Aragón

La creación de empresas se sitúa en niveles mínimos tras caer un 44% en Aragón

Gráfico de Axesor
Zaragoza

La creación de empresas ha descendido en la comunidad aragonesa en el mes de noviembre un 44,1% en tasa interanual, mientras que en el acumulado del año esta caída ha sido del 5,2%. Una tendencia a la baja con la que la creación de empresas se sitúa en niveles mínimos desde el año 2010, sobre todo, en sectores como el del comercio, aunque en general se sigue observando un menor interés por emprender.

La creación de empresas no solo se está ralentizando, sino que está registrando descensos importantes tanto en la comunidad aragonesa como en el conjunto de España. Los datos facilitados por la agencia de rating Axesor correspondientes al mes de noviembre de 2018, reflejan esta tendencia a la baja, que sobre todo se explica por la caída de más del 20% en el sector comercial y el menor interés generalizado por emprender al constituirse el 0,6% menos de sociedades mercantiles.

El descenso en la creación de empresas es más acentuado en Aragón que en el conjunto de España en términos relativos. En el territorio nacional, se crearon 6.900 empresas en el mes de noviembre, lo que supone un descenso del 6,7%. Un porcentaje que en el caso de la comunidad aragonesa es del 44,1% al haberse constituido tan solo en el mes de noviembre 113 sociedades. Un descenso con el que Aragón se convierte, además, en la segunda comunidad autónoma dentro de España con una mayor caída, situándose únicamente por detrás de Navarra donde se ha producido un descenso del 46,6%.

La evolución de enero a noviembre tampoco ha sido favorable para la creación de empresas. Igualmente, esta caída es más acusada en Aragón que en el conjunto de España. En concreto, en la comunidad aragonesa se crearon de enero a noviembre de 2018 un total de 1.835 empresas, lo que representa un descenso del 5,2%. La caída en España es del 0,6% (87.358 sociedades mercantiles de enero a noviembre de 2018).

Dentro de Aragón, la evolución no ha sido igual en las tres provincias. La creación de empresas ha bajado en Zaragoza, Huesca y Teruel, aunque es precisamente en esta última donde mayor descenso se ha producido con una caída del 56,3% (se han creado solo siete empresas en noviembre) en tasa interanual, seguida de Zaragoza con un descenso del 47,5% (84 sociedades mercantiles constituidas).

Tras ellas, se sitúa Huesca en la que la disminución en el nivel de creación de empresas ha sido significativamente menor que en el resto de las dos provincias aragonesas, al registrarse en tasa interanual una caída del 15,4% (22 empresas creadas en noviembre). Además, en lo que va de año –de enero a noviembre-, Huesca es la única provincia aragonesa que arroja un saldo positivo y muestra una tendencia contraria al crecer la constitución de empresas el 10%.

En este mismo período, de enero a noviembre, en Teruel se ha producido un descenso del 1,4% en la creación de empresas en comparación con los once primeros meses de 2017, mientras que en Zaragoza la constitución de sociedades ha bajado el 8,6%.

Los datos facilitados por Axesor también aluden a los concursos de acreedores. En la comunidad aragonesa se han registrado un total de 11 procesos concursales en el mes de noviembre, cifra que se eleva a 105 en los 11 primeros meses del año. Esto supone un descenso de los concursos de acreedores en Aragón del 15,4% en noviembre en tasa interanual, mientras que crecen el 5% en comparación con el mismo período de enero a noviembre de 2017.

Aragón muestra una tendencia contraria a la del conjunto de España, donde los concursos de acreedores han crecido el 0,8% en el mes de noviembre en esta interanual, mientras han bajado el 2,4% de enero a noviembre en comparación con los 11 primeros meses de 2017.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.