Capital Riesgo

Kim Kardashian se mete en otra aventura empresarial: lanza su propia firma de 'private equity'

  • Kardashian ha fundado SKKY Partners junto a otro socio y su madre
  • Su firma de 'private equity' se centrará en el consumo y en medios
  • Las empresas de la mayor del clan tienen un valor de 1.000 millones
Kim Kardashian junto a su nuevo socio, Jay Sammons. Foto: Kim Kardashian.

La celebridad estadounidense Kim Kardashian acaba de meterse en su última aventura empresarial, que promete seguir engordando su ya abultada fortuna. La hermana mayor del clan se ha adentrado de lleno en la inversión y ha creado su propia firma de private equity, según ha anunciado la propia protagonista.

La sociedad se llama SKKY Partners y está cofundada por Jay Sammons (exsocio de Carlyle), quien, junto con Kardashian, gestionará el negocio. Su madre, Kris Jenner, también será socia de la firma. Hasta la fecha, es la responsable de llevar la carrera de sus hijas y de explotar los diferentes proyectos familiares.

"Gracias a la experiencia de inversión de ambos fundadores [Kim y Jay] y a su capacidad de crear grandes negocios en el ámbito del consumo y de los medios, además del propio alcance de ella y de su influencia sin igual, la firma comprará y hará inversiones minoritarias en mercados en crecimiento y enfocados en empresas de consumo y medios líderes", sintetiza el comunicado emitido por SKKY.

El private equity se basa en buscar oportunidades de inversión, comprar y transformar compañías con gran potencial o, bien, entrar con una participación. SSKY se va a centrar en el segmento consumo y en el de medios y contenidos.

Kardashian ha dicho que está deseando empezar a construir el portfolio de SKKY. Compatibilizará su trabajo como inversora con sus otras marcas. La de ropa, SKIMS, la de cosmética, SKKN, además de su carrera como estrella televisiva. La celebridad lleva años mostrando su vida y la de su familia en un reality show, que es lo que le lleva a ser una de las personas más influyentes de Estados Unidos. El valor se sus empresas se sitúa en torno a los 1.000 millones de dólares, según el comunicado.

También se menciona como punto fuerte la presencia de la matriarca como socia y su "responsabilidad llevando y desarrollando la multimillonaria colección de negocios de la familia". 

Por último, Sammons, que antes trabajaba en Carlyle, ha destacado su trayectoria previa, vinculada a empresas del sector del consumo. "Ahora, en mi asociación con Kim y Kris, estoy deseando construir SKKY y convertirla en la líder de su gestión", ha señalado. 

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments