Canarias

BBVA subraya que el despegue del PIB de Canarias estará marcado por la inmunidad de grupo

Las Palmas de Gran Canaria

La economía canaria, que retrocedió un 15 % en 2020 por la crisis sanitaria, tendrá «una recuperación intensa» en 2021 y 2022 y podría alcanzar el Producto Interior Bruto que tenía en 2019 al final del próximo año, según el informe «Situación Canarias» de BBVA Research. Pero también ocurre que en cada ola sucesiva el impacto general en la economía es menor por la adaptación progresiva de las empresas a las nuevas circunstancias, por ejemplo en digitalización. En marzo de este año ya se empieza a ver cierta recuperación en el gasto que debería consolidarse a lo largo del resto de 2021, desde que se alcance cierta "inmunidad de grupo", y todo 2022, según Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research.

Esa cierta "inmunidad de grupo" debería ser suficiente para recuperar alrededor del 50 % del turismo extranjero que se perdió en 2020, al que habrá que sumar el turismo nacional de mucha gente que querrá viajar pero aún prefiere no visitar destinos exóticos donde quizás la vacunación no sea muy rápida, apuntó el economista. Este escenario está condicionado a que, como se espera, la vacunación masiva tenga efecto en los próximos meses, lo que permitirá que ya este verano se recupere un 50 % de la ocupación turística por extranjeros de 2019. La previsión de BBVA Research es que, tras la caída del 15 % del PIB en 2020, se pueda recuperar un 8,1% en 2021 y un 9,6 % en 2022, mientras que el empleo, que ha caído un 6,2 %, subiría un 2,4 % este año y un 5,1 % en 2022, lo que dejaría la tasa de paro en el 20 % y la creación neta de puestos de trabajo entre 2019 y 2022 en 11.000.

El retroceso económico ha sido «histórico», mayor que el del conjunto de España, cuyo PIB cayó un 11 % en 2019, pero también será más intensa la recuperación por la mayor exposición de Canarias al turismo extranjero y por tanto al aumento de la movilidad, pero también por la mayor incidencia en las islas del gasto público, sobre todo de los fondos europeos.

El responsable de BBVA Research explicó que la crisis en Canarias ha sido heterogénea, más intensa en Lanzarote, Fuerteventura y el sur de Gran Canaria en términos de empleo, y más contenida en el resto de islas y comarcas por el mayor peso del gasto público. Por sectores, los datáfonos de los comercios del BBVA reflejan la afectación de la crisis en 2020 sobre todo a alojamientos, ocio, hostelería, moda, transporte, belleza y deportes, mientras que estuvieron menos afectadas las actividades que tienen que ver con el hogar, la salud, la tecnología y sobre todo la alimentación.

Las exportaciones cayeron en Canarias un 28 % el pasado año (solo el 10 % en el conjunto de España) y también bajó más en las islas que en el resto de comunidades la venta de viviendas por la falta de compradores extranjeros. Lo que sí trajo la pandemia, explicó Cardoso, fue un aumento considerable del gasto público, que contuvo un mayor impacto en el empleo de manera que solo se redujo en las islas una tercera parte de lo que cayó el PIB.

Canarias es una de las comunidades en las que más ha crecido el gasto público en comparación con su PIB, de modo que «las finanzas autonómicas han permitido suavizar la caída», indica. Las previsiones son inciertas precisamente porque dependen mucho de la vacunación y de que las mutaciones de la covid-19, uno de los mayores riesgos para el escenario que anticipa el estudio del BBVA.

Según este estudio, las segundas y las terceras olas en Europa auguran que posiblemente el primer trimestre de este año aún registre retrocesos del PIB, aunque a partir del segundo el crecimiento ya debería superar el 2 %. Cardoso explica que a partir del uso de las tarjetas bancarias han observado que las personas reducen su actividad social y por tanto sus gastos en cuanto hay aumento de los contagios, sin esperar a que las autoridades adopten medidas restrictivas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin