Castilla y León

Las bodegas de Castilla y León ganan peso en la Ejecutiva de la Federación Española del Vino

  • Asebor, Abadía de Retuerta, Matarromera y Vinos Arganza entran en este órgano, que presidirá Emilio Restoy
Carlos Villar, vocal de la Asociación de Bodegas de Ribera del Duero (Asebor)
Valladolid

Las bodegas de Castilla y León han aumentado de forma notable su presencia en la nueva Comisión Ejecutiva de la Federación Española del Vino, que presidirá Emilio Restoy.

En la nueva Comisión Ejecutiva, elegida el pasado martes, se incorporan Carlos Villar, en representación de la Asociación de Bodegas de la DO Ribera de Duero (Asebor); Enrique Valero, por Abadía Retuerta; Carlos Moro, de Matarromera, y Víctor Robla, de Vinos de Arganza. Mientras, sale el representante de Fomentoro (Asociación de Bodegas de Toro).

La FEV es la principal organización privada de bodegas y la única con carácter nacional con más de 700 asociadas. Se creó en 1978 para representar y defender los intereses de las bodegas españolas y potenciar el comercio del vino y los productos elaborados a partir de la uva. Las bodegas piden al Gobierno medidas fiscales para reactivar la econmía.

La nueva Comisión Ejecutiva, compuesta por 27 miembros, está presidida por Emilio Restoy, CEO de Ramón Bilbao y del grupo Zamora Company, que sustiuye en el cargo a Miguel Torres.

En su primera intervención como presidente y en presencia del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, que clausuró la Asamblea, Restoy destacó el gran desafío que supone asumir la presidencia de la FEV en un momento de crisis sin precedentes como el actual. Por ello, hizo un llamamiento a las bodegas a trabajar juntas desde la FEV para construir entre todos un sector del vino español que salga fortalecido de esta situación y afronte el futuro con capacidad de seguir creciendo en imagen y valor.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.