Aragón

Solo el 10% de los inversores en startups son mujeres

  • Perciben el sector como poco amigable y poco femenino
Imagen de Dreamstime
Zaragoza

Invertir en startups puede ser una opción interesante en función del perfil inversor y del patrimonio. Sin embargo, si se atiende a perspectiva de género, existe una importante brecha. Y es que el porcentaje de mujeres que invierte en startups tan apenas supone el 10% de los inversores. Pero, ¿por qué se produce esta situación?

Invertir en startups es una opción que muchas mujeres no tienen en cuenta. Esto se debe a diversos factores, siendo el principal el hecho de ser "percibido como un sector poco amigable, poco femenino, para determinados perfiles o mujeres", según ha explicado Amparo San José, directora de la red de inversores de IESE a elEconomista.es, quien ha participado en Cámara de Zaragoza en el ciclo de conferencias 'La economía que viene' con su ponencia 'La inversión ángel: retos para nuevos inversores' en la que ha analizado este tipo de inversores desde una perspectiva de género.

"Hay gente que confunde la inversión en startup con una especie de burbuja o de pelotazo"

Además, existen otros factores, ya que entran en juego "elementos de percepción del riesgo y hay gente que confunde la inversión en startup con una especie de burbuja o de pelotazo". Aparte, se observa también que esta falta de mujeres inversoras en startups deriva a su vez de la menor presencia femenina en el mundo del emprendimiento. "Es una limitación".

De acuerdo con el 'Informe Business Angels AEBAN 2017' realizado entre más de 600 mujeres de las que el 50% son inversores y 50% son directivas, también se observan otros factores, que además difieren entre las mujeres inversoras y las que no lo son.

En concreto, las mujeres inversoras consideran que las otras mujeres no invierten "porque no lo saben y no tienen conocimiento de la 'inversión angel', no tienen contacto con este mundo y tampoco tienen tiempo para hacerlo", considerando que sí invertirían si tuvieran ese conocimiento.

Sin embargo, las que no invertían consideraban que era principalmente por falta de tiempo y/o por estar en un momento profesional o personal que no era el idóneo para invertir. "Es una autopercepción" a lo que se suma "la falta de capacidad financiera para invertir. Viene de una percepción equivocada de lo que es la inversión".

Las mujeres que invierten tienen más proporción de startups lideradas por mujeres, aparte de estar más dispuestas a invertir en sectores como la salud

El perfil de la mujer inversora es "interesante", observándose algunas diferencias con el del hombre inversor. Por ejemplo, las mujeres que invierten tienen más proporción de startups lideradas por mujeres, aparte de estar más dispuestas a invertir en sectores como la salud porque "son más sensibles o son sectores de su especialidad profesional" que, por lo tanto, les resultan más conocidos.

Pero tanto inversores como inversoras tiene un factor común, aunque es más importante en ellas: la formación. "En general, las mujeres, antes de involucrarse en algo, tenemos más ansia por profundizar. Las mujeres perciben que necesitan formación y más control de lo que saben hacer", siendo así necesario acercarles la realidad en materia inversora.

En esta línea, se viene trabajando en IESE a través de jornadas y foros de presentación de startups en las que se dan las claves para realizar este tipo de inversores y se acerca estas empresas a las posibles inversoras.

Son eventos en los que también se explica cómo invertir, las principales cláusulas y como diseñar la estrategia de inversión de acuerdo a las capacidades financieras, articular la relación futura con el emprendedor o la salida de la rentabilidad, entre otros conceptos para lo que se sigue una metodología. Además, se pueden conocer casos de éxito de la mano de expertos que tienen varias inversiones exitosas. Todo ello se refuerza con más sensibilización y networking o acompañamiento.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum7

pedro
A Favor
En Contra

Pués hay que sacar una ley para que esto no suceda. o se reduce el número de inversores o se les hace un cambio de genero pare igualar la cosa.

Puntuación 5
#1
lmm
A Favor
En Contra

Pero de verdad se creen estas chorradas de brecha y de artículo ,no si la inversión se hace en función de sí es amigable o no y del color de la página y demás no te digo ,esto fuera de la extrema izquierda se explica con miles de experimentos y la antropología ,la tendencia al riesgo es mucho menor

Puntuación 4
#2
Incrédulo
A Favor
En Contra

¿ y de eso también tienen culpa los hombres?. Todo el santo día comparando datos de hombres y mujeres. Qué tedioso es este dichoso tema, por Dios.

Puntuación 3
#3
Usuario validado en elEconomista.es
BearcatF8
A Favor
En Contra

Pues habrá que limitar el número de hombres que invierten en Startup o que el Estado garantice una rentabilidad mínima a las mujeres inversoras. Hay que acabar con la brecha de género en todos los ámbitos de la vida y para esa lucha justa disponemos del concepto de discriminación positiva y de los presupuestos públicos alimentados vía impuestos. ¿No?

Puntuación 0
#4
Carmen
A Favor
En Contra

Donde no se quiere entrar voluntariamente (y no por ser poco femenino ni amigable, si acaso por miedo o simple desconocimiento) no hay discriminación, dejad de llorar hombres. Que os encanta el victimismo por el victimismo.

Puntuación -5
#5
Carmen
A Favor
En Contra

Una start Up es lo contrario a la mentalidad de seguridad que suelen buscar la mayoría de las mujeres. Quizás con el tiempo se descubra si es un rol social y modificable, o no.

Puntuación 0
#6
ODYSSÉOS 0.84
A Favor
En Contra

El empoderamiento femenino era esto. Paletos

Puntuación 0
#7