Castilla y León

COAG y UPA llevan a Azucarera ante la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Madrid

  • Aseguran que la compañía ha incumplido el Acuerdo Marco Interprofesional
  • Las dos organizaciones lamentan que la filial de British Sugar "no haya entrado en razón" pese a sus intentos para que rectificase
Valladolid

COAG y UPA han registrado conjuntamente ante la Corte de Arbitraje de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Madrid la solicitud formal de inicio del procedimiento arbitral contra Azucarera Iberia por el incumplimiento del Acuerdo Marco Interprofesional (AMI).

UPA y COAG recuerdan que han utilizado todas las opciones de diálogo con Azucarera. Así, explican que una vez agotados los plazos que se habían marcado para intentar convencer a la empresa de que rectificase y retomara los acuerdos en vigor, y dado que ha sido imposible conseguir que la compañía entrará en razón han presentado esta misma semana el escrito de solicitud de arbitraje al considerar que "Azucarera ha roto unilateralmente el AMI vigente".

De este modo, COAG y UPA aseguran que van a defender conjuntamente los intereses de los remolacheros por la rebaja de los 6,5 euros del precio de la tonelada de remolacha, un 20 % menos del precio establecido, incumpliéndose flagrantemente el Acuerdo Marco Interprofesional aún vigente.

Las dos organizaciones lamentan que se haya tenido que llegar a esta situación, y que sea la Corte de Arbitraje quien tenga que dirimir las diferencias entre las partes, cuando es evidente que a los productores les asiste la razón desde el momento en que la maniobra de Azucarera consiste en imponer unilateralmente, y sin acuerdo pactado, un cambio en el sistema de pago de la remolacha.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.