Castilla y León

Tierra de Sabor es el sello de calidad más conocido entre los consumidores de productos agroalimentarios

  • Las empresas adheridas valoran el "corazón amarillo" con un 7,4 sobre 10 y afirman que contribuye a aumentar sus ventas en un 15 %
  • La Consejería diseña una estrategia para identificarlo con valores como la sostenibilidad o la innovación
Carnero en un momento de la presentación del informe
Valladolid

Tierra de Sabor es el sello de calidad más conocido en España entre consumidores de productos agroalimentarios y el favorito entre residentes de la zona centro, según un estudio elaborado por Nielsen.

El estudio 'Imagen y posicionamiento del sello de calidad Tierra de Sabor desde la perspectiva del consumidor y las empresas asociadas' se ha hecho en base al universo de individuos residentes en España con entre 25 y 65 años y compradores dse diferentes categorías de productos, con una muestra de 812 entrevistas en línea.

La investigación muestra un gran desconocimiento de los sellos de calidad pero, una vez que se muestra a los consumidores los principales distintivos, el primero es el de Castilla y León, seguido de los de Asturias y Galicia.

Si se delimita territorialmente, en la zona centro (Castilla y León, Castilla-La Macha, Extremadura y Aragón) el nivel de notoriedad de Tierra de Sabor sube hasta el 75 por ciento y es el sello más reconocido, mientras que en Madrid la notoriedad es de un 71 por ciento.

Por otro lado, el análisis también se ha realizado entre las empresas adheridas, para lo que se han efectuado 265 entrevistas (en línea y telefónicas). Las industrias agroalimentarias de Tierra de Sabor valoran la marca y la otorgan una puntuación media de 7,4 puntos sobre 10.

Mejora la imagen del sector

Para las empresas, participar del sello supone poner en valor la marca Castilla y León y hace que el consumidor tenga confianza en el producto, pero además consideran que están contribuyendo a mejorar la imagen del sector agroalimentario.

Respecto a la política de promoción que se realiza, el 60 por ciento señalan que es adecuada y las acciones más recordadas de las que se han realizado son las participaciones en ferias. Además, el 70 por ciento considera a la marca bastante importante para su negocio y más de la mitad apuntan a un aumento en las ventas de un 15 por ciento.

Nuevos valores a la marca

Durante la presentación del informe, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha anunciado que su departamento elaborará una estrategia Tierra de Sabor basada en diez ejes que desarrollará en los próximos años y contempla actuaciones concretas como un proyecto de carácter social con Aspaym para dar nuevos valores a la marca y otro con la Escuela Internacional de Cocina, con la que tratará de profundizar en su conexión, informa Ep.

Carnero, que ha estado acompañado por el viceconsejero de Desarrollo Rural y director del Instituto Tecnológico Agrario (Itacyl), Jorge Llorente Cachorro, y la directora general de la Cadena Alimentaria, Gemma Marcos, se ha felicitado por los resultados del informe sobre el sello de calidad -que aglutina a cerca de un millar de empresas que facturan unos 2.000 millones-, pero considera que no hay que conformarse y por ello, a partir del análisis realizado, se ha establecido una "hoja de ruta" con diez grandes ejes elaborados a partir de las conclusiones obtenidas.

El primero de los ejes se refiere al conocimiento y el crecimiento de la notoriedad de la marca, algo en lo que el consejero ha señalado que hay que hacer un esfuerzo dado que cuando se pregunta por los sellos de calidad como respuesta espontánea el conocimiento es bajo, pero cuando se citan Tierra de Sabor obtiene buen resultado. Por ello, se incidirá en entrar en un espectro y campo de personas mayor.

Ampliar el abanico

Un segundo eje hace referencia a la diversificación en relación a los productos y perseguiría "ampliar el abanico" de productos que se conocen y no sólo los "clásicos" que están incluidos bajo la marca, entre los que los consumidores identifican fundamentalmente los quesos, el jamón y los productos de charcutería, los vinos o las legumbres.

Otro de los apartados en los que se trabajará es en sumar "nuevos valores" a la marca Tierra de Sabor, además de aquellos de los que hace "gala" como la calidad y la procedencia. Se trata de "no quedarse ahí", ha asegurado el consejero, quien ha apuntado a asociarla a otros valores que aporten una mayor diferenciación como la sostenibilidad, los alimentos saludables, la conexión con la historia o el desarrollo rural o innovación.

A este respecto, ha adelantado que se trabaja con Aspaym en un proyecto que tiene como objetivos generar empleo en el mundo de la discapacidad, lo que también aportará una dimensión social a la marca.

Otra de las líneas de trabajo se centrará en la presencia de los productos en los puntos de distribución, ya que los consumidores han señalado en el estudio que una de las principales causas por las que no compraban más productos es por no encontrarlos en sus establecimientos habituales, por lo que se perseguirá su incremento en los canales habituales pero también potenciar el 'Market Place' de Tierra de Sabor, que ya de por sí ha crecido durante la pandemia y se pretende consolidar.

Más controles

El quinto eje tratará de dar respuesta a una petición de las empresas asociadas a la marca, que sugieren mejorar el control y ser más restrictivos con los productos que forman parte de ella. Por ello, se van a mejorar y modernizar las herramientas, los controles y condicionantes sobre estos productos.

La publicidad y promoción será objeto del sexto eje para responder a otra de las sugerencias de las empresas asociadas, de manera que se incrementará éste trabajo promocional, con especial sensibilidad a los productores más pequeños y artesanos.

De la misma forma, las peticiones de las empresas de una mayor apertura de mercados tendrán respuesta en un eje para la ampliación de la red de distribución a nuevos territorios y canales. Carnero ha recordado que el 80 por ciento de las empresas adheridas están exportando, aunque se trabajará también esta línea, ya que el agroalimentario es un sector estratégico.

Un octavo eje se centra en potenciar la condición de que el sello de garantía es de los agricultores, de los ganaderos y de las industrias alimentarias y no de la Administración y fortalecer la relación entre Tierra de Sabor y las empresas asociadas.

Por otra parte, se aprovechará la plataforma de congresos internacionales y premios para una "perfecta planificación" de las acciones de promoción que se llevan a cabo, con las que se continuará. A este respecto, Carnero ha explicado que la política de la Junta es estar en aquellas ferias en las que la pandemia y la organización lo permitan y tratará de mantener la presencia importante en los certámenes más significativos. "Nos debemos a la seguridad", ha aclarado el consejero tras señalar que tratarán de estar donde sea posible de forma presencial.

El décimo y último eje tiene por objeto potenciar las alianzas con la gastronomía y el turismo y por ello se profundizará en algo que ahora se hace de forma más esporádica y les la relación con la Escuela Internacional de Cocina que, según Carnero, "debe ser la Escuela de Tierra de Sabor". Así, ha apuntado a trabajar con ella en cuestiones como la nutrición responsable, la alimentación saludable e incidir en aspectos relativos a la agricultura, la ganadería, la industria, la formación, etcétera. Además, se impulsará la plataforma de emprendimiento en innovación gastronómica.

Además, dentro de este eje, Jorge Llorente ha apuntado que lo "ideal" también sería incrementar los 18 restaurantes adheridos a la marca y ha explicado que se trabaja en un proyecto para establecer rutas o recorridos por territorios en los que se integren ganaderos, agricultores y restaurantes con el fin de lograr un atractivo gastronómico y turístico.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin