Castilla y León

Tudanca carga contra PP y Cs por no quitar "ni un sólo chiringuito" en Castilla y León

  • El lider socialista considera una "desfachatez" la supresión de la Fundación Anclaje
Luis Tudanca, secretario general del PSOE de Castilla y León
Valladolid

El secretario regional del PSOE y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Luis Tudanca, ha cargado contra PP y Ciudadanos por no proponer quitar "ni un sólo chiringuito" en la "administración B" de la Comunidad y ha considerado una "desfachatez" que sólo hayan propuesto la eliminación de la Fundación Anclaje, la única que tiene una "verdadera utilidad", a su juicio, en un "golpe más" al Diálogo Social en Castilla y León.

Según ha recordado, la Fundación Anclaje está integrada por empresarios y sindicatos de Castilla y León y ha ayudado durante muchos años a "arreglar" importantes crisis industriales y empresariales entre las que ha citado Fontaneda, San Cayetano Vestas, Antibióticos, Campofrío, Puertas Norma, Embutidos Rodríguez, informa Europa Press.

"Decenas de empresas y cientos y cientos de trabajadores a los que los sindicatos, las empresas y la administración han ayudado, con diálogo, a sobrevivir. Esto es lo que se quiere cargar una vez más el Gobierno de Igea y de Mañueco", ha sentenciado Tudanca que ha advertido de un "nuevo paso" en el conflicto iniciado desde su mandato. La receta de PP y Cs para adelgazar la administracion: mantener 15 de 16 entes públicos

Tudanca se ha pronunciado de este modo tras conocer las conclusiones del trabajo de la comisión paritaria formada por PP y Ciudadanos para analizar las 16 entidades del sector público de Castilla y León, un informe que plantea suprimir la Fundación Anclaje para integrarla en el ICE. "Nosotros no lo compartimos y no lo vamos a permitir", ha asegurado el socialista que ha recordado a modo de ejemplo que la Fundación Anclaje ha resuelto de forma favorable 36 de las 52 crisis en las que ha intervenido, "datos suficientemente significativos" y que demuestran "una eficacia infinitamente mayor" que las que se mantendrán.

"Un año y medio mareando la perdiz para dejar las cosas como estaban, para que toda la administración paralela, toda la Administración B, es que la letra favorita del PP en este país, la financiación en B, las sedes en B, para dejarlo todo igual, para no cambiar nada", ha reprochado el socialista a los grupos que sustentan al Gobierno a los que ha acusado de permitir que la corrupción "campe a sus anchas" por la Comunidad Autónoma.

"Ni PP ni Ciudadanos tienen la menor intención de cambiar nada", ha sentenciado el socialista para quien tras un año y medio de Gobierno de coalición en Castilla y León las cosas van "significativamente a peor en todos los ámbitos", donde ha incluido la transparencia y la regeneración.

En manos de la Junta

Por su parte, los portavoces de PP, Raúl de la Hoz, y de Ciudadanos, David Castaño, han reivindicado el trabajo de la comisión paritaria, que da cumplimiento al punto 1.3 del Acuerdo de Gobierno, y se han mostrado convencidos de que sus propuestas, elevadas a la Junta "en cuyas manos queda", en palabras del liberal, permitirán avanzar hacia una administración más eficiente, transparente y con mayor concurrencia competitiva.

Preguntado sobre cuál será el destino de los trabajadores de Anclaje, Castaño ha reconocido que desconoce cuál será su destino concreto si bien ha explicado que la Fundación pasaría a estar integrada en el ICE fruto de una racionalización "de sentido común".

Por su parte, De la Hoz ha recordado que esta racionalización se suma a un "adelgazamiento previo" que supuso un ahorro de 121 millones de euros y ha reconocido asimismo que Castilla y León no es "ni de lejos" la comunidad que tiene más entes públicos como ocurre allí donde gobierna el PSOE, ha añadido.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.