Canarias

Equinor confirma a Canarias la inversión de 860 millones en eólica marina

  • El 80 % de los recursos eólicos disponibles están en zonas con profundidades superiores a 50 metros
Las Palmas de Gran Canaria

El Gobierno de Canarias ha confirmado que Equinor mantiene su interés por colocar 860 millones de euros en una planta de experimentación de eólica marina en el sureste de Gran Canaria. Es un plan que comenzó a gestarse en verano de 2019. El cambio de Gobierno en las islas y la pandemia del Covid19 generó ciertos retrasos. El vicepresidente autonómico, Román Rodríguez, ha recibido la confirmación de la inversión de la mano del embajador de Noruega en España, Odd Mølster.

Se trata de un parque de 200 megavatios destinados a generación y otros 100 reservados para ensayo de nuevas tecnologías que podría entrar en servicio en 2025. Para toda esta operativa, Equinor ha creado una sociedad en la Zona Especial Canaria (ZEC), una plataforma de base fiscal reducida autorizada por la CE y renovada el pasado 1 de enero hasta 2028.

El emplazamiento elegido se ubica a unos seis kilómetros de la costa de Juan Grande, en el sureste de la isla, donde hay buenas condiciones de viento rasante.

Canarias hasta 2025 tiene previsiones de superar 1.000 megawatios de eólica, 635 en tierra Mw y 310 Mw en el mar (los del campo de Gran Canaria). Este despliegue de energías renovables se hace sobre un territorio limitado por la condición de islas y protegido en un 40 % de los casos, por lo que los emplazamientos en tierra comienzan a escasear y los disponibles generan impactos de diferente tipo. El 80 % de los recursos eólicos disponibles están en zonas con profundidades superiores a 50 metros, donde es inviable apoyar las torres eólicas en el lecho marino.

El parque de Equinor tendría dos décadas de vida útil (2025-2045) y se desmontaría después en tres años (2045-2048). Esta instalación tendría una repercusión de unos 950 millones de euros en el producto interior bruto (PIB) de España, concentrado en su mayor parte en Canarias empleando las mismas previsiones que el parque Hywind de Escocia. En el caso de Gran Canaria, el emplazamiento se ha elegido por múltiples factores: por la batimetría de la zona, por el escaso impacto en el medio marino que tendría y por su proximidad a la central de bombeo Chira-Soria que va a construir Red Eléctrica de España en la misma isla, una instalación de 200 Mw llamada a ser clave para dar estabilidad al suministro de las renovables.

Entre el 25 % y el 55 % de la inversión de la primera fase (proyecto e instalación) podría revertir en Canarias, que el 80 % de movimiento económico de la fase de operación se quedaría en las islas y que el 100 % de los gastos de desmontaje revertirían en el archipiélago. La estimación es que ese parque podría generar o ayudar a mantener entre 550 y 1.300 empleos en las islas durante la fase inicial y daría trabajo a unas 120 personas durante los 20 años de operación, el 25 por ciento en empleos de nueva creación.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin