Campus

La Universidad de Barcelona inviste doctores honoris causa el documentalista científico Eugene Garfield y el hispanista Paul Preston

Preston ha tenido numerosos contactos con profesores de las universidades españolas y catalanas, y concretamente de la Universidad de Barcelona.

Garfield ha sido pionero en considerar la citación como un elemento fundamental para evaluar la calidad de una publicación científica.

Eugene Garfield, figura clave en el estudio de la ciencia a través del análisis de las publicaciones científicas, y el historiador Paul Preston, considerado uno de los hispanistas más prestigiosos e influyentes del mundo, serán investidos doctores honoris causa por la Universidad de Barcelona el martes 14 de junio a las 12 horas en el Paraninfo del Edificio Histórico. Por parte de Eugene Garfield, que no asistirá al acto por motivos de salud pero hará llegar su discurso grabado en vídeo, actuarán como padrinos Cristóbal Urbano, profesor de la Facultad de Biblioteconomía y Documentación, y Ricard Guerrero, profesor emérito vinculado al Departamento de Patología y Terapéutica Experimental de la Facultad de Medicina. El catedrático del Departamento de Historia y Arqueología Joan Villarroya es el padrino de Paul Preston.

Eugene Garfield, una vida dedicada a mejorar el acceso a la información científica

A Eugene Garfield (Nueva York, EE.UU., 16 de septiembre de 1925), figura clave en el análisis de la información y la documentación científicas, se le reconoce internacionalmente por haber sido pionero en considerar la citación como un elemento fundamental para evaluar la calidad de una publicación científica. Graduado en Química por la Universidad de Columbia (1949), el interés de Garfield para la creación de herramientas que facilitaran la recuperación de información científica se inicia con su participación en el Proyecto Welch, que tenía por objetivo automatizar las tareas de indexación y de recuperación de la bibliografía médica sin la intervención de indexadores humanos. Durante su participación en este proyecto, Garfield desarrolló dos ideas fundamentales para mejorar el acceso a la información científica: los índices de sumarios, que permitían a los investigadores mantenerse al día en sus ámbitos de conocimiento, y los índices de citas , entendidos como una manera de organizar y evaluar la bibliografía científica.

Además de esta visión innovadora en la creación de herramientas para gestionar información, el espíritu emprendedor de Garfield le ha llevado a comercializar guías bibliográficas sobre diferentes disciplinas científicas, los todavía existentes current contentos. Paralelamente, y animado por Joshua Lederberg, premio Nobel de Medicina en 1958, trabajó en la creación de un índice de citas en el campo de la genética, una iniciativa que cristalizó en 1963 con la publicación del Science Citation Index, el primer índice de citas en este campo, que recogía 613 revistas y 1,4 millones de citaciones. Esta herramienta incluye información sobre el número de veces que se ha citado un artículo y en qué publicaciones se ha hecho, por lo que permite a los usuarios medir el impacto de cada artículo y localizar búsquedas relacionadas, siguiendo el rastro de las citas.

Posteriormente, aparecerían el Social Science Citation Index y Arts & Humanities Citation Index, todos ellos comercializados por el Instituto de Información Científica (ISI), otra iniciativa comercial de Garfield adquirida por Thomson Reuters en 1992. Garfield también establecer el factor de impacto de publicaciones (journal impact factor), un indicador bibliométrico que determina con qué frecuencia son citados los artículos publicados en una revista. Este indicador dio lugar a un ranking de revistas publicado bajo el título de Journal Citacion Report.

Los trabajos de Garfield también han facilitado el análisis de las relaciones entre autores, ideas y textos en los campos de la historia y la sociología de la ciencia. De aquí ha surgido la cienciometría como disciplina científica. Estas aportaciones a la gestión de la ciencia y la tecnología han sido clave para entender la evaluación de la investigación y la actual toma de decisiones en política científica.

Más recientemente, las ideas de Garfield también han encontrado aplicación en otros campos de la recuperación de la información, y algoritmos como el PageRank de Google utilizan el modelo teórico de los índices de citas para analizar los enlaces web entre páginas y ordenarlas por relevancia.

Garfield ha sido reconocido con numerosos premios y distinciones, por ejemplo, los otorgados por la Sociedad Americana de Ciencias de la Información, la Sociedad Americana de Química o la Sociedad para la Comunicación Técnica. Asimismo, es doctor honoris causa por la Universidad de Roma Tor Vergata y por la Universidad Carolina.

Paul Preston y el espíritu crítico

Paul Preston (Liverpool, Reino Unido, 1946) estudió en el Oriel College (Oxford) y en la Universidad de Reading. Fue profesor de Historia Moderna en el Queen Mary College (1975-1991) y, desde 1991, es catedrático de Historia Internacional en la Escuela de Economía de Londres (LSE), donde dirige el Centro Cañada Blanch de Estudios de la España Contemporánea. Además de su labor investigadora, Preston es reconocido por su espíritu crítico y por la defensa de las libertades.

Es autor de numerosas publicaciones, entre las que destacan Franco. «Caudillo de España», El holocausto español. Odio y exterminio durante la Guerra Civil y después, o La Guerra Civil española: reacciones, revolución y venganza. Preston siempre se ha interesado por los protagonistas de la historia, tal como se refleja en los libros Juan Carlos. El rey de un pueblo, o el zorro rojo: la vida de Santiago Carrillo. También se ha acercado a los personajes de manera colectiva como en las biografías que aparecen en los libros Las tres Españas del 36, Palomas de guerra o Idealistas bajo las balas. Igualmente, cabe mencionar sus trabajos The coming of the Spanish Civil War: reform, reaction and revolution in the Second Republic, 1931-36; Spain, the EEC and NATO; The Triumph of democracy in Spain; The politics of revenge. Fascism and the military in twentieth-century Spain, y Comrades! Portraits of the Spanish Civil War.

Es miembro de la Real Sociedad de Historia (RHS) desde 1982. En 1986, Juan Carlos I le concedió la encomienda de la Orden del Mérito Civil por sus servicios en España; es miembro de la Academia Británica desde 1994, y del Instituto de Estudios Internacionales de California desde 1996. También es miembro de la Academia Europea de Yuste desde 2006. En 2000, fue nombrado comendador de la Orden del Imperio Británico, y en 2007, caballero de la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica.

Preston tiene también fuertes lazos con Cataluña. Es miembro del Instituto de Estudios Catalanes desde el año 2008; en 2005, la Generalitat le otorgó el Premio Internacional Ramon Llull por sus contribuciones historiográficas sobre nuestro pasado. Asimismo, en 2006, fue distinguido con el Premio Ramon Trias Fargas por el libro Idealistas bajo las balas, y en 2011, ganó el Premio de Historia Santiago Sobrequés por El holocausto español. En el año 2012 le otorgaron el Premio Pompeu Fabra en la categoría de proyección y difusión de la lengua catalana. En 2015 fue nombrado doctor honoris causa, primero por la Universidad Rovira i Virgili y, posteriormente, por la Universidad de Valencia.

Preston ha tenido numerosos contactos con profesores de las universidades españolas y catalanas, y concretamente de la Universidad de Barcelona. Así, mantiene vínculos con profesores de la Universidad de Barcelona como Gabriel Cardona, Mary Nash, Pelai Pagès, Susanna Tavera, Andreu Mayayo y Antoni Segura. De hecho, el Centro de Estudios Históricos Internacionales de la UB, con la colaboración del Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación (CRAI), ha gestionado el traslado del importante fondo documental de Preston en el monasterio de Poblet, donde ha quedado depositado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin