Canarias

Romerías, fiestas y tradiciones en Canarias para después de la pandemia

  • La primera cita del verano es el Festival Internacional de Folclore
Las Palmas de Gran Canaria

Canarias ofrece a lo largo de todo el año multitud de fiestas de interés para los turistas peninsulares e isleños, pero este 2020 serán más virtuales que nunca por la pandemia del coronavirus. ¿Qué va a ocurrir? Nadie se arriesga a poner la maquinaria festiva aunque en las islas la incidencia del Covid19 ha sido el más bajo de España. Como los turistas se planifican las vacaciones con 90 días de antelación, aquí hay algunas propuestas para Gran Canaria.

A la espera del fin de la pandemia, para ir preparando una visita a las islas cuando termine el confinamiento hay que saber que casi durante todo el año se celebran romerías en los municipios y barrios de Canarias, donde lo más importante, tanto para los locales como para los turistas, además de acudir vestidos con los trajes tradicionales, es disfrutar del buen ambiente que se genera en cada una de ellas, con la música y la gastronomía canarias como protagonistas.

La primera cita del verano es el Festival Internacional de Folclore que se celebra en julio y agosto en Ingenio, donde representantes de varios países del mundo dan a conocer sus costumbres y tradiciones por medio de la danza, la música y la gastronomía. A esta festividad, que ha sido declarada Bien de Interés Turístico, se suman diversos actos culturales y jornadas formativas que se celebran en diversos puntos de la villa.

Pero las fiestas de Gran Canaria son algo más que folclore y tradición. Son una mezcla de emoción, arraigo, cultura y magia que envuelven a sus ciudadanos. Por ejemplo, en el noroeste de la isla, concretamente en la villa marinera de Agaete, el día 4 de agosto se celebra la festividad de La Rama, en honor a Nuestra Señora de Las Nieves.

La Rama forma parte de la lista de Fiestas de Interés Turístico Nacional de España desde hace 48 años y es más que una tradición. Es un sentimiento que se inicia la noche del 3 al 4 de agosto, cuando miles de personas disfrutan bailando al son de la buena música alrededor del pueblo de Agaete, para luego sumarse a un ritual en el que miles de danzantes, acompañados por bandas de música y capitaneados por los papagüevos (como se conoce en la isla a los gigantes y cabezudos), bajan con sus ramas desde la parte alta del municipio hasta el santuario donde se encuentra la imagen de la Virgen de Las Nieves.

Se cree que esta tradición nació con los aborígenes canarios, que portaban ramas cortadas del pinar de Tamadaba hasta la costa, donde las agitaban contra el mar para pedir lluvias a las divinidades.

En la misma línea, la de recordar el antiguo rito que los aborígenes hacían para rogar lluvias, un bien escaso en las islas Canarias, el barrio de Lomo Magullo, en Telde, acoge otra gran fiesta: La Traída del Agua (10 de agosto), a la que es casi obligado acudir vestido con las ropas típicas canarias y llevando una tinaja para portar agua. Y es que, cuando comienza la traca de salida, todo vale y ya no se puede parar de disfrutar hasta el final del recorrido, durante el cual los asistentes van mojándose unos a otros con el agua que portan.

Otra festividad que rinde homenaje a antiguas tradiciones y oficios, en este caso el de los antiguos pescadores que faenaban en barcas a remo, se puede vivir en la localidad de Arinaga (en el municipio grancanario de Agüimes) gracias a "La Vará del Pescao", que tiene lugar el 29 de agosto y donde cientos de personas vestidas al uso de los antiguos pescadores (vaqueros y camisetas blancas) pasean acompañadas de barcas tradicionales donde se asan sardinas que se entregan a los asistentes.

Sin duda, la celebración más esperada por los grancanarios es la fiesta en honor a la Virgen del Pino, patrona de la isla, en Teror. De los actos programados, el más importante es la ofrenda-romería, que se celebra el 7 de septiembre, la víspera del Día del Pino, y a la que los 21 municipios de Gran Canaria acuden con carretas engalanadas con lo mejor sus tradiciones.

También son muchos los visitantes y feligreses que con gran fervor en estas fechas peregrinan desde diversos puntos de la isla hasta Teror para acudir a la Basílica de la Virgen del Pino, a encontrarse con su patrona. Tras esta festividad, los amantes de la diversión pueden acudir a La Aldea de San Nicolás, donde el 11 de septiembre tiene lugar la multitudinaria Fiesta del Charco.

En ella, se revive la costumbre de los canarios de embarbascar, una técnica prehispánica de pesca que consistía en verter en el agua la savia de las tabaibas y los cardones con el fin de adormilar a los peces que habitaban en los charcos costeros. Por ello, los que acuden a esta festividad, también Bien de Interés Turístico, tienen que aguardar hasta las cinco de la tarde a que suene un cohete para poder adentrarse todos a la vez en el charco (con ropa incluida) y pescar los peces que en ella se encuentran. Las fiestas de la Aldea son todo un reclamo turístico y están envueltas en un halo de emoción que se hace palpable en la línea blanca trazada alrededor del charco, desde donde todos los asistentes han de esperar el momento de poder saltar al agua.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.