalde, Óscar Puente, Igea confía en que la programación se haya diseñado acorde a las medidas y limitaciones vigentes, por lo que ha advertido de se sancionarán aquellas actividades que no cumplan con la norma ya que "no existe una vara distinta" para cada municipio.

Las medidas

Las medidas especiales que se mantienen contemplan las siguientes limitaciones, referidas sobre todo a aforos y horarios, por lo que se mantiene la prohibición de consumo de pie o en barra en establecimientos hosteleros y de restauración, cuyos aforos se mantendrán al 75 por ciento y con una limitación máxima de ocupación por mesa o agrupación de mesas de diez personas.

Se establece también como horario de cierre del interior de estos establecimientos las 1.30 horas máximo, sin que puedan admitirse nuevos clientes a partir de la una de la madrugada. En todo caso podrá procederse a la apertura de las terrazas al aire libre de estos establecimientos, si las hubiera, en las mismas condiciones que el resto de las terrazas de establecimientos de hostelería y restauración, con el horario administrativo que les corresponda.

Las discotecas y salas de fiesta para consumo en el interior del local permanecerán cerrados, mientras que el consumo en las terrazas al aire libre de estos establecimientos, si las hubiera, quedará sujeto a los horarios que les corresponda por normativa.

Las peñas permanecerán cerradas y la celebración de actuaciones musicales, verbenas, bailes públicos y similares en espacios públicos, incluidos los llamados pasacalles deberá realizarse en espacios cerrados, con el público sentado, con uso de mascarilla, siempre que se pueda mantener un asiento de distancia en la misma fila, en caso de asientos fijos o 1,5 metros de separación si no hay asientos fijos, entre los distintos grupos de convivencia o en espacios al aire libre, con el público sentado, con uso de mascarilla, si no se puede mantener la distancia de 1,5 m entre personas, salvo grupos de convivientes.

La celebración de este tipo de actividades deberá finalizar, como máximo, a la 1,30 horas y los asistentes son responsables de abandonar los recintos de celebración de tales actividades en el horario habilitado al efecto.

Por su parte, la celebración de procesiones y romerías en vías y espacios públicos podrán desarrollarse en recinto acotado con un aforo máximo del 75 por ciento y con un límite máximo de 1.000 personas al aire libre. Las personas asistentes estarán sentadas, manteniendo un asiento de distancia en la misma fila, en caso de asientos fijos o 1,5 metro de separación si no hay asientos fijos, entre los distintos grupos de convivencia.

Tampoco se permiten las muestras físicas de devoción o tradición (besos o contacto sobre imágenes, esculturas) y deben sustituirse por otras que no conlleven riesgo sanitario.

Asimismo, se mantendrán cerrados los parques y espacios asimilados delimitados y susceptibles de cierre desde las 00 hasta las 7 horas y se reforzarán los controles para impedir el consumo de bebidas alcohólicas en espacios públicos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin