Castilla y León

El PIB de Castilla y León se hunde un 7,9% en 2020, la mayor caída en 80 años

  • La crisis generada por el coronavirus 'se come' el crecimiento registrado entre 2017 y 2019
  • El pasado año solo crecieron agricultura, energía y los productos no de mercado
  • Carriedo asegura que el avance de este año no compensará la caída y habrá que esperar a 2022 para recuperar lo perdido
Carlos Fernández Carriedo, consejero de Economía y Hacienda
Valladolid

El Producto Interior Bruto de la Comunidad cayó un 7,9% en 2020 por la crisis del coronavirus, la mayor caída en ocho décadas, y se "come" el crecimiento registrado en los tres últimos años.

La crisis generada por la pandemia ha hecho retroceder el reloj en términos económicos a 2016 tras provocar una caída del PIB del 7,9% y neutralizar los crecimientos registrados desde ese año. Así lo ha asegurado el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo durante la presentación de los datos de Contabilidad Regional correspondientes al último trimestre, que reflejan una pérdida de puestos de trabajo a tiempo completo del 5% (unos 50.000).

El consejero de Economía ha reconocido la "caída muy relevante" de la economía, aunque menor que menor de la que prevén todos los analistas para el conjunto del país, y ha augurado un crecimiento este año "pero que no será suficiente para compensar la bajada". De cualquier manera, habrá que esperar a 2022 para volver a los niveles de antes de la pandemia.

Carriedo ha explicado que solamente la agricultura (8,7%), las ramas energéticas (7,4%) y los servicios no de mercado, con un 2,7% gracias al gasto de las administraciones-, han registrado avances durante el pasado año, frente a las caídas del 6,9 % en la industria, del 12,1% en la Construcción o del 8,3% en Servicios.

La actividad económica ha estado lastrada por el bajón registrado en el segundo trimestre (-18,7%), coincidiendo con la práctica paralización del país por el confinamiento. A partir de entonces ha habido crecimientos intertrimestrales, de un 1,8% en la recta final del año, aunque negativos en comparación con los mismos periodos de 2019.

Desde el punto de vista de la Demanda, el descenso del PIB en 2020 viene explicado por una menor contribución de la demanda interna (-8,%), mientras la demanda externa, sin embargo, anotó una mayor contribución (0,3%) que en el anterior año. La formación bruta de capital (inversión) se desplomó un 14,3%.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin