Castilla y León

La "agrotech" Biome Makers cierra una inyección de 3,6 millones de euros liderada por Seaya Ventures y JME Ventures

Alberto Acedo y Adrián Ferrero, fundadores de Biome Makers
Valladolid

Biome Makers, compañía de tecnología que utiliza un análisis avanzado de datos e inteligencia artificial para analizar el ecosistema de la tierra y ofrecer a los agricultores diagnóstico y recomendaciones, ha cerrado una ronda de financiación de 4 millones de dólares (3,6 millones de euros) liderada por Seaya Ventures y JME Ventures, con la participación de LocalGlobe.

La empresa estadounidense con base en España utilizará la financiación para continuar expandiendo su tecnología a diferentes geografías como Estados Unidos, Europa o Latinoamérica y tipos de cultivos. Además del desarrollo, entre otros, de un sistema para la evaluación del impacto de productos agrícolas, informa Ep.

Esta es la segunda ronda de financiación de la compañía fundada por los leoneses Adrián Ferrero y Alberto Acedo, ya que anteriormente obtuvo 2 millones de dólares (1,8 millones de euros) de grupos inversores internacionales, incluyendo a Illumina a través de Illumina Accelerator y Viking Global Investors, una gestora de fondos de inversión norteamericana.

Para el fundador y consejero delegado, Adrián Ferrero, el suelo es "el activo más importante para la vida en la tierra", aunque afirma que los humanos no saben "cómo mantenerlo sano, y, como consecuencia, la producción mundial de alimentos se ve afectada".

Para evitarlo, según destaca, han desarrollado "una plataforma de tecnología pionera basada en secuenciación de ADN, análisis de datos de redes e inteligencia artificial" con la que ver la bioactividad del suelo. "Hay una gran oportunidad para mejorar los niveles de salud y productividad de los cultivos a nivel mundial", ha añadido.

Revertir la infertilidad

Aris Xenofontos, de Seaya Ventures, opina que en Biome Makers han sido "pioneros" en desarrollar una solución tecnológica que no solo ayuda a los agricultores a controlar su gasto de más de 60.000 millones de dólares (54.000 millones de euros) en productos agrícolas y maximizar su producción, sino que también permite crear una cadena de valor de producción de alimentos más sostenible.

Xenofontos añade, además, que "debido a las prácticas agrícolas modernas, se ha perdido casi un tercio del suelo fértil per cápita en los últimos 40 años a nivel mundial, y gracias a Adrián, Alberto y su equipo tenemos la oportunidad de revertir esta tendencia", así como afirma estar "muy emocionados" de "acompañar a Biome Makers en su viaje para construir la 'enciclopedia biológica' de la tierra".

Para JME Ventures, como fondo generalista, ésta es su primera inversión en la industria "AgTech", y desde la compañía aseguran "estar deseando ver cómo Biome Makers será clave en la búsqueda de soluciones para mejorar las prácticas agrícolas en los próximos años".

Esta inversión sigue además el patrón de las anteriormente realizadas por JME Ventures, pues supone una disrupción y, de acuerdo con el miembro del fondo José María Hernanz "un cambio en la cadena de valor", como harían Flywire o Job & Talent, donde también invirtieron. "Creemos que Biome Makers podrían seguir el mismo camino de crecimiento que estas compañías", añade Hernanz.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.