Canarias

Canarias se lía por el aumento de casos de Covid en Tenerife

Las Palmas de Gran Canaria

Las autoridades canarias han vuelto a liarse esta semana con la existencia de diversos criterios entre las islas por la pandemia del Covid19. Esto se debe a que la indisciplina de la sociedad ha generado en Tenerife un aumento de casos que arrastra al resto del archipiélago en mala imagen ante mercados como el británico. Coalición Canaria dice que el Gobierno regional "criminaliza" a los tinerfeños. Los hoteleros apenas tienen esperanzas en poder lanzar un producto competitivo en verano. Tenerife está con el semáforo en rojo por una incidencia acumulada en siete días rozando los 100 casos por cada 100.000 habitantes. Santa Cruz de Tenerife es ya, además, la localidad de más de 40.000 habitantes con mayor número de nuevos positivos de coronavirus de toda España.A todo ello, un dato: los aumentos de casos son de cepa británica de Covid19 y que se ceba sobre mayores de 45 años.

El director de Sanidad en Tenerife, José Juan Alemán, afirma que la situación que padece Tenerife es "tremendamente preocupante" no por la incidencia acumulada, sino por el contexto en que está ocurriendo, en el que hay una "verdadera brecha" entre la IA de Tenerife con respecto a las demás islas y con otros territorios nacionales. Según el director general, esta situación exige adoptar medidas proporcionales al riesgo que se está intentando evitar, que es la transmisión comunitaria.

A esto hay que sumar otros indicadores, como puede ser que la variante que impera en el conjunto del archipiélago es la británica, que tiene un mayor nivel de transmisión. Asimismo, aunque el foco más importante de contagios está en las personas mayores de 45 años, la IA en mayores de 65 años también es un indicador preocupante en Tenerife al situarse en 36,49, muy por encima de los 19,08 de media regional; sin embargo, la ocupación COVID en los hospitales tinerfeños, de momento, es estable y en riesgo bajo.

El comportamiento de los indicadores en Tenerife ha mostrado una diferencia muy significativa en la última semana, de tal modo que si bien durante todo el mes todos los indicadores habían estado en un rango de 'riesgo medio', incluso 'bajo', y algunos de 'nueva normalidad', en esta semana la IA a 7 días se ha situado en más del 75%, lo que supone un 'riesgo alto'. Este porcentaje de variación de la IA también muestra un comportamiento significativo que anuncia un crecimiento en el número de contagios sostenido y rápido.

Al mismo tiempo, se está incrementando la incidencia acumulada a 7 y 14 días en los mayores de 65 años. Si bien este indicador se mantiene en 'riesgo medio', tanto el director general de Salud Pública como el consejero de Sanidad consideran que se está actuando "de una manera anticipada" con la decisión de subir a la isla a nivel 3.

Coalición Canaria (CC) ha acusado al Gobierno regional y PSOE de colocar a Tenerife en situación de nivel 3 por los casos de COVID-19 "sin tener ningún tipo de informe ni análisis que argumente una decisión desproporcionada e injustificada que lo que hace es darle un tiro en la nuca al sector hostelero y de la restauración de la isla". En rueda de prensa, los dirigentes insularistas de CC Rosa Dávila y José Alberto Díaz-Estébanez exigieron al Ejecutivo canario que deje de "criminalizar" a los tinerfeños y a la hostelería. "Estas medidas, en un momento que coincide con la finalización del curso escolar y la retirada de las mascarillas obligatorias en espacios abiertos, condiciona de manera irrefutable a la población tinerfeña y criminaliza al sector hostelero", criticó Dávila.

Dávila, que fue consejera de Hacienda en el último mandato de CC hasta 2019, reiteró que no hay ningún documento que acredite el motivo de estos contagios y que, después de casi un año de restricciones, "se siga sometiendo a Tenerife con medidas sin ningún tipo de análisis". Rosa Dávila insistió en que en un momento como éste en que todos los colegios han cerrado, estas medidas son "inoportunas".

"Son muchas las familias que se están viendo afectadas por la cancelación inesperada de ludotecas y campamentos de verano, además de sectores como la hostelería y restauración, que llevan más de un año y medio condenados, sin ayudas, con ERTE y, en el peor de los casos, obligados a cerrar sus negocios por no tener posibilidades para mantenerse, denunció. Para Dávila, "no tiene sentido que se tomen estas medidas cuando es propio PSOE aprueba la retirada de mascarilla en exteriores", detalló.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin