Castilla y León

El PSOE urge a Mañueco a explicar la "venta fraudulenta" de 400 todoterrenos de la Junta de Castilla y León

  • Un juzgado investiga la venta a bajo precio de 400 vehículos de la Junta destinados al desguace
Ana Sánchez, secretaria de Organización del PSCL
Valladolid

El PSOE de Castilla y León ha señalado este lunes que ve una Junta "carcomida por la podredumbre de la corrupción" y ha urgido a Alfonso Fernández Mañueco, "que siempre estuvo ahí" y al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, a explicar el caso de la venta "fraudulenta" de todoterrenos.

Las declaraciones de los socialistas se producen después de que se conociese que la Guardia Civil investiga a instancias de un juzgado la posible venta ilegal de alrededor de cuatrocientos todoterrenos propiedad de la Junta de Castilla y León, que habrían provocado un perjuicio económico de unos tres millones de euros para las arcas autonómicas.

Según la investigación, estos vehículos tendrían que haberse llevado al desguace, pero continúan circulando o se han vendido a particulares o a empresas. Los coches se habrían vendido por entre 600 y 800 euros, cuando en el mercado de segunda mano tienen un valor de aproximadamente 9.000 euros.

La secretaria de Organización del PSOECyL, Ana Sánchez, se ha referido a este asunto tras la reunión de la Permanente del PSOECyL, donde ha informado de que el Grupo Parlamentario Socialista ha registrado una batería de preguntas para conocer los detalles del parque móvil de la Junta, un caso que ha tildado del "penúltimo caso de corrupción del PP".

Del mismo modo, la responsable socialista ha considerado que de este caso se deben derivar "responsabilidades políticas" y ha insistido en la necesidad de escuchar explicaciones de la boca de Mañueco y de Suárez-Quiñones antes de pedir dimisiones.

"La traición del PP a Castilla y León es su corrupción y Mañueco siempre ha estado ahí, la carcomida podredumbre de corrupción asola toda la estructura de la Junta", ha manifestado, al tiempo que ha acusado al presidente de ser "contundente" al intentar "tapar" los casos.

El "sospechoso habitual"

Ana Sánchez ha insistido además que en Suárez-Quiñones se ha convertido en el "sospechoso habitual" tras verse implicado en el caso 'Enredadera' y ahora con la "trama" que investigan los tribunales sobre la adjudicación de los vehículos de la Consejería de Medio Ambiente, algo que, como ha detallado, ya fue advertido por el PSOE hace tres años cuando preguntó sobre este asunto al consejero y donde, a juicio de la socialista, "reconoció que conocía que la subasta se haría por provincias, precisamente lo que investiga la Guardia Civil", informa Ep.

Ante esta situación, el Grupo Parlamentario Socialista ha solicitado la comparecencia del consejero de manera urgente y ha registrado este lunes mismo una batería de preguntas sobre este asunto con el fin de conocer las presuntas irregularidades en este caso.

Por otra parte, el PSOE pedirá también la comparecencia en las Cortes del exdirector de la Policía y actual asesor del presidente de la Junta, Ignacio Cosidó, implicado en el "desvío" de 500.000 euros de las arcas públicas para "tapar" la corrupción que, insistió, asola a toda la estructura de la Junta de Castilla y León.

Quiñones pide comparecer

Por otro lado, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha solicitado comparecer en comisión en las Cortes de Castilla y León por la investigación judicial sobre la venta de todoterrenos de su departamento, y ha dicho que hay que dejar trabajar "a la justicia".

En la comisión es donde "habrá que dar todas las explicaciones y datos necesarios" y se aportarán los datos recogidos, "con total confianza, salvo que se demuestre lo contrario, de todo nuestro personal público", sobre un caso que la justicia investiga desde hace "unos meses", ha explicado a los periodistas, y donde "los primeros interesados en determinar si hay algún aspecto no adecuado es la Junta de Castilla y León".

"Absoluto y pleno respeto a la labor de la justicia y absoluta y plena colaboración de la Junta en esa labor", en la que la Administración confía "plenamente", ha continuado.

"Nosotros confiamos plenamente, si no se demuestra lo contrario, en todo nuestro personal público, más de 5.000 trabajadores públicos que en las distintas delegaciones territoriales trabajan y, desde luego, con los órganos de contratación que han intervenido en estos expedientes en las delegaciones territoriales", ha explicado.

El consejero ha dicho que la Junta se personará "si existen elementos o indicios de algún perjuicio patrimonial" a la vez que ha señalado que la Administración autonómica está "recabando todos los datos necesarios".

Tras reiterar que la justicia tiene a la Junta "a total y absoluta disposición" y que respeta "la labor del juez", ha señalado que el procedimiento de enajenación de los vehículos había que hacerla, "por su antigüedad, algunos con 27 años, con cientos de miles de kilómetros y con numerosas averías que precisamente dieron lugar a acometer un proyecto de cambio de estos vehículos".

La enajenación se hizo conforme a la Ley de Patrimonio de Castilla y León de 1999 mediante un sistema de lotes con más de 100 ofertas de compra de distintas entidades y donde "ha habido una concurrencia donde se ha obtenido el mejor precio posible en el mercado que determina la oferta de compra".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.