Campus

Educación y empresa

El actual sistema educativo español "no está preparado" para responder a los retos de la globalización, denunciaba recientemente la CEOE, Confederación Española de Organizaciones Empresariales. Esta alerta que llega de mano de los empresarios a los centros universitarios y no universitarios trata de focalizar todos los esfuerzos en dar respuesta al proceso de cambio producido por la Cuarta Revolución Industrial. La CEOE analiza en un libro las causas de la brecha entre la formación y el empleo y habla de cinco déficits fundamentales: los resultados insustanciales, la ineficiencia del gasto educativo, la escasa correspondencia entre la formación recibida y los perfiles de empleo requeridos, la implicación política y las deficiencias de las leyes.

La educación se erige como un asunto de vital importancia y se plantean, en este sentido, numerosas mejoras. En cuanto al profesorado, se habla de un MIR educativo y de un sistema de incentivos, se aboga por una mayor presencia de las enseñanzas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), del emprendimiento y de la robótica y la implantación de un sistema organizado de evaluaciones. Sin embargo, el punto fuerte consiste en una mayor interacción entre los centros educativos y la empresa hasta tal punto que el empresario pueda participar en la definición de los grados y postgrados. Además, resulta imprescindible una mayor familiarización de la comunidad educativa con las tecnologías digitales y una mejor transición a empleo, todo ello definido en un marco común a través de un acuerdo social y político.

La CEOE desgrana muchos de los retos a los que se enfrentan los Centros de Estudios. Algunos ya trabajan para acercar la realidad profesional a las aulas, formar a los alumnos en TICs y garantizar su exitosa salida al mundo laboral.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin