Banca y finanzas

CaixaBank integra el negocio de Extremadura en la Dirección Territorial de Castilla-La Mancha

Jaime Campos

El máximo responsable de la nueva Dirección Territorial, con sede en Toledo, continuará siendo Jaime Campos, que hasta el momento dirigía la Territorial de CaixaBank en Castilla-La Mancha.

La entidad ha anunciado, además, la creación de la Dirección Territorial de Andalucía que surge de la integración de las direcciones territoriales de Andalucía Oriental y Andalucía Occidental y Extremadura, teniendo en cuenta que el negocio de Extremadura pasa a depender de Castilla-La Mancha. Tras la reordenación territorial, el número total de Direcciones Territoriales de CaixaBank pasa de 14 a 13.

"La puesta en marcha de la Dirección Territorial de Castilla-La Mancha y Extremadura supone una importante responsabilidad para todo el equipo de CaixaBank que afrontamos con una enorme ilusión, ya que ampliamos nuestra base de clientes para continuar ofreciendo un servicio excelente", ha señalado Campos.

La Dirección Territorial de Castilla-La Mancha y Extremadura cuenta con más de 740.000 clientes y gestiona unos activos por valor de 22.600 millones de euros, mientras que la cuota de mercado en Castilla-La Mancha es del 23% y en Extremadura está por encima del 10% con un importante peso en empresas y en el sector agroalimentario a través de AgroBank, la línea de negocio de CaixaBank dirigida a la actividad agroalimentaria.

Además, la red de oficinas de CaixaBank en estas dos comunidades autónomas alcanza las 227 sucursales, de las cuales 89 son rurales y 138 urbanas (con 14 oficinas del modelo Store) a lo que se suma un parque de cajeros automáticos de última generación de 444.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.