Aragón

El 88% de las empresas se preocupan por la responsabilidad social y la sostenibilidad

Zaragoza

La responsabilidad social y la sostenibilidad se van abriendo paso en las empresas, creciendo el número de compañías que aborda estos temas. Sin embargo, todavía queda camino y barreras por superar para los directivos de Responsabilidad Social (dirse). El cambio de cultura, el reflejo del impacto de las acciones y la falta de presupuesto son algunas de ellas.

Son barreras en las que las que el tejido empresarial viene trabajando para superarlas, observándose que cada vez es más habitual que las compañías incorporen los temas de responsabilidad social y de sostenibilidad, además de crecer la presencia del director de Responsabilidad Social.

Los datos del II Estudio de la Función Dirse en la Empresa Española, realizado por la Asociación Española de Directivos de Responsabilidad Social (DIRSE), ponen de manifiesto un aumento del porcentaje de empresas que suelen tratar estos temas, alcanzando el 88%. Además, también se ha observado un incremento en la frecuencia de las reuniones, teniendo lugar como mínimo una vez al mes. Un dato que supone un importante avance porque en el anterior estudio -realizado hace cinco años-, pocas empresas reconocían tratar asuntos de responsabilidad social o sostenibilidad de forma periódica.

"La función de responsabilidad social es cada vez más importante de la empresa tanto a nivel formal -tiene más representación en los órganos de gobierno y más políticas formalizadas-, como a nivel de conocimiento y de extensión de la figura de este profesional", según ha indicado Miwi Clavera, directora general de DIRSE, momentos antes de comenzar la jornada de presentación de este estudio que ha tenido lugar en CEOE Aragón.

El estudio también pone de manifiesto una tendencia creciente a la profesionalización de esa función. En concreto, se ha duplicado el porcentaje de empresas que ha creado el puesto del dirse desde hace 10 o más años. "Al principio, cuando se creaban departamentos o estas áreas, se ponía a alguien de dentro de la propia compañía que pasaba a esta área o adquiría esta función. Ahora, vemos que los profesionales están contratados fuera de la empresa", y que tienen formación específica, siendo habitual el postgrado en responsabilidad social.

Una profesión que tiene, además, un claro componente femenino. "Curiosamente, vemos una tendencia a la feminización. Los dirse que tienen menos de diez años de antigüedad en la compañía, empiezan a ser mayoritariamente mujeres. Así que prevemos que, en un futuro, haya muchas mujeres", ocupándose de la responsabilidad social y la sostenibilidad de las empresas.

De hecho, el perfil medio del dirse es el de una mujer de entre 40 y 50 años, que tiene formación universitaria y un postgrado o master específico en este campo. Además, lleva diez años o más trabajando en la misma empresa. La retribución bruta anual llega hasta los 79.999 euros.

Un trabajo transversal

En la actualidad, las principales funciones del dirse se centran en elaborar las políticas de responsabilidad social de la compañía e integrarlas en las otras políticas de las empresas, ya que tienden a tener "planes estratégicos generales o una definición de misión, visión y de propósito". También deben acometer los planes específicos o proyectos de responsabilidad social.

Son funciones en las que el dirse tiene que trabajar de forma transversal con todas las áreas de la empresa "porque no vale que hagamos un proyecto en la comunidad muy bonito y luego se trate mal a los trabajadores. El dirse tiene que escuchar a todos los grupos de interés de la empresa".

Un camino que todavía no es del todo fácil. De hecho, el estudio -realizado entre 107 empresas, siendo la mayoría de ellas grandes compañías-, reflejan que hay algunas en el Ibex 35 que todavía no tienen la figura del dirse (o bien un perfil similar con otra denominación) y funciones establecidas, siendo más evidente esta situación en las pymes.

Sin embargo, en el caso de las pequeñas y medianas empresas, "puede que no sea conveniente tener un dirse. En algunos casos no hay un área de Recursos Humanos separada de Comunicación. Puede no tener sentido cargar otro cargo que no produce dinero" directamente. "Son temas que se tienen que plantear más a medio y largo plazo. Lo que suele funcionar es el apoyo en consultorías externas o con la figura el interim manager", aunque también se observa que cada vez más directivos o CEOs se están formando directamente para encargarse de estas funciones, lo que permite no cargar con más peso la estructura empresarial.

Barreras

A pesar de los avances que se reflejan en el estudio en relación a la responsabilidad social y la sostenibilidad, todavía existen muchas barreras que, poco a poco, se van superando. La primera de ellas es la incomprensión del dirse porque "no lo entienden ni dentro ni fuera de la empresa", lo que se debe también en gran parte a la poca concreción del concepto de responsabilidad social.

Dentro de las propias empresas, las barreras están relacionadas, sobre todo, con la cultura empresarial, que lleva a que los departamentos quieren unas funciones concretas, teniendo que "trabajar mucho y ser muy generoso para no ponerse la medalla" con el fin de favorecer que las acciones se lleven a cabo.

Además, el dirse tiene el problema de hacer ver el impacto de estas acciones en la cuenta de resultados de las empresas, sobre todo, en comparación con otros departamentos como los de Marketing en los que los resultados son medibles y más tangibles frente a los de la responsabilidad social, caracterizados por ser más etéreos e intangibles.

Y, por supuesto, también está la falta de presupuesto. Sólo el 9% de las empresas asignan un presupuesto a las actividades de responsabilidad social y sostenibilidad, estando muchas veces compartido con otras áreas. La cuantía se sitúa en muchos casos por debajo del millón de euros. Pese a ello, ha aumentado el número de empresas que establece formalmente el presupuesto para responsabilidad social y sostenibilidad (64%).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0