Banca y finanzas

Embargo de cuentas bancarias: todo lo que necesitas saber

El embargo e incautación de las cuentas bancarias es una medida con la que el gran público está familiarizado, debido a que suele ser un elemento mencionado en los noticiarios, con motivo de un proceso judicial por algún tipo de delito económico de gran envergadura. Sin embargo, se trata de una medida más habitual de lo que cabe imaginar.

Hemos consultado a los expertos del comparador de productos bancarios Busconómico.com para conocer más a fondo en qué consisten estas confiscaciones.

¿Qué es el embargo de las cuentas bancarias?

Aunque habitualmente se hable del embargo de las cuentas bancarias, en realidad, lo que queda retenido es el saldo (o parte del mismo) que está presente en la cuenta en el momento en que tiene lugar el embargo.

Por otra parte, este tipo de incautación es una medida que puede tener lugar por iniciativa de la administración pública o como consecuencia de una decisión de los tribunales, adoptada durante un proceso judicial.

De acuerdo con el artículo 592.2 de la ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil, el orden de preferencia a la hora de realizar un embargo será el pactado entre deudor y acreedor o, en su defecto, el que venga determinado por su facilidad de enajenación. Como es de suponer, la confiscación de los saldos de la cuentas corrientes es, probablemente, el más fácil de ejecutar.

¿Cuándo tiene lugar la incautación de una cuenta?

La Administración Pública toma este tipo de medidas como consecuencia de la sucesión de una serie de impagos por parte del deudor, como pudieran ser los impuestos municipales, las multas de tráfico o cualesquiera otras obligaciones económicas para con los organismos públicos.

¿Cómo tiene lugar la confiscación?

Una vez se ha decretado el embargo, la entidad bancaria es notificada para que proceda al bloqueo del saldo correspondiente. Ahora bien, dicha entidad tiene la obligación de informar al titular de la cuenta de que se va a proceder al retención de la misma, indicando la cantidad embargada, así como una forma de contacto para obtener más información, en caso de tener alguna duda acerca de los motivos y los detalles del procedimiento.

¿Existen limitaciones en las cantidades que pueden ser embargadas en una cuenta corriente?

El origen de los fondos de una cuenta corriente es un criterio que afecta a la cantidad que puede ser objeto de embargo. Esto es debido a que la ley establece ciertos límites para garantizar la sostenibilidad personal y familiar a nivel económico.

De acuerdo con la legislación vigente, el salario mínimo interprofesional (SMI) es inembargable. Por lo tanto, la incautación de una cuenta sólo podrá afectar al saldo que exceda la cantidad correspondientes al SMI que esté vigente en ese momento.

No obstante, debe tenerse en cuenta que el SMI se concibe como la cantidad de dinero mínima para lograr un sustento mensual. Por ese motivo, pasado un mes de tiempo, todos los ingresos salariales o pensiones previos que aún permanezcan en la cuenta quedarán integrados en el saldo que puede ser objeto de embargo.

Por otra parte, aquellos salarios que superen el SMI podrán ser objeto de decomiso de acuerdo con lo establecido por el artículo 607 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, aplicándose unos determinados porcentajes en orden creciente.

¿Qué ocurre con las incautaciones de cuentas con titularidad múltiple?

En aquellas cuentas que dispongan de varios titulares, el embargo sólo puede afectar al saldo que corresponda al deudor sobre el que se ha ejecutado la orden de embargo. En el caso de que no se pudiera determinar con exactitud qué parte corresponde a cada titular, se presumirá que el saldo corresponde a cada uno de los titulares de forma equitativa. Se dividirá todo el saldo entre el número de titulares y se procederá a sustraer la parte correspondiente al deudor.

¿Puede un embargo dejar una cuenta corriente en números rojos?

En aquellas circunstancias en las que el saldo de una cuenta es insuficiente para liquidar la deuda con la Administración Pública, se sustraerá únicamente el saldo presente. Bajo ningún concepto se embargará el salario mínimo interprofesional, ni tampoco se retirará más dinero del que esté presente en la cuenta. En definitiva, el decomiso de una cuenta bancaria nunca puede dar lugar a un descubierto, lo que comúnmente se conoce como números rojos.

¿Cómo puedes evitar el embargo de una cuenta bancaria?

-Estar al día con tus obligaciones tributarias

El embargo de una cuenta corriente es una situación muy grave. La única manera de evitarlo es estar al día de todas las obligaciones fiscales y económicas que puedas tener para con la administración pública.

Esto implica pagar tus impuestos, multas, tasas y demás obligaciones económicas en el plazo establecido por la ley.

-Reducir el saldo de tu cuenta bancaria

Por otra parte, si temes que vas a ser objeto de una confiscación en tus cuentas corrientes, la medida de prevención más eficaz para retrasar el pago puede ser reducir los saldos de dichas cuentas para evitar o limitar el impacto de dicho embargo.

En cualquier caso, se trata de una medida de poco calado, dado que, tan pronto como se ingrese dinero en tu cuenta, el banco se encargará de inmovilizarlo como parte del proceso de embargo. Además, Hacienda puede tambien incautar otro tipo de bienes para saldar la deuda, y cuanto más se

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint