Aragón

Adif licitará antes de final de año actuaciones por 65 millones en la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto

Zaragoza

Adif licitará antes de final de este año obras por valor de 65 millones de euros para avanzar en la ejecución de las diferentes actuaciones de mejora integral de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto. Esta inversión tendrá continuidad en los próximos años conforme a la programación establecida. En total, el plan de mejoras representará una inversión de 386,6 millones de euros.

Este anuncio ha sido realizado este martes durante una nueva reunión de la comisión de seguimiento del Plan Director del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, celebrada en Madrid, en cumplimiento del anuncio realizado por el ministro de Fomento el pasado 6 de octubre.

A la reunión han asistido, por parte de Adif, la presidenta, Isabel Pardo de Vera, el comisionado para el Corredor Mediterráneo, Vicent Boira, y diversos responsables técnicos de la compañía. Asimismo, han participado el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro; además de representantes de la Generalitat Valenciana, Renfe, la Autoridad Portuaria de Valencia, la Confederación Empresarial Valenciana, CEOE Aragón y la Asociación de Empresas Ferroviarias Privadas.

Durante la reunión, se han analizado las mejoras para el tráfico ferroviario que han representado las actuaciones llevadas a cabo hasta ahora, se ha informado de las previsiones de licitación y ejecución de las próximas obras previstas y se han analizado las perspectivas de crecimiento futuro y el aumento de las prestaciones en esta línea.

El Plan Director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto 2017-2022/2023 representa una inversión global de 386,6 millones de euros y tiene como objetivo mejorar de forma significativa el estado de la infraestructura actual para permitir seguir potenciando este tramo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, especialmente para el tráfico de mercancías, facilitando las conexiones ferroportuarias en este eje ferroviario estratégico de gran importancia al discurrir por territorios que representan el 21 por ciento del PIB del Estado.

Una vez completadas las actuaciones, este plan permitirá a la línea disponer de una mayor capacidad de tráficos, reducir de forma sustancial los tiempos de viaje tanto para los viajeros como para las mercancías, una mejor competitividad de los servicios de carga, un incremento de la velocidad máxima de circulación, un aumento de la eficiencia en el transporte, la incorporación de trenes eléctricos, mejores parámetros de seguridad, fiabilidad y confort, la reducción de las incidencias y convertirla en plenamente interoperable con los corredores Atlántico y Mediterráneo.

Renovación integral

Una de las actuaciones más relevantes que Adif licitará antes de final de año son las obras de renovación integral de infraestructura y vía para su adecuación al tráfico de mercancías, el tratamiento de diversos elementos de la plataforma ferroviaria y la actuación en cuatro terraplenes entre Caminreal y Zaragoza.

Estos proyectos permitirán dotar a la línea de una nueva superestructura de vía (carril, traviesas y balasto) de mayor solidez, robustez y durabilidad con el fin de optimizar sus parámetros geométricos y sus condiciones de seguridad, disponibilidad, eficacia y fiabilidad lo que contribuirá a incrementar la vida útil de las instalaciones, disminuir las necesidades de mantenimiento y reducir la probabilidad de incidencias que afecten al servicio.

También se actuará en la mejora del estado de terraplenes, trincheras y sistemas de drenaje para la eliminación de limitaciones temporales de velocidad (LTV) entre Caminreal y Zaragoza, lo que redundará en un aumento de la velocidad de los tráficos y la consiguiente reducción de los tiempos de viaje, que se estima en unos 12 minutos.

Adif ya está trabajando en la planificación para la ejecución de estas obras, definiendo el calendario más idóneo para reducir las afectaciones al tráfico de trenes, dada la necesidad de actuar en el ámbito de la infraestructura.

Apeaderos

Por otro lado, antes de finalizar el presente ejercicio está previsto adjudicar la primera fase del proyecto de adaptación de siete estaciones para la construcción de apartaderos de 750 metros y que contempla actuaciones en Estivella, Teruel, Ferreruela y Cariñena, así como licitar la segunda fase, que se llevará a cabo en Navajas, Barracas y La Puebla de Valverde.

Este proyecto, que supone una inversión estimada de casi 16,5 millones de euros, y que también incluye la adecuación de las instalaciones de seguridad y comunicaciones, mejorará de forma sustancial tanto la gestión del tráfico y la eficiencia en el transporte de mercancías al permitir a los diferentes operadores disponer de trenes de mayor longitud, lo que supondría que el equivalente a 40 camiones más pudieran ser transportados por un solo tren.

Durante la reunión de la comisión, Adif también ha informado de la situación de otros proyectos, entre los que destacan la electrificación de la línea tanto de catenaria como de subestaciones, que suman una inversión total superior a los 266 millones de euros, y de la adecuación de las instalaciones de seguridad y comunicaciones derivada de la electrificación así como de la implantación de nuevos sistemas de gestión de tráfico que representa un coste de casi 31,5 millones de euros. Estas actuaciones se encuentran actualmente en fase de redacción de los proyectos.

Balance positivo

En la reunión también se ha hecho un balance positivo de los resultados obtenidos con las primeras actuaciones ya finalizadas. Estas obras, que han representado una inversión aproximada de 16 millones de euros, han consistido en la supresión de 8 LTV, la instalación del sistema tren-tierra y la renovación de 11 estructuras para el aumento de la capacidad portante a 22,5 toneladas por eje.

Mediante estas actuaciones, se ha aumentado la disponibilidad de la infraestructura al permitir circulaciones las 24 horas y se han reducido los tiempos de viaje del orden de 3 horas para los tráficos de mercancías incrementando los surcos hasta casi 30 trenes semanales y de 23 minutos para los servicios de viajeros.

Además, se ha homogeneizado la carga máxima de las circulaciones de mercancías mejorando su competitividad ya que el aumento de la capacidad portante permite que un tren transporte un 12,5 por ciento más de carga.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin