Branded Content

El viaje de no retorno que se calcula en kW/h cada 100 kilómetros

  • Endesa Way X nace con el objetivo de ser un agente del cambio para la movilidad eléctrica
Madrid

En una ciudad cualquiera de España, una persona entra en un concesionario con la idea de adquirir un vehículo. Este usuario da un rodeo por el establecimiento y comienza a ver los diferentes modelos que oferta la marca. Acto seguido una vendedora se aproxima a este cliente, que mira con interés uno de esos modelos y le ofrece su ayuda para la compra. Este hombre comienza a preguntar las típicas dudas que tiene alguien que quiere adquirir un vehículo nuevo: "¿Qué prestaciones tiene? ¿Y extras?", dice mientras rodea el modelo y se calca sobre el capó para ver la suspensión.

Mientras, la vendedora le explica todas las ventajas de las que va a poder disfrutar adquiriendo dicho modelo: "Tiene ABS, dirección asistida, asientos con calefacción, techo solar, tracción delantera, control de crucero, airbag, radio con bluetooth y conexión a internet de serie…". El cliente, que fija todavía más su interés en el modelo, pregunta por los colores disponibles y si lo hay con cinco puertas, ya que tiene familia y necesita un vehículo amplio que cubra sus necesidades.

Tras el diálogo de las características llegan las preguntas clave: "¿Cuántos kW/h consume a los 100 kilómetros? ¿Qué autonomía tiene? ¿Qué tipo de batería y cargador trae? ¿Cuál es el tiempo de carga? ¿Qué potencia tiene el motor? ¿Cuál es el pico máximo de par? ¿Pierde ritmo a los 100? ¿El precio incluye la instalación del punto de recarga en casa?". Seguramente, a mucha gente le parecerán extrañas estas preguntas porque no aparece nada referido al consumo de combustible o la potencia del motor. Pero estas cuestiones van a ser las que se hagan las personas que compren vehículos en un futuro, casi presente, en el que la movilidad eléctrica será la que domine el parque móvil del país.

La directora general de Endesa X Way, la nueva división de Endesa exclusiva para desarrollar la movilidad eléctrica en España, Elena Bernárdez, explica que, en el caso de la micromovilidad y movilidad sobre dos ruedas "la penetración es mucho más elevada; en el caso del patinete, ya nació eléctrico y todas las motos que vemos en el carsharing son también eléctricas, e incluso dentro del parque particular también hay una gran penetración".

Equipo de Endesa X Way.

En el caso del parque móvil de los turismos particulares, Bernárdez explica que el nivel de penetración está "en torno al 8% al 9%, dependiendo del parámetro que se use". La experta asegura que son porcentajes que "no están mal" pero que "tenemos que coger un ritmo más elevado si queremos llegar a los objetivos que nos hemos marcado como país" y que marcan, también, desde Bruselas, con las cero emisiones netas para 2050.

Ante esta realidad, las empresas están trabajando para ser esa palanca que meta la quinta marcha para acelerar la movilidad eléctrica en el país. Empresas como Endesa, por ejemplo, han segregado su negocio de movilidad de otras áreas y han creado una marca exclusivamente para enfocarse en facilitar ese viaje hacia la transformación global de la movilidad para todos los usuarios y electrificar el transporte del país: Endesa X Way.

Uno de los grandes objetivos es precisamente que la infraestructura de recarga deje de ser una barrera de entrada y, de hecho, ya se han dado grandes pasos, como el propio plan de infraestructura de la filial de Endesa que cuenta con más de 3.000 puntos de recarga en nuestro país, para romper ese el círculo vicioso en el que la gente no opta por esta alternativa por falta de infraestructura de carga y las empresas no invertían en infraestructura por falta de demanda. Aún así, se sigue necesitando de inversión y mucha pedagogía.

Pero la recarga no es la única barrera de entrada por romper. Efectivamente, el coche eléctrico aún es más caro y menos cómodo a la hora de comprar. A la hora de hacer los análisis de compra del vehículo por parte del cliente, antes se valoraba si adquiríamos un diésel o un gasolina, la gente lo que hacía son números sobre el consumo dependiendo del tipo de combustible en relación al precio y veía lo que más le compensaba, unos criterios que están interiorizados y era mucho más fácil tomar la decisión ya que el vehículo a combustión tiene casi un siglo de vida.

Pero, como el protagonista de la historia inicial, en un futuro no tan lejano "tenemos que empezar a hablar de kW/h, que es algo que nadie tiene en una conversación del día a día", argumenta Bernárdez. A todo esto, hay que sumar los beneficios fiscales que tienen este tipo de vehículos, como es el caso de la exención del impuesto de matriculación o las ventajas con las que cuentan, como aparcar gratis en las zonas de aparcamiento regulado de algunas ciudades. "Este ejercicio muy poca gente lo hace, pero cuando lo hacen, van a ver que es más económico, pero es algo muy complejo", dice Elena Bernárdez.

En este aspecto, Endesa X Way se erige como un actor más del sector, facilitando que haya cada vez más infraestructuras de recarga disponibles, ya sean de uso público o particular con el objetivo de hacer que esto se normalice. Por ejemplo, el pasado mes de enero, se inauguró en la Ciudad de la Imagen, en Madrid, la mayor electrolinera de España, que permite recargar 46 vehículos eléctricos simultáneamente gracias a sus 20 puntos de recarga ultrarrápidos (150 kW) y 26 semirrápidos (22 kW). Este proyecto está "dentro de la pedagogía que tenemos que hacer para los usuarios dentro de la movilidad eléctrica", destaca Bernárdez. En la realidad de la movilidad eléctrica, las personas podrán cargar sus vehículos en cualquier centro comercial, en el cine, en un hospital, en los restaurantes y en su propia casa. "La mentalidad que hay que tener es la de aprovechar cuando el coche está parado para recargarlo y el reto es poner la infraestructura para que el cliente pueda recargar donde quiera, y no donde pueda".

Puntos de recarga de la electrolinera de Ciudad de la Imagen (Madrid).

En definitiva, este espacio es un escenario que se va a repetir, cada vez más, en las ciudades y a lo largo de la red de carreteras. Porque la movilidad eléctrica está aquí y no se irá "porque es muy necesaria para que esto cambie", asevera Elena Bernárdez, refiriéndose a la situación actual de crisis energética, climática y de dependencia energética.

Innovación en competición

Pero Endesa X Way, que cuenta con el respaldo a nivel global de Enel X Way, filial del grupo Enel,no trabaja solo para instalar y facilitar el acceso a la recarga. Esta marca tiene un fuerte compromiso con la innovación en diferentes vías. Por un lado, están apostando por el transporte marítimo y el fluvial que "es susceptible de ser electrificado", dice Bernárdez. La clave está en eliminar el diésel de los mares y los ríos, algo en lo que trabajan activamente, igual que con el transporte pesado, al que todavía le cuesta arrancar.

Por otro lado, las filiales de movilidad eléctrica han visto en las competiciones un nicho potente de innovación. Su patrocinio con la Fórmula E o la Moto E, entre otros, no se traduce solo en poner su logo, si no que va más allá: "nosotros queremos aprender a llevar la innovación de la infraestructura de recarga de la competición al público masivo". Por ese motivo, se han metido de lleno en elaborar la infraestructura necesaria para poder recargar esos vehículos de competición, hasta el punto que han conseguido aumentar las vueltas en los grandes premios de motociclismo eléctrico, "gracias a un cargador móvil con baterías que se enchufa a las motos tras la vuelta de reconocimiento, mientras están paradas en la línea de salida". Esta tecnología la quieren trasladar hasta el transporte individual para que se pueda usar, por ejemplo, en los servicios de asistencia en carretera o que se conviertan en las nuevas "pinzas" para la batería.

Por otro lado, la tercera vía de innovación que están llevando a cabo que tiene que ver con la integración del coche en la red eléctrica. "Tanto nosotros (Endesa X Way) como Endesa y Enel, vemos el vehículo eléctrico va a pasar a ser una parte integral del sistema eléctrico", asegura Bernárdez. En este sentido, los usuarios del coche eléctrico podrán gestionar la energía acumulada en las baterías de sus vehículos, decidir si la usan para moverse o elegir verterla a la red eléctrica a cambio de una compensación económica, lo que abarata todavía más los costes a la hora de cargarlo y, por ende, se optimiza el precio. La tecnología ya está. El mercado y la regulación, tienen que arrancar.

Pero la innovación, en general, no es solo aplicar y desarrollar nuevas tecnologías, sino que también está en la manera de hacer las cosas. "Tenemos que ser capaces de seguir creciendo como país, pero consumiendo menos energía y de manera eficiente", recalca Elena Bernárdez. La solución a esto pasa por esa integración del vehículo eléctrico en el sistema, al mismo tiempo que exista un agregador entre el coche eléctrico y el cliente final "que sea transparente" y que le haga la vida más fácil al usuario "sin que tenga que ser un experto del sistema eléctrico", agrega.

Pero, para que todo esto se lleve a cabo, las administraciones tienen que ponerse a trabajar en legislar de tal manera que se facilite la instalación de esos puntos de recarga y así universalizar el acceso al vehículo eléctrico y, en ese sentido, Endesa X Way siempre ha estado al lado de las administraciones para profundizar en el conocimiento de un mercado que hace unos años nadie se imaginaba. Por eso, los "cambios regulatorios y administrativos son fundamentales si queremos ir más rápido y poder cumplir los objetivos que tenemos marcados no solo como empresas, si no como país", afirma Bernárdez. "Lo que hay que hacer es seguir trabajando para ponerlo fácil y que nos acompañe la situación económica" ya que las familias tienen que tener la capacidad de poder adquirir estos vehículos. Todo esto son factores que afectarán a la penetración del vehículo eléctrico, pero, de lo que no me cabe ninguna duda, es que esto no se discute. Es un camino de no vuelta", afirma.

Tal y como iniciaba esta historia, en menos de lo que la gente se espera, estarán como el protagonista, en un concesionario preguntando sobre consumo en kW/h a los 100 y enchufando el coche mientras salen a cenar.

REALIZADO POR ECOBRANDS

Este contenido ha sido elaborado por EcoBrands, unidad de Branded Content de elEconomista.es para Endesa.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en Google+
Alfonso
A Favor
En Contra

Kw/h? Vaya paletos, volved a la universidad a aprender unidades.

Puntuación 6
#1
mec...mec...mec....
A Favor
En Contra

eso de los coches a pilas es una ocurrencia del siglo XIX actualizada, hidrogeno, señores...hidrogeno!!!!

Puntuación -1
#2
Pablo
A Favor
En Contra

Comienzo a leer. Leo kW/h. Dejo de leer

Puntuación 1
#3