Castilla y León

Castilla y León bonifica préstamos de hasta 40.000 euros a agricultores y ganaderos por la sequía

Carnero con los resposables de las entidades firmantes
Valladolid

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y una docena de entidades financieras ofrecen a los agricultores y ganaderos de Castilla y León préstamos de hasta 40.000 euros para que puedan hacer frente a los daños generados por la sequía de este año.

Así lo ha explicado tras la firma el titular del departamento, Jesús Julio Carnero, quien ha lamentado además que el Ministerio de Agricultura no apoye esta línea, como sí hizo en 2017, asumiendo el coste de los avales.

La convocatoria para la petición de estas ayudas está abierta hasta el próximo 2 de noviembre y se ofrecerá una subvención de la totalidad de los intereses de los préstamos hasta un 1,5 por ciento si han suscrito seguro agrario, o del 50 por ciento hasta 1,5 por ciento de interés si no lo han suscrito pero se comprometen a hacerlo.

La Junta ha suscrito el acuerdo para la puesta en marcha de esta medida con doce entidades: Abanca, Bankia, BBVA, Ibercaja, Cajamar, Caixabank, Banco Santander, Caja Rural de Salamanca, Caja Rural de Soria, Caja Rural de Zamora, Cajaviva y Unicaja. La línea de préstamos tendrá unas condiciones "similares" a las de 2017 salvó en lo relativo a la "ausencia" del Gobierno de España para satisfacer los avales. "Lamentamos profundamente que no colabore el Gobierno con este problema tan acuciante como es la sequía", ha criticado Carnero.

Según el consejero, esta línea de ayudas permitirá atender "al futuro inmediato" que pasa por poder hacer frente a la siembra por parte de los agricultores o dar continuidad a las explotaciones ganaderas. "De eso se trata con este préstamo", aclaró Carnero, quien recordó que tiene una vigencia de cinco años y que permitirá también la amortización "si así lo desean los ganaderos y agricultores" del préstamo concedido en 2017 también con motivo de las condiciones de sequía.

El consejero ha insistido en que esta línea de ayudas "no varía" sustancialmente y las condiciones son "similares" a las de ese año con la única excepción de una cláusula "importante" como consecuencia de la ausencia del Gobierno a través del correspondiente aval.

Respecto a las acusaciones de Asaja de que se hubiese "ocultado" a las organizaciones agrarias el acuerdo con las entidades financieras, ha puntualizado que se ha negociado con las opas "todo lo que es la línea de préstamos y el resto de líneas que llevamos a efecto de lucha contra la sequía", aunque el convenio específico que se ha firmado hoy se ha acordado entre Junta y entidades bancarias, si bien ha reconocido el "diálogo permanente" existente tanto con Asaja como con el resto de organizaciones profesionales agrarias.

La sequía ha supuesto la pérdida de una producción global de más de un millón de toneladas de cereal, además de que se han visto perjudicados los pastos y han surgido "serias" necesidades de agua en la ganadería extensiva, lo que ha generado pérdidas relevantes, en especial de las provincias de Ávila, Salamanca, León, las comarcas agrarias del centro y sur de Valladolid y el bajo Duero en Zamora.

Además de la línea de ayudas refrendada hoy, la Junta ha adoptado otras medidas para frenar los efectos de la sequía. Entre ellas, el consejero se refirió al incremento del anticipo de las ayudas directas de la PAC, del 50 al 70 por ciento; el anticipo del 85 por ciento de las ayudas agroambientales y de montaña, cuyos pagos se están tramitando para que sean efectivos esta semana; y la aprobación de una ayuda específica de la Consejería para el suministro de agua a las explotaciones ganaderas extensivas y semiextensivas.

En total se han transferido al sector 517,3 millones para paliar las dificultades que está teniendo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.