Castilla y León

El Centro de Atención al Cliente de IKEA en Valladolid triplica plantilla en sus primeros 15 meses

Valladolid

El Centro de Atención al Cliente (CSC) de IKEA en Valladolid, en marcha desde mayo de 2018, cuenta ya con 359 empleados y empleadas, casi tres veces más que la plantilla con la que arrancó.

Junto al CSC de Asturias, el equipo que IKEA pone a disposición de sus clientes para resolver consultas, dudas o incidencias supera ya los 500 empleados –529-, reflejo de la apuesta de la compañía por mantener a las personas –empleados y clientes- en el centro de su actividad.

IKEA, que se encuentra en un momento de reconversión del negocio para dar respuesta a los nuevos retos del sector y las necesidades cambiantes del consumidor a través de nuevos formatos más accesibles, refuerza también esta visión ofreciendo una atención y experiencia de compra personalizada e integral, dando apoyo y servicio en todas las fases del proceso.

Seis de cada 10, indefinidos

Además de esto, dirige también sus esfuerzos a la mejora constante de las condiciones de sus empleados y empleadas y la apuesta por la mujer. El 60% de la plantilla del CSC de Valladolid son indefinidos, porcentaje que asciende a casi el 65% junto al CSC de Asturias. Solo en los últimos dos meses hasta 65 empleados han pasado a ser indefinidos, siendo tres de estos colaboradores mujeres embarazadas; y el 72% de la plantilla es mujer. Por último, la plantilla de IKEA dedicada a la atención al cliente destaca por su diversidad y multiculturalidad, contando entre ella con personas de hasta 17 nacionalidades diferentes.

Desde el centro se presta atención personalizada a cada cliente que se ponga en contacto a través del teléfono, e-mail, RRSS y/o chat de IKEA y cuenta con un servicio de asesores virtuales que diseñan proyectos de interiorismo de manera virtual a través de citas teléfonicas y/o Skype. Es por tanto pieza clave en la estrategia omnicanal y multiformato que desarrolla la compañía, que mantiene en el foco la experiencia personal de cada cliente, independientemente del momento, el lugar y el canal que utilice para contactar.

8,6 millones de impacto local

La presencia física de IKEA en Valladolid se circunscribe a su establecimiento comercial, en cuyas instalaciones se sitúa el propio Centro de Atención al Cliente, y al novedoso espacio de diseño y planificación IKEA Diseña en el Centro Comercial Espacio León, como uno de los nuevos formatos explorados por la compañía. Pero esta presencia se hace también notable en términos de contribución local. Según un estudio elaborado por la consultora KPMG sobre el impacto de IKEA, la actividad de IKEA Valladolid generó el pasado año fiscal un impacto de 8,6 millones de euros entre salarios a plantilla, impuestos y compras a proveedores, lo que representa el 0,1% del PIB de la provincia; con una contribución fiscal a las arcas de la Comunidad de 2 millones de euros. En términos de empleo, contribuyó al mantenimiento de 415 puestos de trabajo que representa alrededor de 55 empresas sostenidas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.