Castilla y León

Azucarera niega un acuerdo para molturar remolacha de Acor en su fábrica de La Bañeza

Valladolid

Azucarera ha rechazado este jueves la existencia de un acuerdo con ACOR para la recepción y moltura de remolacha de la Unión Comercial de Agricultores y Ganaderos de León (Ucogal) en su fábrica de La Bañeza (León).

En un comunicado, Azucarera asegura que siempre ha estado abierta a mantener diálogos que permitan mejorar la eficiencia del sector y defender los intereses del cultivo de la remolacha, dentro del respeto a las normas que regulan los acuerdos entre competidores.

Continuidad garantizada

La compañía asegura que "la continuidad de la fábrica de La Bañeza está totalmente garantizada a día de hoy", ya que Azucarera cuenta con una estrategia de sostenibilidad que no está subordinada a las decisiones de terceros. En este sentido, si en el futuro se produjese algún tipo de propuesta de cooperación, Azucarera antepondrá en todo momento los intereses de los agricultores que ya contratan con la empresa.

Azucarera comercializa azúcares y coproductos derivados de la remolacha azucarera y de la caña de azúcar que destina a sus clientes industriales y a la distribución a través de las marcas Betalia y Fibractive. Su producción procede de azúcar extraído de remolacha de cultivo local y del refino de azúcar crudo de caña procedente de terceros países.

Azucarera recibe la remolacha de alrededor de 3.000 agricultores de Castilla y León, Andalucía, el País Vasco, La Rioja y Navarra. En Castilla y León, la empresa cuenta con tres centros de producción (Miranda de Ebro, Toro y La Bañeza), un centro de envasado en Benavente y una planta de especialidades liquidas y un centro I+D+i situados en Toro.

En Andalucía, Azucarera tiene un centro en Jerez de la Frontera en el que extrae azúcar procedente de remolacha y del refino de azúcar crudo. Además, cuenta con un centro logístico y de envasado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.