Canarias

Canarias activa medidas para la reapertura del negocio turístico

  • La compañía hotelera ha presentado un ERTE de suspensión del 50 % de empleo y salario
Las Palmas de Gran Canaria

El Cabildo de Gran Canaria invertirá en el sector turístico de la isla cerca de cinco millones de euros para reactivar el turismo tras la crisis sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus. El Cabildo de Gran Canaria que preside Antonio Morales (Nueva Canarias) ha valorado las medidas económicas aprobadas por la corporación insular, que aportan tres millones de euros a campañas para reactivar la imagen de la isla y un millón más para atraer eventos. La medida ha sido anunciada por el consejero de Turismo, Carlos Álamo (PSOE).

Estas partidas se sumarán al millón de euros reflejados en los presupuestos del Patronato de Turismo de Gran Canaria destinados a la conectividad y a la promoción turística. El Patronato de Turismo ha reforzado su trabajo a fin de minimizar los efectos negativos que ésta está provocando en el turismo". Gran Canaria está coordinando acciones con el Gobierno de Canarias, con los ayuntamientos de la isla y con la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT).

De otro, el cierre de los hoteles del RIU en Canarias y la suspensión de actividades en sus oficinas centrales por la pandemia de coronavirus han llevado a la compañía a presentar expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). 94 de sus 99 hoteles fuera de España también han cerrado o están preparando su clausura por la parón del negocio turístico en prácticamente todo el mundo y por las restricciones de movimientos dictadas por los estados para prevenir el COVID-19.

Un portavoz de la compañía ha explicado que sus hoteles de Canarias están cerrados y todos sus trabajadores afectados por los ERTE de cada establecimiento a excepción de un mínimo personal de dirección, jardinería, servicios técnicos y seguridad que siguen en sus puestos para mantener todo dispuesto para la reapertura.

En cuanto a los servicios centrales, la compañía hotelera ha presentado un ERTE de suspensión del 50 % de empleo y salario por el cese de la actividad y los ingresos por causa de fuerza mayor. La red internacional de Riu está radicada principalmente en zonas de turismo vacacional pero incluye también ocho hoteles urbanos. Tanto unos como otros se han visto afectados por la caída casi absoluta de la clientela y han cerrado ya sus puertas o están pendientes de hacerlo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.